EL PROBLEMA RELIGIOSO
...el único problema vital, el que más a la entraña nos llega (Unamuno)