UNIVERSIDAD DE SALAMANCA

a) Ciencia medieval
b) Universidad medieval
c) Universidad medieval de Salamanca
d) Universidad renacentista de Salamanca
e) Universidad contemporánea de Salamanca
f) Estructuras de la Universidad de Salamanca

_____________________________________________________

a) Ciencia medieval

La Edad Media fue hábil en introducir la cultura en todos los ámbitos de la vida, y mantenerla eterna en ellos en el transcurso de los siglos. En cualquier parte, los vestigios culturales de la época medieval son más numerosos que los de todas las demás épocas reunidas[1].

 

En efecto, ya desde el s. VI la nueva Europa cristiana había vivido una estupenda vitalidad artística e intelectual, fuertes crecimientos educativos, renacimientos de la cultura clásica, despertar teológico y resurgimiento de la ley, inicios literarios vernáculos...  y una fuerte explosión en la actividad artística y arquitectónica. La Iglesia la que desarrolló el principal papel intelectual[2], y sus escuelas parroquiales y monacales[3] fueron las auténticas artífices de esta explosión cultural.

 

La educación había descansado desde el s. VI en los párrocos y en los monjes. Aunque muy pronto, estas escuelas parroquiales y monacales vinieron a ser completadas en el s. IX-X por las escuelas catedralicias[4], organizadas por los obispos para forjar unos estudios más elevados para su clero secular.

 

Aunque el propósito principal de la escuela catedralicia fue educar a los sacerdotes para ser hombres de Dios más letrados, también atrajeron a otros individuos que deseaban contar con esta formación, aún sin querer ordenarse sacerdotes[5]. Muchos de los futuros universitarios y funcionarios del estado acabarían tomando los títulos propios catedralicios (los de canciller, preboste, decano…), que en su origen fueron utilizados por los funcionarios de los capítulos de la catedral[6].

 

b) Universidad medieval

La universidad, tal y como la conocemos hoy en día[7], como “universitas studium” con la capacidad de otorgar “licentia ubique docendi”, fue inventada por el papa Víctor III (1026-1088), que:

-como cardenal había forjado ya la idea en la Escuela de Salerno,
-como pontífice otorgó la primera bula completa universitaria a Bolonia-1088.

Tuvo la catalogación de “studium particulare”, y no ya el clásico eclesial “studium generale” que la Iglesia había mantenido abierto a los jóvenes e infancia, en monasterios y catequesis[8].

            Nos, Universitas magistrorum et Scolarium parisiensum, (dirá en París el papa Honorio III, al hacer unas donaciones de terrenos para la fundación de la universidad de París, y recordando que por derecho canónico él tenía potestad directa sobre todos los dominios civiles) … dispensamus licentia ubique terrarum et universae facultates: corpus, consortium, collegium, communio et societas[9].

Tuvo por función la universidad, pues, especializar para la docencia de la ciencia, y requería venir ya con capacidad e instrucción previa. Como corazón o alma universitaria, la formación impartida debía ser para todos igual: artística, liberal, legal, médica y filosófica, aparte de teológica.

 

Los cursos se daban en latín, y los maestros solían leer los libros de texto. No había exámenes en los cursos individuales (sino disputatio…), pero sí había que pasar un examen oral a final de grado, para obtener la titulación.

b.1) Primeras universidades

 

La universidad europea vio la luz con la Universidad de Bolonia-1088, Italia[10], centro de estudio del derecho romano (de corte justinianea) y cuyo primer rector, Irnerio, supo atraer a estudiantes de toda Europa (a seglares e individuos que necesitaban estudiar para desempeñar funciones en la administración civil).

 

En Francia, la Universidad de París-1110 se convirtió en la primera universidad prestigiosa. Sus primeros profesores, que habían recibido su licencia para enseñar en la Escuela catedralicia de Notre Dame, comenzaron a aceptar estudiantes extra por una paga.

 

La Universidad de Oxford-1168, en Inglaterra, se organizó según el modelo de la de París, y apareció mencionada por primera vez en 1208. Fue fundada en medio de la polémica, por un grupo de estudiantes ingleses expulsados de la Universidad de París en 1167[11]. Otra migración de académicos, de Oxford hacia Cambridge en 1209, condujo a la fundación de la Universidad de Cambridge-1209.

 

A finales de la Edad Media, el papa había concedido más de 80 bulas fundacionales de universidad por toda Europa, junto con alguna que otra fundación que algún monarca francés se había arrogado por sí mismo.

 

b.2) Primeros colegios universitarios

 

Surgieron también en el Colegio Mayor de Bolonia-1118, con la idea de proteger espiritualmente a los alumnos que estudiaban, y a los que se les consideró al mismo nivel que los ordenados de grado menor clerical.

 

Aunque el cuerpo docente también se organizó como grupo, el colegio estudiantil cobró mayor influencia, obteniendo:

 

-una promesa de libertad de movimientos,
-regulación del precio de los libros y de hospedaje,
-multas a los profesores que faltaban a clase o comenzaban tarde sus lecciones.

 

Otro gremio estudiantil, el del Colegio Mayor de París-1121, acabó degenerando en auténticos códigos universitarios, como el formulado por su rector Guillermo de Champeaux en 1122, en que se renovaba, de forma periódica, la integración de las diferenciaciones nacionales de:

 

-la honoranda natio Gallicana-Francia,
-la fidelissima natio Picarda-Holanda,
-la veneranda natio Normandiae-Normandía,

-la constantissima natio Anglicana-Inglaterra,
-la Alemaniae-Alemania
[12]

 

En el Colegio Mayor de Oxford y Colegio Mayor de Cambridge, la disputa entre grupos estudiantiles estuvo servida desde su fundación. En efecto, en el curso 1208-1209 dos escolares resultaron muertos por las revueltas entre estudiantes y habitantes de la ciudad. Oxford pidió la expulsión de los responsables, y más de 3.000 alumnos (según Mateo Paris) emigraron a la enemiga universidad cantabrigense. Aun así, Oxford se repondría en 1229, merced a la llegada de estudiantes parisinos (tras otra revuelta estudiantil), lo que hizo que en 1230 el papa en persona, Inocencio IV, tomara la universidad oxoniense bajo su propia tutela y protección.

c) Universidad medieval de Salamanca

Fue fundada por Alfonso IX en 1218[13], registró su legislación fundacional el 8 mayo 1254 en carta otorgada por el nuevo rey Alfonso X[14], y fue expedida en Roma-1255 por bula pontificia de Alejandro IV[15].

La regulación de estudios y vida académica de Salamanca fue obra exclusiva del papado durante sus primeros 300 años[16], y del monarca y su consejo (a través de los visitadores), a partir del s. XVI[17].

Las normativas medievales estuvieron conformadas de acuerdo con el derecho romano-justinianeo y las decretales canónicas pontificias. Y las disciplinas a impartir, orientadas según:

-la teología metafísica catedralicia,
-la medicina de Galeno e Hipócrates,
-la filosofía de Aristóteles,
-la geometría de Euclides,
-la astronomía de Ptolomeo,
-la colección de clásicos latinos y griegos
[18].

d) Universidad renacentista de Salamanca

En el s. XV la Universidad de Salamanca se abrió a las nuevas corrientes humanistas[19], abundando entre los alumnos los manuscritos científicos. A inicios del s. XVI algunos colegios[20] se vincularon desde sus aulas a las cátedras catedralicias de Filosofía Natural, Matemáticas y Astronomía.

Hacia mediados del s. XVI, la confluencia de alumnos a Derecho, Teología tomista, nueva Lógica y Lenguas clásicas… cristalizó en la llamada Escuela de Salamanca, liderada por Francisco de Vitoria, y con reflexiones sobre:

-la expansión europea, colonización y transculturación,
-la naturaleza del poder y de la justicia,
-los derechos individuales y estatales,
-la comunidad internacional y el derecho de gentes,
-los conflictos internacionales y guerra justa.

El carolino Plan de Estudios-1771 contribuyó a la introducción en la Universidad de Salamanca de nuevos enfoques y materias de estudio: Derecho nacional, Teología positiva, Aritmética, Geometría, Algebra, Física experimental… si bien tuvieron un éxito limitado.

En 1807 fue introducido en la universidad el plan-culminación de la política intervencionista de la monarquía española (extensivo a todas las universidades[21]). Por otra parte, el modelo organizativo de Salamanca se proyectó hacia las universidades hispanoamericanas, donde fue modélico y adaptado a las circunstancias concretas de cada universidad.

e) Universidad contemporánea de Salamanca

Las reformas liberales del s. XIX marcaron un antes y un después en la universidad salmantina. La Ley Moyano-1857[22] encuadró definitivamente a la universidad salmantina dentro del nuevo régimen liberal[23]:

-cediendo su papel hegemónico nacional a Madrid,
-reduciendo sus facultades a las de Derecho, Teología
[24], Filosofía, Letras, Medicina, Ciencias[25],
-auto-financiándose
[26] a sí misma en adelante, mediante las matrículas.

En 1943, y en el marco de una nueva ordenación política[27], la universidad quedó sometida a la rigidez administrativa y control político, recibiendo sólo algo de autonomía en 1970[28].

La democrática Ley Orgánica Universitaria-1983 ponía punto final a los modelos liberal decimonónico y dictatorial, siendo aprobados los estatutos de la universidad:

-por Real Decreto el 29 mayo 1985[29],
-por la Junta de Castilla-León en 2003
[30].

f) Estructuras de la Universidad de Salamanca

En cuanto al alumnado de la universidad, desde su fundación hasta finales del s. XIV la universidad contó con 500-600 estudiantes anuales. En 1500 hubo registrados más de 2.500 alumnos, y en 1580 se contabilizaron más de 6.500 matrículas. El prestigio de Salamanca, pues, atrajo una afluencia de estudiantes de todo el ámbito peninsular y europeo, en proporciones superiores a cualquier otra universidad normal.

A partir del s. XVII asistimos a un declive en la matrícula universitaria, que contará con unos 2.000 matriculados anuales hacia 1750. Y hacia el s. XIX surgirá el despegue poblacional estudiantil, contando en 1950 con 20.000 alumnos matriculados, y más de 30.000 en 1990, creándose nuevos campus universitarios tanto en la ciudad como fuera de ella.

En cuanto a la financiación de la universidad, del s. XIII al s. XIX las rentas universitarias se habían ido sufragando mediante concesiones pontificias[31] y algunas donaciones reales, aparte de lo acumulado de su importante patrimonio inmobiliario y mobiliario. 60 era el número de cátedras financiadas, temporales y vitalicias, y agrupadas en 5 facultades oficiales: Derecho, Teología, Medicina, Humanidades, Matemáticas.

Finalmente, la construcción en los ss. XV y XVI de los colegios universitarios, mayores y menores, permitió a la universidad disponer de un espacio propio para impartir sus clases, que sustituyó finalmente a las dependencias catedralicias y otros locales, alquilados o cedidos hasta entonces para este fin.

 

Manuel Arnaldos   
Mercabá, diócesis de Cartagena-Murcia    

más información
Diccionario Mercabá de Arqueología

Indice general de Enciclopedia Mercabá de Historia   

____________

[1] “Es imposible circular por Europa sin ver un campanario medieval. Es más, cualquier región europea no suele poseer ningún museo importante, y en cambio amontona riquezas en monasterios, literatura popular, arte parroquial rural, frescos románicos…. Así mismo, la afluencia de turistas es habitual en los edificios medievales. El Mont Saint Michel recibe más visitantes, por ejemplo, que el mismo Louvre de París. En todos los lugares se han ido creando clubes arqueológicos, talleres de restauración y excavación, sobre todo resto medieval” (cf. PERNOUD, R; Pour en finir avec le Moyen Age, ed. Seuil, París 1977. Traducido por Esteve Serra en ed. Olañeta, Palma de Mallorca 1999, p. 13).

[2] Leves conatos de intelectualidad también hubo en las cortes palaciegas, pues los altos cargos solían ser ejercidos por funcionarios eclesiásticos, y los príncipes también tenían que estar a la altura de la regencia cultural del reino.

[3] Como auténticos e impresionantes centros de studium para la juventud de los alrededores, en torno a la enseñanza del:

-trivium, formado por Gramática, Retórica y Dialéctica,
-quadrivium, formado por Aritmética, Geometría, Astronomía y Música.

           Con scriptorium para la elaboración de códices, bibliotecas con más de 600 códices por monasterio, miles de talleres de arquitectura, escultura, pintura… en los monasterios:

-de Italia, como el Monasterio de Vivarium-540,
-de Francia, como el Monasterio de Luxeuil-590,
-de Inglaterra, como el Monasterio de Canterbury-590,
-de Irlanda, como el Monasterio de Durham-610,
-así como el exuberante Monasterio de Corbie-660.

            Por no citar los de:

-la región renana, donde se habían instalado monasterios en Maguncia, Espira, Worms, Tréveris, Colonia, Toul, Verdun y Metz,
-la Selva Negra, donde surgieron monasterios en las zonas de Friburgo y Brisgovia.

           Hasta llegar a los monasterios carolingios del 800, cluniacenses del 900 y románicos del año 1000, que “sembraron Europa como un manto blanco” (como decía R. CRASER).

[4] Hacia el año 900 eran 20 las escuelas catedralicias contabilizadas en Europa, aunque su número se disparó hacia el año 1000, contabilizándose casi 300 por toda la geografía continental. Primigenias fueron las carolingias de Chartres, Reims, París, Laón, Soissons... aunque en cada sede episcopal hubo una escuela catedralicia.

[5] De aquí surgirá el futuro rango de universitario, de la mezcla de clérigos más no clérigos que cursaban unos mismos estudios universales.

[6] cf. portalplanetasedna.com.ar/universidad_medieval.htm.

[7] Con profesorado, estudiantes, grados académicos… y todo tipo de elementos de la Baja Edad Media. Derivada de la palabra universitas, que la Iglesia utilizó para significar a esta corporación o gremio, la Universidad hacía referencia al gremio de maestros y estudiantes, entre clérigos y laicos (cf. portalplanetasedna.com.ar/universidad_medieval.htm).

[8] cf. LLORCA, G; VILLOSLADA, R; LABOA, J.M; Historia de la Iglesia Católica,  Edad Media, vol. II, ed. BAC, Madrid 1996, pp. 759-832.

[9] cf. LLORCA, G; VILLOSLADA, R; LABOA, J.M., op.cit, p. 767.

[10] Con todos los respetos por la precedente Escuela de Medicina de Salerno-Sicilia:

-sucesora de la vieja Escuela de Traductores de Salerno, de origen oscuro pero encrucijada de las culturas griega, latina, africana y judía, obra del obispo ALFANO y del cartaginés CONSTANTINO (s. IX),
-de la cual tomará la idea definitiva el papa VICTOR III, pues en ella había sido su estudiante y rector durante muchos años, antes de tomar posesión en Roma.

[11] Según los informes de la universidad de París, estos alumnos (entre ellos el filósofo ADELARDO DE BATH, el teólogo ROBERTO PULLEYN, el jurista VACARIUS DE KENT…) no prosperaban gran cosa, hasta que vino un contingente enorme enviado por ENRIQUE II DE INGLATERRA, que hizo que se les expulsase a todos de la capital francesa.

[12] cf. Ibid., p. 774.

[13] De origen disputado es la fundación de la universidad, pues de 1157 a 1230 las dos noblezas de la corona, la leonesa y la castellana, habían estado funcionando independientemente, hasta la integración definitiva que hizo FERNANDO III DE CASTILLA en 1230.

En efecto, a su muerte en 1157, ALFONSO VII DE CASTILLA había entregado el reino a su hijo SANCHO III DE CASTILLA (1157-1158, y que tras su muerte repentina, delegó en su joven hijo ALFONSO VIII DE CASTILLA, 1158-1214, el héroe de las Navas). A su otro hijo, FERNANDO II DE LEON, (1157-1188), había entregado el condado-corona de León, que a su vez se lo transmitió a su hijo ALFONSO IX DE LEON (1188-1230) a modo honorífico, sin interferir en los devenires del reino castellano, y reducidos al propio ámbito de la nobleza leonesa.

FERNANDO III DE CASTILLA (1217-1252) volverá a insertar a León en la vida cotidiana de Castilla, al heredar el reino por parte de su madre BERENGUELA I DE CASTILLA (1214-1217, mujer de ENRIQUE I DE CASTILLA, al que enterró a los pocos días de reinar, y tras lo cual se casó ilegalmente con el noble Alfonso IX de León, de quien tuvo a Fernando), y de su padre ALFONSO IX DE LEON.

La universidad, si bien pidió la bula papal con ALFONSO IX DE LEON, ésta y los primeros pasos vinieron con FERNANDO III DE CASTILLA. Además, era la nobleza castellana la que estaba dando los pasos repobladores y fundacionales universitarios, en Palencia (señorío episcopal), Burgos (capital, sede real y episcopal) y Osma (sede episcopal).

[14] Por la que se establecían las normativas de organización y dotaciones financieras.

[15] Por la que:

-se confirmaba la fundación universitaria,
-se reconocía la validez universal de los grados por ella otorgados,
-se le concedía el privilegio de tener sello propio.

[16] Así, sus constituciones fueron obra del papa BENEDICTO XIII en 1411, retocadas en 1422 bajo el papado de MARTIN V. 

[17] De aquí vendrán los estatutos de 1538, 1551, 1561, 1594, 1604 y 1618.

[18] cf. campus.usal.es/web-usal/Universidad/Historia/Historia2.shtml.

[19] De las que el magisterio de NEBRIJA era un buen ejemplo.

[20] Como el Colegio Mayor de San Bartolomé.

[21] No obstante, la aplicación de dicho plan absolutista real tuvo que ser interrumpida por los comienzos de la Guerra de la Independencia.

[22] O Ley de Instrucción Pública.

[23] Después de un largo proceso de casi 50 años de proyectos y reformas, como las implantadas por el Plan Pidal-1845.

[24] Que sería suprimida definitivamente en 1868.

[25] Dejando de ser subvencionadas éstas dos últimas por los gobiernos estatales, desde 1869 hasta 1904, en que bajo el rectorado de MIGUEL DE UNAMUNO las subvenciones estatales volvieron a llegar. Esto provocó una búsqueda de relaciones locales y provinciales de la universidad.

[26] Pues la Desamortización de Mendizábal-1837 también había eliminado la posibilidad de dar el diezmo a las instituciones eclesiales, de donde recibía fondos la universidad.

[27] En su LOU, o Ley de Ordenación Universitaria, común para toda España.

[28] Con la Ley de VILLAR PALASI, o nuevo ordenamiento franquista, tras las movidas de los años de 1960.

[29] B.O.E. del 27 julio 1985, aunque incluirá ciertas reformas en el año 1988.

[30] Pues en enero de 2003 había sido aprobada una nueva Ley Orgánica Universitaria, con traspaso de competencias estatales a las autonomías españolas (BOCL del 3 febrero 2003).

[31] Por participar la universidad en el diezmo eclesiástico del obispado salmantino, y de las rentas obtenidas de la Abadía de Medina del Campo (las tercias).