PIEZAS DADAS

a) Dadaísmo
b) Escultura dadá
c) Principales piezas escultóricas dadás
___________________________________________

a) Dadaísmo

Nació en 1915 en Zurich, por parte de un numeroso grupo de poetas[1] que recitaban sus poesías y ensayaban gestos emblemáticos[2] en el Café Voltaire. Se trataba de cambiar las tipografías, y resaltar un resto que no dijese nada, a base de palabras sin sentido. Así conseguían creativamente embelesar a la gente, sin que les entendieran.

Se trata de un movimiento intercisciplinar confeccionado expresamente para no ser comprendido[3], entre otras cosas porque muchos de sus artistas participaron en la I Guerra Mundial y sufrieron el hambre, la orfandad y las enfermedades[4].

Tenía como objetivos:

-destruir las decepciones humanas[5],
-protestar contra todo el orden establecido
[6],
-recuperar el azar del orden natural
[7],
-eliminar la trascendencia del Arte
[8],
-promover todo lo irracional, absurdo y falto de sentido
[9].

Su término viene de Tzara, que en su Manifiesto dadá-1918 vino a explicar que dadá no significaba nada, pues “dadá es o todo o nada”. No obstante, ya en 1916 los dadaístas habían ojeado el diccionario y elegido al azar 2 palabras que empezaran con da[10]. Pues lo importante era el estado de ánimo, y a lo mucho el primer sonido de un niño que dice papá, como algo nuevo que parte desde cero.

Recibió influencia del:

-futurismo italiano, que defendía el progreso y la velocidad[11], así como sus nuevas tipografías[12] y el fotodinamismo,
-cubismo, del que se interesan por sus collages y facetación,
-constructivismo ruso, movimiento comunista que aplicaba la técnica del fotomontaje en base a distintas imágenes.

Ejerció influencia sobre muchos movimientos[13], tales como:

-el surrealismo, de André Bretón,
-el neodadaísmo, de Rauschenberg y Jasper Jones,
-el happening, de Fluxus,
-el conceptualismo, de Joseph Kosuth,
-el postmodernismo, de Bárbara Kruger,
-el apropiacionismo, de Cindy Sherman.

Su difusión vino sobre todo a través de sus escritos:

-Manifiesto dadá-1918, libro de Tzara en que se burla de los compendios de Arte,
-Dadá, Almanaque dadá, 391 y Camera Work, revistas en las que explican sus pretensiones.

Así como por una nueva forma de darse a conocer: creando escándalo:

-teatralizando todo tipo de obra ante el público[14],
-tocando instrumentos, cantando y bailando
[15],
-provocando a los políticos en sus exposiciones
[16].

         Hubo 3 tipos de dadaísmo:

-dadaísmo berlinés, donde destacó Heartfield y Hausmann,
-dadaísmo hannoveriano, donde destacó Schwitters,
-dadaísmo neoyorkino, donde destacó Ray, Prin y Duchamp.

b) Escultura dadá

Fue más cercana a un modo de vida que a un estilo escultórico. De hecho, se trata de una moda anárquica, que pone en entredicho:

-el objeto escultórico, burlándose de su utilidad a través del humor,
-el sujeto escultórico, ironizando sobre su papel en la sociedad.

Mantiene una actitud iconoclasta que afecta a todas las artes. Así, busca nuevas tipologías para la obra escultórica: los ready mades. Un ready made que viene a presentar como obra escultórica a un mero objeto industrial o de uso corriente. Sigue así, también, la estela de la escultura decorativa, haciendo de un objeto cotidiano un objeto estético.

De esta forma, para la escultura dadá es el escultor quien decide si su obra es una obra de arte o no. Pues lo importante de la escultura es la idea del escultor.

Se trata de una escultura del mal gusto, componiendo collages con objetos de desecho y de la basura. Pues lo que se busca es una reacción ante la pieza[17], que no genere indiferencia visual.

Utiliza una tipografía libre y sin reglas, sin signos de puntuación[18] y tratando de colocar casualmente los objetos e imágenes.

c) Principales piezas escultóricas dadás

Destaca la Rueda de bicicleta-1913[19] de Duchamp. Se trata de un ready made formado por un taburete de cocina (sensación de reposo) y una rueda de bicicleta (símbolo del movimiento), ambos colocados de forma indiferente y con la idea de no generar ningún tipo de reacción ni sentimiento. Reta así a una sociedad que se estaba acostumbrando a venerar las obras de arte, mediante un arte cinético[20] que desacralizaba la cultura y la figura del intelectual.

Destaca el Botellero de hierro-1914 de Duchamp, ready made “no interesante ni en la forma ni en nada, sino indiferente”. Eso sí, y como describió el propio Duchamp, realizado “para criticar devastadoramente a las obras de arte, y tratar de fetiche a todo objeto artístico”.

Destaca la Fuente-1917 de Duchamp, ready made que muestra un orinal de porcelana invertido, bajo la firma seudónima de R. M. Mutt[21]. Descontextualiza así el objeto presente: título, inversión de la forma, marca del urinario… La crítica fue feroz[22], y la pieza fue comprada por un crítico importante del momento para ponerla como ejemplo de arte absurdo, y acusar así a la vanguardia de estar convirtiéndose en academicista.

        Destaca el Merzbild I-1919 de Schwitters, ensamblaje dadaísta a base de basuras recogidas de la calle, con las que muestra su absoluto rechazo por la representación mimética. Muestra el retrato de un alienista-psiquiatra de forma conceptual, utilizando la técnica mixta sobre tela y varios objetos pegados sobre ella.

Destaca el Crítico de arte-1919 de Hausmann, donde convierte al crítico de arte en un ser idiota, vendido al nuevo burgués y cuyas críticas están al servicio del mejor postor. En efecto, coloca en el cerebro de un crítico de arte un zapato, un portaminas a forma de espada gigante en su mano, y un avión de papel bancario en la espalda.

Destaca el Tatlin en casa-1920 de Hausmann, hoy en el Museo Moderno de Estocolmo. Se trata de caricaturizar la sociedad contemporánea, representada por el arquitecto ruso Tatlin y su diseño arquitectónico para la III Internacional Socialista[23]. Aparece bajo el lema “el arte ha muerto, viva la máquina de Tatlin”, mostrando que a partir de ese momento la gente sólo tiene máquinas en la cabeza, ha perdido el sentido de la razón y sigue siendo igual de pobre que antes[24].

Destaca la Cabeza mecánica-1920 de Hausmann, donde reflexiona ácidamente sobre el falso rigor del racionalismo, que había llevado a la I Guerra Mundial y a la total despersonalización e imposición irracional de sistemas artificiales. Representa a un burgués sin atributos, rodeado de elementos que lo controlan y sin indicio alguno de que pueda pensar por sí mismo. Se trata de una talla en madera a la que incorpora objetos de medición: regla, cinta métrica, maquinaria de reloj... Tiene también un estuche abierto con artilugio con tipos de letras, como imagen del espíritu de nuestro tiempo.

Destaca la Plancha con clavos-1921 de Ray, donde se dota de nueva identidad al objeto cotidiano, y se le convierte en un objeto sin uso, de simple disfrute estético. Objeto llamado por Ray objeto sádico.

Destaca el Objeto indestructible[25]-1923 de Ray. Se trata de un ready made: un objeto encontrado que Ray modifica para destacar lo absurdo y trivial. En efecto, nos encontramos con metrónomo, marcador del compás, que es utilizado por Ray como burlesco sistema de precisión. Así, coloca un ojo (el de su amante Miller) en su aguja, apuntando a que alguien te está siempre controlando.

Destaca el Violín de Ingres-1924 de Ray. Se trata de una fotografía de su amante Kiki, retratada de espaldas y emulando a la Odalisca de Ingres (añadiéndole con tinta china las dos “f” de los violines). No trató de crear admiración ni excelencias técnicas, sino tratar de divertir, molestar y desconectar. Eso sí, al convertir el desnudo en un vuelo, invita a ser tocado[26].

Destaca el Merzbau de Hannover-1930 de Schwitters, su propia casa familiar, compuesta a base de cavernas con estalactitas[27]. En cada caverna se representa un pequeño homenaje a cada uno de sus amigos artistas, muchos de ellos pertenecientes al constructivismo ruso.

Destaca el Adolfo el superhombre traga oro y larga chatarra-1932 de Heartfield. Se trata de un cartel bromista respecto a lo hueco de los discursos de Hitler, pero que acabó en una crítica inaceptable que le valió el destierro de Berlín. Tras irse de Berlín hizo una reproducción del cartel y lo pegó por toda Alemania, pero produciendo el efecto contrario que buscaba: que Hitler fuese más conocido, y sus seguidores se posicionasen de forma más radical.

Destaca el Sombras-1932 de Hausmann, serie en la que hace un análisis a caballo entre el surrealismo y el dadaísmo. Se trata de fotomontajes que juegan con lo real e irreal, elaborados a través de fotografías académicas, con búsqueda de rigor en la técnica pero espacios poco comunes para ser objetivo fotográfico.

 

Manuel Arnaldos   
Mercabá, diócesis de Cartagena-Murcia    

más información
Diccionario Mercabá de Arqueología

Indice general de Enciclopedia Mercabá de Historia   

______________

[1] Tales como HUGO BALL, EMMY HENINGS, TRISTAN TZARA, HANS ARP, JEAN RICHTER…

[2] Como el de BALL en 1917, en que se viste con un traje cubista diseñado por MARCEL JANKO para leer su poema Karawane.

[3] Pues, como decía el crítico dadaísta HUELSENBECK, lo que se intenta es “que no se pueda, y tampoco se deba, entender al dadaísmo”.

[4] Como ya declaraba el propio ARP, uno de los componentes del grupo, y que venía a concluir que “asqueados por la carnicería de la guerra… nos dedicábamos a las Bellas Artes en Zurich, buscando un arte elemental que curara a los hombres de la locura, y un orden nuevo que restableciera el equilibrio entre el cielo y el infierno”.

[5] Como bien explicaba JANKO, que venía a decir que “estábamos fuera de sí, ante los sufrimientos y el envilecimiento de la humanidad… Así, no queríamos ser como los hombres, porque éstos estaban envilecidos”.

[6] Respondiendo, así, al absurdo de la guerra con un movimiento absurdo.

[7] Como explicaba RICHER, que decía que “el dadaísmo trata de destruir nuestra convencional manera de pensar, por el único camino del sí o no, en una radical supresión del dualismo fe-razón, materia-espíritu…”.

[8] En un intento por destruir el arte, al igual que Europa estaba destruida.

[9] A forma de protesta nihilista contra toda la cultura occidental.

[10] Como decía HUELSENBENCK, “para que sólo los imbéciles o los profesores españoles pudieran interesarse por los datos. Pues lo que a nosotros nos interesa es el espíritu dadaísta, y todos nosotros éramos dadaístas antes de la existencia de Dadá”.

[11] Conceptos que para los futuristas aludían a la libertad.

[12] Basadas en que se seleccionaba una palabra y se le daba una forma artística determinada.

[13] Lo cual es paradójico, teniendo en cuenta que el dadaísmo quería acabar con el arte.

[14] A forma de interactuar el artista dentro de su obra de arte.

[15] De hecho, a los dadaístas les importaba más el gesto y la provocación que la propia obra de arte.

[16] Como ocurrió en su I Exposición dadá de Berlín-1920, en que colgaron del techo un maniquí con una careta de cerdo y un uniforme alemán, provocando a las autoridades.

[17] Y no una sensación, lo que es inédito en el Arte.

[18] Porque sería una forma de ordenar el cuadro.

[19] Aunque la versión que se conserva es una réplica de 1964, pues la pieza original desapareció.

[20] Arte compuesto a base de esculturas estáticas pero dotadas de movimiento (que ya había inventado ALEXANDER CALDER en sus Móviles).

[21] Haciendo referencia a la empresa de urinarios Mott, y donde la R pudo aludir tanto a RICHARD como a Rich-Art.

[22] Lo que le hizo reafirmarse así mismo, pues “cuanto más dura es la crítica, más incentivado me siento”, no paraba de decir DUCHAMP.

[23] Como estructura arquitectónica en movimiento, con toda su maquinaria interior (que nunca llegó a realizarse).

[24] Pues el hombre que está al fondo de la escena se voltea los bolsillos vacíos.

[25] Aunque fue llamado inicialmente Objeto para ser destruido (lo que había hecho que unos gamberros lo destrozaran, y RAY tuviera que volver a hacerlo bajo el nombre Objeto indestructible).

[26] Pues KIKI era francesa, y en francés “el violín de Ingres” se traduce como “pasatiempo favorito”. En este caso, RAY deja claro que su pasatiempo favorito era Kiki.

[27] Idea que poco después le pidieron reproducir en Inglaterra, cuando tras los bombardeos de la II Guerra Mundial ésta quedó destruida al completo.