ILUSTRACION FRANCESA

a) Ilustración
b) Origen de la Ilustración francesa
c) Representantes de la Ilustración francesa

________________________________________________

a) Ilustración

            Del término inglés enlightenment-alumbramiento, traducido al francés lumieres-luces y al despectivo italiano illuminismo-iluminismo, la Ilustración consistió en un programa filosófico que buscó reformar, mediante la ciencia (en Inglaterra) y la razón (en Francia), la sociedad tradicional (en Inglaterra) y cristiana (en Francia).

            Habían sido precedentes de ruptura con el Antiguo Régimen[1]:

-el jansenismo francés, fundado por C. Jansen en 1638, en disputa con la jerarquía eclesial,
-el pietismo alemán, fundado por P. Spener en 1670, dada su gran difusión luterana,
-el metodismo inglés, fundado por J. Wesley en 1738, e impulsor de la independencia colonial en Norteamérica.

            Fueron factores que favorecieron el movimiento iluminista[2]:

-la alfabetización, que pasó en Europa del 30% al 47%, de 1690 a 1790,
-la universalización del francés, lengua hegemónica desde 1650,
-los medios de comunicación, desde el primigenio The Daily Courant-1702 hasta el Hamburg Correspondent-1730 y Le Journal des dames-1761.

            Entre sus motivaciones, los filósofos ilustrados buscaron[3]:

-crear élites intelectuales, separadas del pueblo[4] y las mujeres[5],
-la autonomía afectiva de los hijos, dentro del pro-individualismo inglés,
-eliminar las supersticiones del vulgo, dentro del anti-antiguo régimen francés,
-suplantar a la Iglesia en el poder temporal, dentro del anti-clericalismo francés.

            En relación a ese cuarto añadido “ilustrado” francés, y como acabó diciendo el propio filósofo Chesterton en su Ortodoxia-1908: “El pensamiento demasiado individualista y orgulloso acaba por idiotizar. Todo el que no deja que se ablande su corazón, tendrá que sufrir que se le reblandezca el cerebro”[6].

b) Origen de la Ilustración francesa

            El s. XVIII francés significó el eslabón decisivo entre la Ilustración inglesa del XVII y el resto de Ilustración europea del XIX. Fue posible gracias a que la sociedad francesa empezó a experimentar y gozar de 3 factores importantes de crecimiento:

-demográfico, pasando de los 14 a los 24 millones de habitantes en escasos 200 años,
-económico, pasando a convertirse en la 1ª potencia mundial,
-político, convirtiéndose en la cabeza visible de todos los movimientos internacionales
[7].

            Y empezó a mostrar ya un cierto desasosiego, a sentir la necesidad de cambios, a querer superar muchas situaciones caducas y dar nuevos cauces a nuevas instituciones. Es así como surgieron los exponentes y movimientos complejos de lo que hemos llamado Ilustración[8].

            Diversas causas colaboraron en la creación de este nuevo clima francés[9]:

-las guerras de religión, que habían provocado un enorme cansancio, a causa de convicciones religiosas personales,
-el caso Galileo, que podía llevar a obstaculizar nuevas tendencias políticas por una mentalidad religiosa
[10].

            Así, los nuevos filósofos empezaron a:

-buscar nuevos fundamentos filosóficos[11], como núcleo del cambio,
-prescindir de toda referencia clásica al respecto
[12],
-tachar a las creencias religiosas de supersticiosas e irracionales, o a lo sumo de referente moral
[13].

            Se trataba en el fondo, pues, de un rechazo:

-a toda sumisión al pasado,
-a toda aceptación de una verdad que escapase al crisol ilustrado,
-a toda actitud dogmática por encima de la razón ilustrada.

            Y de una búsqueda de[14]:

-una filosofía sin sueños metafísicos,
-una política amparada sólo en el derecho positivo, y nunca divino,
-una religión útil y moral, desembarazada de todo misterio e imposición
[15].

            La cuestión de una nueva sociedad francesa, sincrética con el resto de sociedades pro-francesas[16], llevó a una nueva mutación francesa: la de su vieja idea de superioridad, sustituida ahora por la idea de diferencia. Es decir, que todo dependía de los lugares, y lo único común debía ser la naturaleza.

            De ahí los últimos retoques de la nueva mentalidad francesa:

-el bien natural, independiente de toda revelación, divinidad, tradición[17],
-la moral natural, consistente en ajustar la conducta humana a la convivencia con el ecosistema
[18].

            Así, pues, mediante una mutación total, la nueva sociedad natural se verá libre de toda intolerancia, superstición, conflictividad, malestar. Y encontrará en su vuelta a la naturaleza su liberación y el verdadero camino hacia el futuro.

c) Representantes de la Ilustración francesa

            Julien Offray de Lamettrie (1709-1751) fue el fundador del Evolucionismo[19], y redujo al hombre a pura materia pensante, privada de alma[20]. Planteó en su Hombre planta-1745 que siempre se impone el mejor y más fuerte, explicando que la virtud puede darse igual con espíritu que sin espíritu.

            Denis Diderot (1713-1784) fue el fundador del Materialismo, y redujo a Dios a pura materia gravitatoria y auto-creadora de vida[21]. Planteó en su Enciclopedia-1752[22] que el pensamiento debe consistir en la herramienta para cambiar los sistemas de vida, siempre desde el escepticismo por todo concepto espiritual.

            Jean le Rond d’Alembert (1717-1783) fue el fundador del Iluminismo, y rechazó las ideas innatas y metafísicas, así como toda esencia absoluta de las cosas. Planteó en su Enciclopedia-1752[23] que los fenómenos naturales deben consistir en la herramienta para iluminar todo sistema de pensamiento, siempre desde el escepticismo por todo concepto extra-sensorial.

           Charles Louis de Montesquieu (1689-1755) fue el fundador de la Separación de Poderes[24], y compaginó para ello todo aspecto geográfico, social, político, económico y religioso. Planteó en su Espíritu de las leyes-1748 que para que exista ambiente de libertad en una sociedad:

-debe abolirse todo precepto impuesto desde las ideas o autoridad,
-debe evitarse la guerra, por medio de la tolerancia y relación de culturas.

            Jean Jacques Rousseau (1712-1778) fue el fundador del Sufragio Universal[25], e insistió en la idea de conciencia como juicio moral personal, innato y no necesitado de educación[26] ni presión externa[27]. Planteó en su Contrato Social-1762:

-erradicar el mal de la sociedad[28],
-introducir la idea de absoluto en el hombre,
-la entrega de voluntades enajenadas
[29], para construir entre todos el bien común.

            François Marie Voltaire (1694-1778) fue el fundador de la Constitucionalidad[30], y propuso la suplantación de Dios por el Estado moderno, y de la providencia cristiana por el progreso humano[31]. Planteó en su Tratado sobre la Tolerancia-1764:

-el horror a un gobierno de populacho, masa no pensante o canallas,
-eliminar todo sistema de clases sociales,
-la supresión
[32] o utilización política de la Iglesia[33].

            Nicolás de Condorcet (1743-1794) fue el fundador del Propagandismo ilustrado, y animó al entusiasmo por la revolución, y a la antipatía por el cristianismo. Planteó en su Bosquejo del espíritu humano-1782 que:

-la naturaleza ha concedido a todos los hombres la justicia, benevolencia, sensibilidad,
-hay que conocer y admirar al resto de sociedades
[34], salvo la cristiana[35].

 

Manuel Arnaldos   
Mercabá, diócesis de Cartagena-Murcia    

más información
Diccionario Mercabá de Arqueología

Indice general de Enciclopedia Mercabá de Historia   

______________

[1] cf. FLORISTAN, A (dir); Historia Moderna Universal, ed. Ariel, Barcelona 2009, p. 530.

[2] cf. FLORISTAN, A., op.cit., pp. 531-532.

[3] cf. Ibid, pp. 535-537.

[4] De hecho, la fundación de la Royal Society de Londres-1660 y resto de iniciativas inglesas fueron en esa dirección.

[5] De hecho, en la voz “ciudadano” de la Enciclopedia-1752 de DENIS DIDEROT y sus 130 ilustrados franceses, se afirmará que la mujer no tiene propiamente los derechos de un ciudadano.

[6] cf. CHESTERTON, G. K; Ortodoxia, en ARNALDOS, M; ¿Existe Dios?, ed. EJC, Molina de Segura 2001, p. 223.

[7] De hecho, no hay más que ver los viajes que los franceses habían empezado a hacer por todas partes, entre nuevos mundos… y con mayor pérdida de los propios valores. De ahí que JEAN DE LA BRUYERE se quejara en su Caracteres-1688 de que “algunos acaban de corromperse mediante largos viajes y pierden la poca religión que les queda, pues ven de un día a otro un nuevo culto, una nueva costumbre, una diversa ceremonia” (cf. HAZARD, P; La crisis de la conciencia europea, Madrid 1975, p. 11).

[8] O también Siglo de las luces, e incluso Enciclopedismo.

[9] cf. VILLOSLADA, R; LABOA, J. M; Historia de la Iglesia Católica.  Edad Moderna, ed. BAC, Madrid 1991, pp. 411-412.

[10] Y es que la autoridad de la Biblia fue siempre incuestionable, hasta en el más profundo Enciclopedismo.

[11] No ya tanto inspirados en la física y metafísica (sobre el mundo), sino en torno al hombre y su adaptación y relación con el ambiente.

[12] Como ya venía pregonando desde fuera el inglés FRANCIS BACON, que en su Enrique VII-1605 decía que “los hombres se han retrasado en el progreso científico a causa de su reverencia por la Antigüedad”.

[13] Es curioso observar como el Iluminismo francés quiso despojar al Cristianismo de todo su bagaje dogmático, autoridad y presencia pública, y por otro lado quería mantener su fe en Dios. Y es que desde fuera, hasta el mismo ilustrado inglés JOHN LOCKE no paraba de repetir en su Racionabilidad del cristianismo-1695 que “las obras de la naturaleza demuestran suficientemente la existencia de la divinidad”.

            E incluso desde dentro, el mismo JEAN JACQUES ROUSSEAU reconocía en su Emilio-1762 que “Sirvo a Dios con sencillez de corazón… Creo en todo lo conveniente a Dios, y creo que el culto esencial a Dios es el del corazón” (cf. ROUSSEAU, J. J; Emilio, ed. Oeuvres, París 1962, I, 4).

[14] cf. HAZARD, P; La crisis de la conciencia europea, Madrid 1975, p. 13.

[15] Como explicaba al respecto DENIS DIDEROT en su Pensamientos filosóficos-1746: “Todo lo que ha tenido un comienzo, tendrá también un fin, y el judaísmo y cristianismo tuvieron un comienzo bien conocido… Ahora bien, sólo existe una religión cuyo nacimiento no sea conocido: la religión natural. Es la que no acabará nunca, mientras las demás pasarán”.

            Como se ve, se trata de una copia literal de la religión natural fundada por el inglés ASHLEY SHAFTESBURY en su Mérito y Virtud-1699.

[16] Incluida la musulmana, pues ya HENRI DE BOULAINVILLIERS escribía en su Vida de Mahoma-1731 que “cada nación posee una sabiduría peculiar, y Mahoma es la figura de la sabiduría de los árabes”.

[17] Como ya había indicado por 1ª vez BARUC SPINOZA, al sugerir en su Etica geométrica-1661 que “no se puede distinguir por su vida a un cristiano de un pagano, de un turco, o de un chino, pues aunque éstos practiquen un ateísmo deliberado, son tan piadosos y virtuosos como los cristianos”.

[18] Como bien indicaba DENIS DIDEROT en su Viaje de Bougainville-1773, donde defendía que “es necesario librarse del yugo de la religión, de la soberbia rival, del desprecio de otros derechos… Vuelve, pues, a la naturaleza. Pues sólo la naturaleza te consolará, y sólo ella expulsará de tu corazón los temores que te dañan, las inquietudes que te dividen, los transportes que te agitan, los odios que te separan del hombre al que tú debes amar” (cf. DIDEROT, D; Viaje de Bougainville, ed. Oeuvres, París 1969, pp. 199 y ss).

[19] Copiando y extrapolando los descubrimientos del jesuita y misionero francés en el Canadá FRANÇOIS LAFITAU (1681-1743), que en su Descubrimientos del Nuevo Mundo-1718 había fundado la Teoría de la Evolución, en base a sus descubrimientos científicos de los iroqueses, el ginseng y la tartaria, cuyas desecaciones causaron conmoción en toda la ciencia europea. No obstante, LAFITAU defendió siempre la unidad psíquica del género humano, aun habiendo descubierto la inevitabilidad del progreso continuo de los humanos, hacia su perfeccionamiento.

            Muy tardío queda en el tiempo, pues, CHARLES ROBERT DARWIN (1808-1882), que cuando publicó su Origen de las especies-1859 habían transcurrido ya más de 150 años de Teoría de la Evolución.

[20] Lo que le valió todo tipo de críticas, encabezadas por el mismo FRANÇOIS MARIE VOLTAIRE, que decía de él que “existe un médico en Berlín que se llama LAMETTRIE, el más ateo y audaz de todas las facultades… y que es sin duda el peor médico de la tierra en la práctica de lo profesional” (cf. CONARD, P; Memorias de la vida de Voltaire, Paris 1914, p. 37).

[21] Famosa fue su exclamación, en su Interpretación de la Naturaleza-1754: “Oh Dios, no sé si existes… No pido nada en este mundo, porque el curso de los sucesos está determinado por su misma necesidad (si no existes) o por un decreto tuyo (si existes)… Estoy aquí tal como soy, como una parte necesariamente organizada de la materia eterna” (cf. DIDEROT, D; Interpretación de la naturaleza, La Haya 1754, pref).

[22] Obra fundamental dentro de la Ilustración francesa, donde:

-DIDEROT se encargó de los artículos de letras,
-D’ALEMBERT se encargó de los artículos de ciencias,
-VOLTAIRE se encargó de los artículos de historia,
-ROUSSEAU se encargó de los artículos de música,
-TURGOT y QUESNAY se encargaron de los artículos de economía,
-BUFFON y D’HOLBACH se encargaron de los artículos de ciencias naturales.

            (cf. FLORISTAN, A (dir); Historia Moderna Universal, ed. Ariel, Barcelona 2009, p. 538).

[23] Obra fundamental dentro de la Ilustración francesa, donde él se encargó de la parte de ciencias, y su colega DENIS DIDEROT de la parte de letras.

[24] Separación de poderes operante ya desde hacía 500 años en el Parlamento inglés, desde aquella Carta Magna-1215 de JUAN I SIN TIERRA (1199-1216), que perdió Normandía-1204 a manos del rey de Francia y tuvo que nombrar 25 varones consejeros del reino (Parlamento inglés) para intentar recuperarla, y obtener el dinero para ello (a costa de limitar y “dividir” sus poderes).

[25] Sufragio universal, o democracia, inventada ya por Pericles de Atenas (495 a.C-429 a.C) en la Grecia Clásica, 2.200 años antes que JEAN JACQUES ROUSSEAU la propusiese para su Estado ilustrado.

[26] Como ya advierte en su Emilio-1762, donde dice que “los verdaderos deberes de la religión son independientes de las instituciones humanas, pues un corazón justo es el verdadero templo de la divinidad” (cf. ROUSSEAU, J. J; Emilio, París 1762, I, 4).

[27] Aunque reconoció que “esa voz interior se encuentra íntimamente relacionada con Dios, a quien se le intuye y se le escucha en la espontaneidad humana” (cf. RAVIER, A; La educación del hombre nuevo. Ensayo sobre el Emilio de Rousseau, Lyon 1941, pp. 329).

[28] Encarnado en los propios enciclopedistas, intelectuales, científicos, racionalistas… con todos los cuales rompió relaciones ROUSSEAU (ganándose el título de traidor de la Ilustración).

[29] Por decisión propia de cada hombre, sin renunciar luego a seguir ejecutando sus ideas.

[30] Constitución legal retomada ahora, pero inventada ya por Hammurabi en la Babilonia del 1.790 a.C, 3.500 años antes que FRANÇOIS MARIE VOLTAIRE la propusiese para su Estado ilustrado.

[31] En ambos casos en un intento de:

-conceder importancia a individuos seleccionados, como motores de la historia, en detrimento del papel jugado por los pueblos,
-hallar una idea dominante de la época, que acelerara los procesos secularizadores.

            (cf. FERNANDEZ, G; “Historiografía en la Francia del s. XVIII”, en Arbil, CXXVI).

[32] Ya que representa y mantiene el entramado del Antiguo Régimen, ahora no tolerado.

[33] Ya que, según escribe en su Diccionario filosófico-1764:

-“Newton ha demostrado la existencia necesaria de un Ser absoluto,
-la creencia de los monarcas en Dios evita su tiranía y favorece la convivencia social”.

            (cf. MORNET, D; Los orígenes intelectuales de la Revolución francesa, París 1967, p. 87).

[34] En espacial la americana y la china.

[35] Por ser ésta supersticiosa y fanática, y no confiar en el futuro.