II REPÚBLICA ESPAÑOLA

a) Caída de Alfonso XIII
b) Proclamación de la II República
c) Constitución de la II República
d) Reforma agraria de la II República
e) Reformas regionales de la II República

f) Revueltas anti-republicanas

g) Victoria electoral de la CEDA
h) Victoria electoral del Frente Popular
i) Persecución religiosa del Frente Popular

j) Sublevación del ejército republicano
k) Personajes de la II República

______________________________________________________

a) Caída de Alfonso XIII

            Fue fruto del desgaste, sistemático por parte de los intelectuales de izquierdas, y a través de una revolución auténtica, tanto horizontal como vertical. Una revolución de izquierdas que fue metiendo a la clase media y obrera dentro de su cuadro de operaciones[1].

            En efecto, tras la muerte de Primo de Rivera en marzo de 1930, la intelectualidad comenzó a reunirse en el Ateneo de Madrid[2] para filosofar y elaborar poesías[3], tratando asuntos tan variopintos como la caída de Dios[4]. Pero pronto añadieron a sus temáticas el resquebrajamiento de la monarquía y su táctica a seguir ante las elecciones generales prometidas por Alfonso XIII. Además de someter a votación la existencia de Dios[5], se volcaron en una futurible victoria electoral republicana[6].

            En cuanto a la juventud, en la universidad se sucedían las peleas entre la FUE[7] y los estudiantes católicos[8], con palos, bofetadas y carreras. Los chicos de San Carlos volcaban tranvías y arremetían contra la guardia civil[9], sucediéndose los muertos, camillas llenas de heridos, bullicio en las calles adyacentes.

            En las calles también hubo disturbios entre la Juventud Socialista[10] y la Juventud Monárquica[11], los primeros lanzando gritos a la república con la bandera tricolor, y los segundos lanzando gritos al rey. La guardia tenía entonces que acordonar la zona, con caballos de seguridad.

            En los rebosantes cines se lanzaban indirectas en público contra la monarquía, invitándola a hacer las maletas cuanto antes.

            En las procesiones religiosas se tiraban piedras contra el Santo Sacramento, momento en que los obrerillos despechugados se les unieron y empezaron a cargar contra la Iglesia.

            Con la victoria electoral republicana, comenzó la desbandada ciudadana. La gente empezó a no pagar en los tranvías y cafés, a vomitar la borrachera en las esquinas, a desarrollar un sexo turbio en los apretones de la calle, a parodiar al Cristo de Medinaceli con largas pelucas en la cabeza. Las banderas tricolores comenzaron a ondear por todas partes, y los propios guardias de palacio a levantar las botas de vino en confraternidad con el pueblo.

a.1) Dictablanda de Berenguer

            Supuso una etapa breve de gobierno, y partió de dos puntos de vista muy distintos:

-el del general Mola[12], para el que se trataba de partir de cero, y de ahí la convocatoria de elecciones normales,
-el del resto, para el que sí había pasado algo antes de Berenguer
[13], y había que convocar elecciones para nada normales[14].

            Berenguer se encontró con varios problemas, tales como:

-no existir un censo electoral en España[15],
-no tener dinero para proseguir las reformas económicas de Primo de Rivera
[16],
-la moda política de declararse no monárquicos
[17],
-la falsa confianza de los monárquicos, de sentirse tranquilos.

a.2) Sucesos de 1930

            Multiplicaron los pactos y reuniones secretas, sobre todo por parte de unos opuestos al régimen que empiezan a ocupar las cátedras de la Academia de Jurisprudencia[18] y del Ateneo[19].

            Así, en el Pacto de San Sebastián-1930 los principales líderes españoles[20] deciden llevar al Parlamento español un planteamiento de:

-una autonomía general, sin ninguna autonomía gozando de privilegios respecto a otra[21],
-un gobierno provisional republicano, que fuese dando paso tranquilo a una república respetable.

            Las reacciones al Pacto de San Sebastián no se hicieron esperar, en forma de sublevación militar a favor de la República por parte de los militares Queipo de Llano[22], Ramón Franco[23] y Miguel Cabanellas[24]… así como de la Sublevación militar de Jaca-1930[25].

a.3) Sucesos de 1931

            Precipitaron el calendario electoral. Pues Berenguer publicó su deseo expreso de que las elecciones fuesen transitorias y para nada constitucionales[26], y esto chocó en bloque con los socialistas y republicanos[27], la derecha catalana de Cambó y los liberales moderados de Zamora. Berenguer se vió forzado a presentar su dimisión, y Alfonso XIII elige como sucesor a Sánchez Guerra.

            Sánchez Guerra tomó como 1ª medida ir a visitar a los presos de Jaca, para intentar convencer a los sublevados y poder integrarlos en su gobierno. Estos rechazan la invitación, y ante el fracaso de su implicación personal en los procesos, Sánchez Guerra presenta su dimisión.

            Alfonso XIII decide entonces formar un gobierno de concentración, al frente de Juan Bautista Aznar. Se trató de un militar y político astuto, que nombró a José María Hoyos para cambiar el calendario electoral[28], y al general Burguete  para llevar a cabo el consejo de guerra a los sublevados de Jaca[29].

            En la campaña electoral hubo muchos lugares donde se presentaron candidaturas sin oposición[30]. Los republicanos concentraron sus esfuerzos en las ciudades, mientras los mauristas y conservadores decidieron unir candidaturas y pedir al rey y la reina que dieran la cara en público[31].

            Los resultados municipales del 12 abril arrojaron un ambiguo veredicto:

-triunfo monárquico, con 30.000 concejales frente a 8.000, sobre todo en lugares rurales, sin oposición y con caciqueo,
-triunfo republicano, en todos los centros donde hubo pugna de candidaturas, así como en todas las capitales menos Cádiz.

            El día 13 abril hubo una revuelta y un muerto en Recoletos, y empieza a llenarse la Puerta del Sol. Se celebra una reunión extraordinaria del consejo de ministros, y se acuerda no contar sus análisis al rey.

            El día 14 abril llegan noticias a Madrid de la proclamación de la República en varias capitales españolas, y presiones para que el rey salga de España. Alfonso XIII ordena desalojar la Puerta del Sol, a lo que:

-el ministro Mariano Marfil se niega, tanto a utilizar el ejército como a responsabilizarse del desalojo,
-el general Sanjurjo se ofrece, como jefe de la Guardia Civil que lleva a cabo la operación
[32].

            Pero Romanones se había adelantado a todos, negociando por su cuenta el traspaso de poderes a Alcalá Zamora. En ese plan, Alfonso XIII abandona en secreto España[33], y las banderas republicanas empiezan a ondear en las sedes del gobierno.

            El cambio de régimen fue pacífico y tenso, pues la monarquía había decidido descomponerse por sí misma, y el aparato que gobernaba había salido fortalecido las elecciones. Pero fue un cambio ilegal, pues:

-no había habido victoria del Partido republicano,
-todavía no habían sido proclamadas elecciones generales.

b) Proclamación de la II República

            Fue proclamada anómalamente el 14 abril 1931, al instaurar un régimen democrático parlamentario en España allí donde antes había una monarquía semi-totalitaria. Surgió en una coyuntura complicada:

-por la crisis económica de 1929[34],
-por la debilidad que atravesaba la democracia liberal.

            Fue la 1ª experiencia de vida política democrática total en España[35], por contar con el sufragio universal, la total implicación ciudadana en las elecciones y el acceso de las masas al poder[36]. Supo suceder al fracaso de una dictadura, y a unas elecciones no ganadas por los republicanos. Así como siempre experimentó la victoria de la oposición en todas las consultas electorales.

            No obstante, contó siempre con una política viciada desde arriba, ajena a la voluntad popular. Aparte de cometer el grave error de tratar de:

-identificar su régimen con la ideología laica y de izquierdas,
-no plantearse la forma de gobierno, sino el contenido de la forma de gobierno,
-tener en cuenta sólo a los republicanos, no respetando al contrario,
-politizar en extremo la vida de los españoles,
-no permitir desenvolverse a los sectores mayoritarios de la sociedad.

            Abrió paso al radicalismo republicano, patente en:

-la expulsión de los obispos Segura y Múgica, al recordar en sus homilías a Alfonso XIII[37],
-la quema de conventos de mayo 1931, donde las autoridades que quedan pasivas, y el ministro de guerra reacciona calamitosamente
[38].

            Fue rubricada en las elecciones generales del 28 junio 1931, donde se produce:

-una gran victoria de los socialistas y republicanos[39],
-el hundimiento del Partido republicano conservador de Alcalá Zamora,
-el mantenimiento de los fraccionados partidos de derechas
[40].

            A lo que siguió el espejismo republicano de creer que España ya era laica. Pues los republicanos habían predicado la laicidad en sus campañas electorales, y efectivamente la monarquía y partidos de derechas se habían desintegrado. Lo que llevó al error republicano de cambiar censo y proceso electoral[41], con la idea de otorgar todo el poder al partido más votado[42].

b.1) Consecuencias inmediatas

            Supuso un hervidero ciudadano[43], que se iba concentrando diariamente en la Puerta del Sol, e iba plantando banderas tricolores en los estancos, así como banderas rojas en los edificios públicos. A través de los coches iban amenazando con el puño cerrado, y tirando panfletos de obscenidades sexuales y antireligiosas[44]. Así, pronto comenzó a cambiar radicalmente el ambiente de Madrid[45], a llenarse de polvo y espíritu bárbaro, odio y nervios, y a ver aparecer en escena caras y personas que antes no lo hacían: los obreros.

            Unos obreros que carecían de patria propia, que hubiesen apoyado a Napoleón si les hubiese ingresado 3 pesetas más en su sueldo, que maldecían la España oficial y que en el centro de reclutamiento del Guadarrama recibían ofertas, cargos y sueldo.

            Los nuevos inquilinos de la ciudad pronto comenzaron la quema de conventos[46], ante la sonrisa de los guardias de seguridad y espectáculo del populacho[47]. Fue el caso de la iglesia de los jesuitas, incendiada por 4 chiquillos ante la pasividad  del oficial de seguridad, que aseguraba poseer órdenes de no hacer nada contra el pueblo[48]. Eso sí, pronto acudió la policia con órdenes de detención contra los que habían disparado contra el pueblo desde la sede de ABC.

            La cultura rusa comenzó a ponerse de moda, y empezaron a venderse los libros de Andreiev, Dostoievski, Tolstoi… y todos los de Marx, a forma de folletos y revistas y hasta el pueblo más abandonado. En los teatros comenzó a satirizarse la vieja cultura[49], los fascios europeos[50] y la vida de los jesuitas[51], los intelectuales adquirieron rango y categoría social, y los trenes empezaron a venir repletos de rusos rubios de la Izvestia y Pravda.

            En cuanto a la Cámara de diputados, éstos representaban su función en la sesión ordinaria[52], y después se iban a cenar con el mayor de los afectos. Tuvo momentos difíciles como el Estatuto de Cataluña, y vió cómo las tribunas del público aprobaban las grandes oratorias, pero ignoraban sus auténticos planes.

            Fue el momento del exilio aristocrático a Francia, estableciéndose en torno a Guetaria, San Juan de Luz, Biarritz y Bayona. Allí mataban los nobles el tiempo con juegos y aperitivos, fingiendo catásfrofes sin parar, burlándose de los nuevos inquilinos de palacio[53], viajando a Fontainebleau y esperando que pronto acabara la “nicetada” y se restableciese la monarquía.

            También fue el momento del nacimiento de las JONS[54], como falange[55] radical fundada por Primo de Rivera para oponerse al comunismo. Se trató de un movimiento juvenil no demasiado literario pero sí valeroso, que poco a poco empezó a ingresar enemigos de Azaña de todas las tendencias[56], con la idea de resistir y no dejar que el marxista acabara con España. Extendió la costumbre de visitar a los presos políticos de la cárcel, y empezó a reclutar y dispensar armamento dentro de las clausuras monacales[57].

b.2) Sucesos de Mayo de 1931

            Nada más proclamarse la II República, los grupos radicales de izquierdas comenzaron a radicalizar la política en el Ateneo de Madrid, a finales del mes de abril. Ante su propuesta de huelga general, el gobierno republicano decidió no actuar.

            Los grupos monárquicos decidieron entonces reunirse en la Gran Vía de Madrid, al sonido de marchas militares que salían por los altavoces. Incluso empezaron a surgir rumores sobre un golpe de estado contra la República.

            La revolución estaba servida, y estalló con el asalto de izquierdistas a la Iglesia de los jesuitas de Madrid, a los que acusaban de monárquicos. Los asaltos a iglesias se extendieron por el resto de ciudades, y Alcalá Zamora se limitó a decir:

-que los hechos eran espontáneos, sin programación,
-que el gobierno de la República no podía evitar lo que sucedía,
-que había muchos templos, y eran imposibles de proteger,
-que la culpa la tenían las órdenes religiosas, por meterse en política.

c) Constitución de la II República

            Definió a España como república democrática de trabajadores. Así mismo, institucionalizó un determinado y no genérico tipo de república: laica y de izquierdas. Pues, según Azaña, “España había dejado de ser católica”[58].

            Y es que las elecciones de 1931 habían arrojado mayorías absolutas a los partidos de izquierdas, y éstos no necesitaron para nada pactar con el partido de Alcalá Zamora ni con la masa de derechas encabezada por Maura. Y eso a pesar de los avisos de:

-que eso conduciría a una guerra, que había hecho el ministro de Fomento Alvaro de Albornoz[59],
-que sería anulada poco después, que había hecho el presidente Alcalá Zamora
[60].

c.1) Partidos implicados

            Quedaron fuera del proceso constitucional, por propia decisión personal:

-los monárquicos,
-los monárquicos alfonsinos, del partido Renovación Española y periódico Acción Española,
-los carlistas, hegemónicos en Navarra y País Vasco, presentes en Cataluña y supervivientes en Sevilla,
-los comunistas, minúsculos en 1931
[61],
-los anarquistas, enemigos y violentos respecto a la nueva república burguesa
[62],

            Quedaron integrados en el proceso constitucional, en un principio:

-los republicanos, como el Partido socialista, Partido socialista radical, Partido republicano radical, Acción Republicana, UGT, Partido republicano conservador, Agrupación al servicio de la República[63],
-los nacionalistas, como Ezquerra Republicana, Partido ORGA, Lliga Catalana y PNV
[64],
-los de derechas, como Acción Nacional, Partido CEDA
[65] y Partido Agrario[66].

c.2) Intelectuales participantes

            Habían surgido en la monarquía de Alfonso XIII, y se mantuvieron siempre unidas en mayor grado que lo hizo España. Pertenecían a ideologías de izquierdas[67], neutrales[68] y de derechas[69], ya que la moda era afiliarse a un lado u otro.

            Pero mantuvieron por encima de sus premisas ideológicas su talento y la idea de España[70], y un corazón que quedó partido con el estallido de la Guerra civil.

c.3) Cuestión religiosa

            Fue la que causó mayor crispación en la política y sociedad española. Pues aprobó las conflictivas cuestiones de:

-la separación Iglesia-estado (art. 3), sin problema por ninguna parte,
-la supresión del presupuesto de culto y clero
[71], supresión de órdenes religiosas[72] y nacionalización de bienes eclesiales (art. 26).

            Según Azaña, además, había que tratar desigualmente a los desiguales:

-dejando a la vida contemplativa que siguiese su contemplación, pero sin resortes sociales,
-prohibiendo a la vida activa religiosa la enseñanza,
-suprimiendo todo aquello que tuviese votos especiales hechos con personas extranjeras
[73].

            Alcalá Zamora respondió que eso era injusto, impresentable y contrario al espíritu de la Junta Constitucional[74]. Y declaró roto todo intento de consenso en la cuestión religiosa.

            Dentro de la más total división, los partidos de derechas abandonaron los procesos constitucionales, Alcalá y Maura dimitieron y Azaña se alzó con el rango de dirigente del proceso constitucional. Por lo que ya desde antes de ser aprobada en las Cortes[75]:

-1/2 de España vio en la Constitución el emblema de la República,
-1/2 de España estaba pidiendo reformar la Constitución
[76].

d) Reforma agraria de la II República

            Fue uno de los temas más tensos de la II República, al partir de la sensación de que había bastantes problemas en el latifundio español, históricos[77] y actuales[78]:

-por su mala explotación,
-por la abundancia de braceros y escasez de propietarios.

            Ya desde los primeros decretos del gobierno republicano se aludía a la utilidad social de la tierra, con jornadas de 8 horas incluidas. Fue el caso de:

-el Decreto de Laborío Forzoso-1931, que hablaba de un estado que cultivara la tierra, si ésta se dejaba de cultivar,
-el Decreto de Términos Municipales-1931, que prohibía contratar jornaleros de otro término municipal, antes de utilizar a todos los del propio término.

            Nada más llegar Azaña al poder, encarga en 1931 a Sánchez Román elaborar una comisión técnica de la tierra[79], focalizando la reforma agraria en el sur español y obteniendo la financiación de un fuerte impuesto progresivo sobre la renta[80]. Es el momento en que surge APFRE[81], una fuerte oposición de Alcalá Zamora y Maura[82] y varias voces que opinaban al respecto[83]. Dos fueron los objetivos de la comisión:

-asentar a los campesinos sin tierras[84], en primer lugar,
-debilitar a los latifundistas pro-monárquicos, en segundo lugar.

            Finalmente Marcelino Domingo, ministro de Agricultura, aprueba el proyecto definitivo:

-sobre tierra arable, y nunca de bosque ni pastos,
-de forma excesivamente técnica, en manos del Instituto de Reforma Agraria
[85],
-tendente a expropiar dependiendo de la riqueza de la tierra, tipo de cultivo y término municipal,
-marcando un límite a las tierras a expropiar por cada municipio
[86],
-superando los límites expropiables si las tierras cumplían 5 requisitos
[87],
-rebajando los límites expropiables si las tierras cumplían 2 requisitos
[88].

            Un proyecto definitivo que contó con innumerables inconvenientes como:

-la aplicación provincial del proceso[89],
-la multiplicación de costes, escasa recaudación fiscal
[90], final pérdida de dinero[91],
-el aumento final de fincas afectadas, que a priori nada hubieran tenido que ver
[92],
-la forma de explotar la nueva tierra, que no llegó a ningún acuerdo
[93],
-las tierras sistemáticamente arrendadas, muchas veces en manos de gente emigrada a la ciudad
[94],
-las tierras de caciques, a caballo entre varios municipios, o pertenecientes a una familia y no una sola persona,
-las tierras de ruedos, escasas en Andalucía pero innumerables en Galicia, en forma de pequeños minifundios de pequeños propietarios.

            Al final, el nuevo destinatario de las tierras era el estado. Pues el campesino arrendatario podía poseer todos los derechos de cultivo, pero nunca el de venta. De ahí que los sindicatos católicos calificasen la política agraria republicana como esclavista estatal.

            Con la llegada de la CEDA se paralizó la reforma agraria, y con la llegada del Frente Popular se introdujo, dada la carencia de dinero para seguir llevándola a cabo:

-la figura de la ocupación temporal, exigiendo ocupar la tierra obligatoriamente,
-el pago de peonadas y jornales a los obreros, a pagar por los propietarios aunque no hubiese trabajo
[95].

            Esto provocó en la gente del campo un deseo de fascismo y derecha radical, y que la Falange fuese ganando adeptos. Pues los obreros estaban en las fincas sin trabajar y cobrando de forma vergonzante[96].

e) Reformas regionales de la II República

            Fueron las más debatidas en las Cortes, y vieron cómo los intelectuales se involucraban en ellas para intentar no desfragmentar todavía más España[97]. Destacaron las posiciones intelectuales de:

-Marcelo Virgil, que pedía potenciar la lengua española y educación escolar,
-Menéndez Pidal, que pedía no reducir España a mero estado, ni menoscabar el concepto de nación
[98],
-Unamuno, que llamó “cuadrilla de literatos fracasados” a los nacionalistas, “en nombre de Su Majestad España”
[99].

            Según los artículos de la Constitución-1931:

-el art. 1 aludía al “estado integral, compatible con la autonomía de los municipios y regiones”,
-el art. 12 daba los pasos para constituir una autonomía: “iniciativa municipal mayoritaria, rotación popular en el proyecto, aprobación del proyecto por 2/3 del censo”.

            A lo que había que añadir los añadidos de las Cortes de:

-dejar 5 años de reflexión, en caso de haber sucedido rechazo electoral,
-no reinterpretar en las Cortes lo aprobado en cada provincia,
-no significar la aprobación popular de cada provincia una automática aprobación en Cortes.

e.1) Estatuto catalán

            Fue ya pedido en el Pacto de San Sebastián-1930, bajo la idea de una Cataluña dentro de un estado federal español, y el compromiso de presentar un proyecto el mismo día de proclamarse en España la república.

            Para las elecciones municipales-1931:

-la Lliga pidió un cambio en los aspectos monárquicos[100],
-Ezquerra Republicana pidió el federalismo,
-el Partido republicano autonomista pidió la autodeterminación.

            Dos veces fue proclamada la república en Barcelona el 14 abril 1931[101], antes incluso que se hiciese en Madrid. Hasta que el gobierno provisional de la República manda a 3 delegados a Cataluña, y se da comienzo a los trabajos de Nuria, bajo la presidencia del poeta Josep Carner. Varias son las voces que se suman a los procesos estatutarios, como las de:

-Josep Dencas, protavoz de las ideas de Maciá, y promotor del fascismo catalán de los verdes,
-Joan Corominas, portavoz de las ideas de Companys, y promotor de la cultura catalana.

            El estatuto de Nuria fue maximalista en todas las reivindicaciones[102], se terminó de elaborar antes de terminarse de aprobar la Constitución-1931 y no contó con la posibilidad de que la II República española fuese no federal. Contó con el sí de 590.000 votos y el no de 3.000, de un total de 800.000 votantes.

            La llegada a Madrid del borrador catalán fue caótica, quedando bloqueado en las Cortes ante los constantes ataques de la derecha y del intelectual Partido al Servicio de la República. No obstante, la llegada de Azaña al poder supuso su revitalización, pues el alcalaíno necesitaba adeptos y pensó ganarse a los catalanistas.

            Así, el estatuto definitivo catalán, aprobado por Azaña, estableció que:

-la soberanía pertenecía al pueblo español,
-todo lo aprobado en Cataluña se haría conforme a las leyes de España,
-la Generalidad no podía diferenciar en el trato a catalanes y no catalanes,
-el castellano y catalán serían las 2 lenguas oficiales de Cataluña, y cada ciudadano sería libre para utilizar la que quisiera,
-la enseñanza ya existente pertenecía al estado español, y los nuevos centros que se abrieran podrían pertenecer a la Generalidad
[103], si ésta los pagaba con su propio dinero,
-varias atribuciones de Hacienda eran entregadas a la Generalidad, pero no todas,
-varias competencias en Obras Públicas eran transferidas a la Generalidad,
-el gobierno catalán quedaba regido por 1 presidente, 1 consejo ejecutivo y 1 parlamento catalán
[104],
-el ejército y la guardia civil seguían siendo exclusivos del estado español, aunque se permitía a la Generalidad disponer de guardia de asalto y policía catalana
[105].

e.2) Estatuto gallego

            No contó con partidos nacionalistas detrás de él, aunque sí que existían en Galicia los partidos regionalistas:

-el Partido ORGA[106], fundado en 1929 por Casares Quiroga, como republicano, autonomista y de izquierdas,
-el Partido Galeguista, fundado en 1931 por 32 hermandades locales
[107], a nivel de reivindicación lingüística y cultural.

            Contó con los factores sociales de:

-masivas mayorías electorales conservadoras,
-una economía pesquera y para nada burguesa,
-fuerte emigración de la población a países de América
[108].

            Fue reclamado por el Partido ORGA en su asamblea general de 1931, y elaborado a través de 3 borradores sucesivos:

-1 de la federación interna del Partido ORGA,
-2 de contestación al borrador presentado por el Partido ORGA.

            El 1º borrador fue elaborado por el Centro de Estudios Gallegos[109], y pedía maximalistamente:

-un estado gallego, dentro de una federación española de estados,
-un gobierno gallego asambleario, encargado de ir eligiendo a los candidatos,
-el conocimiento del gallego, obligatorio para todos los cargos públicos.

            El 2º borrador fue elaborado por el Secretariado de Galicia en Madrid[110], y pedía minimalistamente:

-una provincia gallega, con propia identidad dentro de España,
-el voto corporativo asambleario, de cara a la elección del gobierno gallego,
-la preeminencia del castellano, relegando al gallego a lengua cultural y no co-oficial.

            El 3º borrador fue elaborado por el Instituto de Estudios Gallegos de La Coruña[111], y pedía tan sólo el permiso para usar el gallego dentro de Galicia, sin imposición alguna.

            Tras las elecciones provinciales de junio 1931 el estatuto definitivo es llevado por los parlamentarios gallegos a Madrid, con Otero Pedrayo y Salvador Madariaga a la cabeza. En él se recogían las reivindicaciones de:

-una provincia autónoma gallega, dentro del estado español,
-un gobierno asambleario gallego, con 1 presidente
[112], 1 xunta-ejecutivo y 1 diputado por 40.000 habitantes,
-el derecho a voto de todo gallego nato, hijo de emigrado e inmigrante residente,
-el gallego como lengua co-oficial, pese a la preeminencia y obligatoriedad del castellano en todas las instituciones públicas.

            En 1932 comienza el proceso de ratificación municipal[113], y tras las Asambleas de Santiago-1932 queda aprobado el estatuto definitivo, bajo redacción de Alejandro Bóveda.

e.3) Estatuto vasco

            Fue planteado el 17 abril 1931, por parte del alcalde de Getxo[114], tres días después de que la República fuese proclamada en Eibar. En esta reunión de pueblos en Guernica, y a pesar de los impedimentos puestos por el gobierno, se firma la declaración Libertad y Revolución y se encarga a la Sociedad de Estudios Vascos que elabore un borrador preliminar. Se imponen las premisas de:

-un sufragio universal para la elección de ayuntamientos,
-un solo voto de los representantes municipales, de cara a las diputaciones regionales.

            El 1 junio 1936 sale a la luz el borrador de la Sociedad de Estudios Vascos, y Aguirre comienza a darlo a conocer por toda la geografía vasca, distribuyendo más de 4 millones de pasquines a lo largo de 14.000 km. A este borrador llegaron pronto las observaciones de:

-la izquierda, que guardó silencio y se posicionó más bien en contra del estatuto;
-los nacionalistas, que pidieron el euskera como lengua obligatoria escolar, lengua secundaria de libre elección y 10 años de residencia para la asimilación de un ciudadano como vasco
[115];
-los tradicionalistas y carlistas, que pidieron la reintegración foral, competencias propias vascas en los asuntos Iglesia-Estado y derecho de veto foral sobre las decisiones venidas de España.

            El 14 junio 1931 tiene lugar la reunión de Estella, donde se analizan las pegas puestas al borrador, los nacionalistas se imponen sobre el resto de formaciones, y son aprobados los puntos de:

-Pamplona como capital del País Vasco[116],
-el sometimiento histórico de Euskadi a España, obra de Fernando el Católico
[117],
-la soberanía vasca, sujeto de todo lo que no esté contemplado en el estatuto
[118],
-las 4 provincias autónomas del estado vasco
[119], dentro de la totalidad del estado español,
-1 Consejo general del País Vasco, compuesto por 20 representantes de cada provincia,
-1 Consejo ejecutivo del País Vasco, compuesto por 2 miembros de cada provincia,
-1 presidente del Parlamento vasco, a elegir por los 80 y de forma rotativa
[120],
-las relaciones Iglesia-Estado, abiertas a un posible concordato propio futuro, pero de momento en manos del estado español.

            El 22 septiembre 1936 llegan 400 alcaldes vascos a Madrid para pedir la aprobación del estatuto. No obstante, tiene lugar el rechazo de las Cortes de Madrid, y la decisión de Azaña de encargar a las propias Cortes españolas la elaboración de un nuevo estatuto.

            Las reacciones en el País Vasco no se hicieron esperar, con rumores incluidos de golpe de estado nacionalista por parte del PNV. La izquierda siguió guardando silencio, los carlistas dejaron libertad de voto sobre el asunto, Navarra se desligó de un estatuto que le imponía Madrid y Alava se opuso radicalmente[121]. No obstante, los nacionalistas acabaron cediendo al estatuto “madrileño”, sobre todo por el asunto religioso.

            Ya sin Navarra y Alava, el definitivo estatuto empieza a ser elaborado en Madrid. Aguirre trata que no acabe en una alineación del PNV con la España republicana, el estatuto es aprobado en Vitoria en plena guerra civil, y no sirvió para nada porque Franco se alzó con la victoria poco después.

f) Revueltas anti-republicanas

f.1) Revuelta militar

            Tuvo lugar el 10 agosto 1932, como golpe de estado de Sanjurjo a nivel individual, bajo la idea de encauzar la República hacia una república de orden y derecho. Y es que Sanjurjo se había puesto a las órdenes de la República, como director general de seguridad. Pero estaba descontento porque en algunos estallidos revolucionarios se había asesinado a guardias civiles, y no había habido la más mínima reacción.

           Estuvo en conocimiento del gobierno desde el primer momento[122]. Pues el mismo Sanjurjo se había puesto en contacto con Lerroux para que le ayudara, y Lerroux se lo había contado al gobierno. Incluso una de las amantes de los militares conjurados fue al ministerio a dar parte de los planes sublevados.

            El plan trazado fue llevado a cabo en:

-Madrid, donde se asaltó el ministerio de guerra y Correos[123],
-Sevilla, donde se sublevó una guarnición de la guardia civil, y se metió en la cárcel al gobernador civil
[124].

            No obstante su fracaso, fueron efectos del golpe de estado de Sanjurjo:

-desbloquear todas las reformas que estaban bloqueadas[125]: estatuto catalán, reforma agraria[126]
-dividir internamente a los monárquicos, con ratificación posibilista por parte de Acción Popular
[127] y creación del nuevo partido Renovación Española[128].

f.2) Revuelta anarquista

            Tuvo lugar el 10 enero 1933, bajo forma de sitio de los anarquistas al cuartel de la Guardia Civil de Casasviejas-Cádiz, y control incluido del pueblo desde la casa de Francisco Cruz Seisdedos. La respuesta de la guardia de asalto republicana no se hizo esperar, quemando la casa de Seisdedos y fusilando masivamente a los 22 cabecillas anarquistas, por parte del oficial Rojas.

            Los sucesos provocaron conmoción en la política, la UGT y la CNT, pues la orden oficial había sido la de evitar heridos y prisioneros. La comisión de investigación avaló la intervención policial, pero los socialistas que conformaban el gobierno quedaron tocados de cara a la opinión de los ciudadanos de izquierdas.

f.3) Revuelta socialista

            Tuvo lugar en octubre 1934, organizada por las bases del Partido socialista, y apoyada en todo momento por Prieto y Largo Caballero. Besteiro trató de oponerse, y eso le costó el puesto de presidente de la UGT. Contó con el apoyo de anarquistas y comunistas, a nivel particular y de forma excepcional[129].

            Los motivos socialistas había que buscarlos en:

-la amenaza fascista que veía el PSOE en el Partido CEDA,
-el espíritu anti-republicano que veía el PSOE en el Partido CEDA,
-la traición a la República que veía el PSOE con la entrada en el gobierno del Partido CEDA.

            A lo que habría que sumar los errores socialistas de:

-no caer en la cuenta de que el presidente del gobierno era el republicano izquierdoso Lerroux,
-no parecer creíble que la CEDA pudiese dar un golpe de estado… con 3 escasas carteras ministeriales
[130].

            El caso es que Lerroux había llamado a la CEDA para entablar negociaciones, consolidar un gran pacto[131] y gobernar así el país.

            Pero los partidos de izquierdas, paralelamente, habían ido a entrevistarse con Alcalá Zamora para pedirle, bajo amenaza[132], que les entregara el poder.

            Ante la negativa de Alcalá Zamora, la amenaza de la izquierda se hizo realidad[133], mediante una huelga general que paralizó el país bajo las armas. Las revueltas fueron brutales, bajo la excusa de huelga general.

           En Cataluña, Francesc Maciá aprovechó para proclamar el Estado Catalán[134], hasta que intervino el ejército de Lerroux y abortó los intentos independentistas a las 48 horas.

            En Asturias se organizó la Alianza Obrera[135], que empezó a asesinar sacerdotes y a colgarlos en las calles de Oviedo. También aquí intervino el ejército de Lerroux, con Franco a la cabeza[136], para abortar la revolución.

            Se trató del hecho más importante de la II República[137], el más imperdonable para la izquierda y el que llevó a la política a la máxima crispación en cuanto a posturas irreconciliables[138]. Las consecuencias no se hicieron esperar, pues:

-se había roto la legalidad,
-se había puesto sobre el tapete las 2 formas de República: la demócrata-liberal
[139] y la izquierdista[140],
-las juventudes socialistas se pasaron al Partido Comunista
[141],
-el gobierno centro-liberal se dividió, entre: condenar a los partidarios de la revolución, o moderar la condena y evitar así la pena de muerte.

g) Victoria electoral de la CEDA

            Tuvo lugar el 19 noviembre 1933, dentro del contexto de:

-descontento de la UGT, por la reforma agraria,
-descontento de la derecha, por los artículos religiosos de la Constitución.

            En cuanto a los precedentes, ya en las votaciones de abril 1933 habían salido elegidos para dirigir el Tribunal Constitucional Calvo Sotelo y Víctor Pradera, para altercado de izquierdistas e impedimento a su toma de posesión.

            También era evidente el desgaste del gobierno. Pues Alcalá Zamora se había visto obligado a aceptar la dimisión de Azaña[142], y a encomendar a Martínez Barrio la formación de un nuevo gobierno más moderado[143]. Para lo cual tuvo que disolver las cortes y convocar elecciones que ratificaran sus cambios.

            La sorpresa electoral no se hizo esperar, y el Partido CEDA[144] de Gil Robles ganó las elecciones generales (115 escaños), seguido por el Partido republicano radical de Lerroux (102 escaños). Lejos del poder quedaron el Partido monárquico (60 escaños) y Partido socialista (59 escaños), así como quedaron hundidas el resto de formaciones (5 escaños a lo sumo). En total, fueron votados:

-los partidos de derechas, por 3.365.700 votos,
-los partidos de centro, por 2.051.500 votos,
-los partidos de izquierdas, por 3.118.100 votos.

            Victoria electoral de la CEDA católica[145] que supuso la vuelta a las celebraciones navideñas, restablecimiento de relaciones con el nuncio y Santa Sede… y recrudecimiento de la violencia callejera[146] e inicio de planes conjurados socialistas[147]. En efecto, Cataluña no tardó en proclamar su independencia, y los cañones empezaron a sonar en Madrid.

            En esta coyuntura, Alcalá Zamora aparta a Martínez Barrio del ejecutivo, y decide llamar a los perdedores y no a los ganadores para formar gobierno[148]: al Partido republicano radical, con menos de 700.000 votos obtenidos[149]. Lerroux pasó a ser presidente de gobierno, y Gil Robles vicepresidente.

            La reacción de la izquierda fue variada, pero siempre encaminada a intentos de golpe blando de estado por parte de:

-los anarquistas, que provocaron una huelga general con amenazas de alzamiento revolucionario,
-los socialistas, que pidieron nuevas elecciones y un cambio en la ley electoral,
-Azaña, que pidió nuevas elecciones y un gabinete de izquierdas hasta entonces,
-el gabinete de Martínez Barrio, que pide la anulación de los resultados electorales
[150], so pena de iniciarse una rebelión de gran intensidad.

h) Victoria electoral del Frente Popular

            Tuvo lugar el 23 febrero 1936, tras las artimañas que desde 1935 había estado realizando Azaña para derribar del poder a Lerroux y salirse con la suya.

            Y es que, en efecto, en 1935 Azaña había consiguido poner a Lerroux bajo las cuerdas mediante el famoso caso del estraperlo[151]. Momento idóneo, y coartada perfecta, para que los grupos de izquierdas convencieran a Alcalá Zamora a que convocara elecciones generales.

            Y por si se hacía de rogar, empezaron a crear su propio y unitario partido: el Frente Popular[152], dotado con los objetivos políticos de:

-sembrar el miedo en la sociedad,
-perseguir armadamente a los adversarios,
-enrarecer el ambiente clerical, acusando a los curas de envenenar a los niños.

            Ante el cariz que las cosas empezaban a tomar de nuevo, Zamora decidió:

-disolver el Parlamento, con apoyo de la minoritaria izquierda[153],
-convocar elecciones para 1936.

            En dicho sufragio, los resultados electorales arrojaron que la CEDA católica volvió a ganar las elecciones con 177 diputados, pero el Partido Socialista (125) y Acción Republicana (120) lograron hacerse con la mayoría parlamentaria. En números totales:

-los partidos de derechas recibieron 4.375.800 votos,
-los partidos de centro recibieron 682.825 votos,
-los partidos de izquierdas recibieron 4.451.300 votos.

            La 1ª medida del vencedor Frente Popular fue:

-condenar a Alcalá Zamora, por disolver el Parlamento anti-constitucionalmente,
-asesinar al monárquico Calvo Sotelo, como culmen y caída del antiguo régimen,
-intentar echar mano de Gil Robles, máxima de sus pretensiones.

i) Persecución religiosa del Frente Popular

            Nada más ganar las elecciones de 1936, el Partido Socialista y Acción Republicana se marcaron un primer e irreversible objetivo: la destrucción del cristianismo:

-a través de la Prensa[154],
-a través de la ley
[155].

            Tras esta 1ª fase, y en nombre del gobierno republicano español, Andrés Nin hizo un llamamiento a la clase obrera para que se “cebara” con la Iglesia. Los resultados fueron apocalípticos, resultando fusilados en julio-agosto de 1936 miles de sacerdotes, párrocos y monjas.

            Para lavar la cara de estos asesinatos, el gobierno republicano decidió entonces crear un Comité especial de Seguridad, con tribunales populares:

-para juzgar delitos de rebelión y sedición,
-por jueces elegidos por los propios partidos y sindicatos
[156],
-con la capacidad de sentenciar a la pena de muerte,
-sin normas generales, sino las propias de cada tribunal.

            Unidos a estos “tribunales” republicanos, la II República española decidió aprobar también el Comité de Investigación policial, a forma de checas stalinistas, y con capacidad de:

-encarcelar, juzgar y ejecutar a los sospechosos, al mismo tiempo,
-dictaminar autónomamente cada delito contra la República,
-sin poder superior alguno[157].

j) Sublevación del ejército republicano

            Fue consecuencia del malestar general e intermitentes planes golpistas que los militares planeaban sin cesar para poner fin a la barbarie de la II República. Planes golpistas que el gobierno republicano creía que iban a surgir desde Alcalá, y que iba a surtir de pistolas a todos los conjurados[158]. Había sido el caso del intento de asalto al ministerio, en que 20 sublevados oficiales fueron reducidos por los guardias de seguridad, hechos prisioneros en camionetas y retratados para todos los periódicos del momento.

            Comenzó con la sublevación del ejército de Africa, y las noticias que de ello dieron los periódicos y las radios en Madrid. Rusia decidió entonces enviar todo su arsenal diplomático[159] y militar para apoyar la República, a cambio de recibir en bruto todo el oro español.

            El impacto en la mentalidad republicana fue total. Azaña abrió el cofre del armamento y entregó todas las pistolas a sus seguidores, con la idea que impusiesen en las calles la autoridad republicana. Todas las organizaciones del Frente Popular, UGT y CNT empezaron a alistarse en las milicias republicanas, los hoteles a convertirse en cuarteles republicanos[160], y los camiones a abarrotarse de obreros renegridos, mujeres vestidas con monos y voluntarios por la causa republicana[161]. Todos ellos erizados de fusiles, borrachos de sangre[162] y constituidos en la nueva autoridad.

            El terror callejero invadió Madrid. Los falangistas empezaron a caer a centenares[163], los teatros a convertirse en cárceles[164] y burdeles[165], los presos a ser fusilados[166], las ambulancias a sonar por todos sitios, los hospitales a llenarse de gritos y ayes[167] y las criptas de los conventos a ser profanadas[168]. Por las noches era obligatorio apagar todas las luces, y los camiones[169] emitían por altavoces las arengas de la Pasionaria, pidiendo venganza para los traidores.

            Así, nadie vivía en su casa, por miedo a las acusaciones de los vecinos. El barullo de familias y alojamientos era total, y cada uno vivía con el pariente más inverosímil, el lugar más insólito[170] o el barrio de más baja condición económica. No obstante, todos los pisos fueron requisados[171], saqueados[172] y purificados[173].

            Los partes de guerra eran sistemáticamente sesgados por las radios y periódicos[174], lo que hacía creer a los republicanos que iban ganando la guerra[175], y les incitaba a llevar una vida regalada[176]. La Dirección de Seguridad aumentaba cada día en polvo y mal olor, y ya no tenía cabida para ningún paisano más.

            Las embajadas internacionales comenzaron a colapsarse de refugiados españoles, ya que los comités republicanos tenían como tabú el asunto internacional[177]. A los extranjeros se les puso un brazalete protector en el brazo[178], y a los médicos lo mismo[179].

            Hasta que la aviación franquista comenzó a sobrevolar Madrid, y lanzó su primera bomba sobre el ministerio de Guerra republicano.

k) Personajes de la II República

            Rey Alfonso XIII. Miraba con tristeza a su España hostil, sabiendo que en los cafés se conspiraba contra él, y que cualquier viva el rey podía ser motivo de linchamiento. Aunque nunca llegó a imaginar que muchos de sus colaboradores de palacio también simpatizaban con la revolución.

            Llegado el momento de las elecciones municipales, los teléfonos de las 49 provincias españolas cantaron al unísono su derrota, y su consejo de ministros se vino abajo de los nervios. Es entonces cuando empezaron a sonar los teléfonos, recados, órdenes[180]… y Alfonso XIII decide que a la mañana siguiente se despertase republicano el pueblo español[181].

            Niceto Alcalá Zamora. Defendía al Senado de forma indefendible, con metáforas de claveles y pájaros. Así como hablaba de una república conservadora, con obispos y propiedad privada, y bajo la advocación de San Vicente Ferrer.

            Hasta que las elecciones municipales dan la victoria a los republicanos, los revolucionarios se reúnen en su casa, y Niceto brinda con ellos por la joven República de trabajadores.

            Una vez proclamada la República, y elegido él presidente, contemplaba desde palacio las hogueras de Madrid, protestando pero recibiendo el consejo de sus ministros de que “más vale la vida de un republicano que todos los conventos de España”.

            Manuel Azaña. Aparece en el círculo de intelectuales de 2ª categoría del Ateneo, sin que nadie lo reconociera para nada. Tras las elecciones municipales, se entera del rumor de un posible gabinete dictatorial presidido por De la Cierva. Es entonces cuando decide saltar a la palestra, arengando en el Ateneo a aterrorizar a la monarquía, por medio de las masas de Vallecas y Cuatro Caminos.

            Una vez proclamada la República comenzó a ser conocido merced a sus discursos parlamentarios, siempre fríos, despectivos, cínicos, desconcertantes e hirientes. Empezó a ser el líder de los revanchistas y rencorosos contra las antiguas autoridades, y a escribir sus memorias y sesiones parlamentarias.

            Tras la sublevación militar del ejército, ofreció inútilmente a Miguel Maura formar gobierno, y decidió junto a Largo Caballero armar inmediatamente al pueblo.

            Alejandro Lerroux. Antiguo reaccionario de Barcelona contra la monarquía y conventos, poco a poco fue evolucionando al mismo ritmo que se sucedían las tropelías republicanas en Madrid. Así, constituida la República, percibió con toda claridad que Azaña constituía el principal peligro, dadas sus palabras perfidiosas y engañosas, así como su obsesivo intento por ocupar el poder y crear una radical República anti-clerical, y no tanto republicana.

            Tras la victoria electoral de la CEDA católica, vio el momento propicio para pactar y gobernar con ella, sobre todo para eliminar de las calles la fobia anti-clerical.

            José María Gil Robles. Cabeza política de la pro-católica Acción Popular durante la II República, educado por Angel Herrera y con un físico que no le acompañaba a sus 35 años[182]. Provocaba que los viejos estamentos rezasen e hiciesen promesas por él[183], a pesar de pivotar su política en el más errado de los principios políticos[184]. Contra todo pronóstico salió victorioso en las elecciones generales de noviembre 1933[185], para pesar suyo[186], hostilidad callejera[187] y falsas espectativas[188] de la burguesía y aristocracia española.

            José Antonio Primo de Rivera. Muchacho joven durante la II República, que vivía en la Calle Serrano, 86[189] y exponía sus ideas de unidad nacional y defensa armada de la patria, con ojos seguros y metáforas brillantes. Desconfiaba de la católica Acción Popular[190] y atraía a otros jóvenes con afabilidad, haciendo que levantaran el puño como señal de aprobación ideológica. A través de excursiones y cenas de Carlomagno[191] fue creando una falange española bajo las siglas de la JONS, bajo la idea de dar la vida por la patria[192], y toda una liturgia decorativa[193]. Hasta que lo metieron en la cárcel, y comenzó a crecer su mito.

 

Manuel Arnaldos   
Mercabá, diócesis de Cartagena-Murcia    

más información
Diccionario Mercabá de Arqueología

Indice general de Enciclopedia Mercabá de Historia   

________

[1] Ofreciéndoles entrar en sus logias, y poder añadir así a su título de picapedrero y tendero el de Caballero, Gran Príncipe, Rosa Azul…

[2] Y posteriormente en el Palacio Spínola de Madrid, una vez comenzada la Guerra Civil.

[3] Destacando las de GARCIA LORCA, magnífico poeta jaleado por sus amigos.

[4] Cuya culpa había que buscar en la astronomía, según uno de los poetas republicanos.

[5] Resultando que no existía por una mayoría de 7 votos.

[6] Momento en que al grupo intelectual del Ateneo comenzó a aflorar todo tipo de republicanos “de toda la vida”, masones durmientes, estudiantes pedantes, catedráticos krausistas, fracasados del 98… con la idea de no quedar excluidos del reparto del botín.

[7] Capitaneados por NEGRIN, que los alentaba a declarar la República y poner la bandera roja en los tejados de las facultades.

[8] Que intentaban entrar en clase, y no se les dejaba.

[9] Institución que en vano trataba de mantener en pie un régimen que ya se desmoronaba.

[10] Que trataban de aplicar en Madrid el programa laico de Moscú, basado en campo abierto y amor libre entre muchachos y muchachas. Además:

-vestían camisas rojas (a diferencia de las camisas azules y corbatas rojas de la Juventud Comunista),
-su Sección Fenemina formaba hileras humanas por las calles, cogidas de las manos (a diferencia del POUM de NIN, Partido Obrero de Unificación Marxista y corte troskiano).

[11] Que se reunía todas las noches para leer romances sobre la historia de España.

[12] Director general de seguridad de DAMASO BERENGUER.

[13] La dictadura y renuncia de PRIMO DE RIVERA.

[14] Con el rango de constitucionales, para que los elegidos por el pueblo elaboraran una Constitución que limitara los poderes del rey. Y es que, aunque la propuesta de elecciones constitucionales había surgido en políticos de 2ª fila, pronto había empezado a ponerse de moda en todos los sectores sociales.

[15] Lo que hizo que el proceso electoral se alargara casi un año.

[16] Pues aquel se lo había gastado todo, según MANUEL ARGUELLES, ministro de Hacienda de PRIMO y BERENGUER. Lo que había dejado al estado español pagando exclusivamente la deuda, y abocó a la gente al paro.

[17] Impulsada por los propios:

-JOSE SANCHEZ GUERRA, jefe del Partido Conservador, que se refirió a ALFONSO XIII con los términos de “no más servir a señores que en gusano se conviertan”,
-ANGEL OSSORIO GALLARDO, jefe del Partido maurista, que planteó una monarquía sin rey, bajo abdicación de ALFONSO XIII en el infante DON JUAN,
-NICETO ALCALA ZAMORA, jefe del Partido liberal moderado, que planteó una República conservadora, en que hasta los obispos pudiesen tomar parte,
-INDALECIO PRIETO, jefe del Partido socialista, que planteaba ejecutar a los militares responsables de la Derrota de Annual-1921, incluidos BERENGUER y su brazo derecho SILVESTRE.

[18] Que eligió a ALCALA ZAMORA como a su representante.

[19] Que eligió a MANUEL AZAÑA como a su representante.

[20] Tales como:

-ALEJANDRO LERROUX, jefe del Partido republicano radical, que en sus inicios había aglutinado a la masonería española y pedido “elevar las faldas monjiles y elevarlas a madres de familia”,
-MARCELINO DOMINGO, ANGEL GALARZA y ALVARO DE ALBORNOZ, del Partido socialista radical, y todos ellos líderes del anti-clericalismo (el 2º de ellos el impulsor de las futuras checas de Madrid),
-MANUEL AZAÑA, jefe de Acción Republicana, intelectual de izquierdas capaz de organizar revoluciones para que pasen a la historia,
-CASARES QUIROGA, representante del ORGA (Organización Regionalista Gallega Autónoma), que predicaba la revolución y vivía como un señorito,
-CARRASCO FORMIGUERA, representante de la CDP (Congregación Católica de Propagandistas), y de todas las filiaciones católicas de Acció Catalana, CEDA… y militantes católicos como ONESIMO REDONDO, MARCELINO OREJA…
-MATIAS MAJON, jefe del Partido republicano catalán,
-MIGUEL MAURA, represente del Partido liberal moderado de ALCALA ZAMORA, e hijo de GABRIEL MAURA,
-INDALECIO PRIETO y FERNANDO DE LOS RIOS, a título personal, pues su Partido socialista no quería asistir oficialmente,
-SANCHEZ ROMAN, a título personal, y como futuro fundador del Frente Popular en 1936.

[21] Lo que hizo retirarse a los catalanes, que asistieron al Pacto con la única intención de aprobar la autodeterminación de Cataluña, para poder ellos darse a sí mismos el régimen que quisieran, y nada más. Y es que INDALECIO PRIETO les salió al paso y replicó con dureza a los catalanes, a nivel de nacionalista vasco enfrentado a nacionalista catalán.

[22] Casado con una hija de ALCALA ZAMORA y principal instigador de la Cuartelada de Cuatro Vientos-1930 (que quiso derribar a ALFONSO XIII pero que acabó siendo sofocada, y él exiliado a Lisboa).

[23] Hermano de FRANCISCO FRANCO, que empezó a lanzar panfletos a favor de la República desde su avioneta en Cuatro Vientos, amenazando con destruir el Palacio Real (tras lo cual tuvo que exiliarse a Lisboa, y desde allí se afilió a Ezquerra Republicana de Cataluña).

[24] Masón nacional y uno de los que mandó refuerzos al Pronunciamiento militar de Jaca-1930.

[25] En la que los capitanes GALAN RODRIGUEZ y GARCIA HERNANDEZ se sublevan, contando con la mediación posterior de CASARES QUIROGA. No obstante, los planes no salieron como ellos esperaban, y el ejército monárquico no dudó en disparar, juzgar y fusilar a los sublevados (que pasaron a constituirse en los “mártires” de la II República, sobre todo en el proceso electoral que estaba en marcha).

[26] Por consejo e indicación de su ministro ROMANONES.

[27] Que deciden darse de baja y no presentarse a las mismas.

[28] Poniendo primero las elecciones municipales y luego las generales, con la idea de que no se plesbicitara directamente al gobierno y la monarquía.

[29] A los que les aplicó la pena mínima: varios meses en prisión y consiguiente absolución. Y es que aparte de progresista, BURGUETE tenía a un hijo entre los propios enjuiciados.

[30] Lo que el domingo antes de las elecciones municipales otorgaba por “candidaturas automáticas”:

-más de 14.000 concejales directos a los monárquicos,
-menos de 2.000 concejales directos a los republicanos.

[31] A lo que se niega el general MOLA, de forma realista.

[32] La cual tampoco llevará a cabo, sobre todo para no encenderla más. Pues los métodos de disuasión de masas no pasaban por mangueras de agua y balas de goma, sino por dar 3 avisos y empezar a pegar tiros de verdad.

[33] Sin que el gobierno supiera cuándo salió de Madrid, ni que iba a embarcarse en Cartagena.

[34] A nivel mundial, y también en menor medida en España.

[35] Según describió STANLEY PAYNE en su II República: Primera democracia española-1995.

[36] Cosa que no había conseguido la Restauración del s. XIX. Pues el auge cultural de la Restauración había pedido entrar en la vida política a los ciudadanos, pero no había sabido integrar al movimiento obrero y la democracia cristiana.

[37] Cosa que también había hecho el periódico integrista Siglo futuro, sin que le pasara nada.

[38] Bajo la frase de “todos los conventos juntos no valen lo que la vida de un republicano”.

[39] Encabezados por el Partido socialista, y seguidos por el el Partido republicano (de extrema izquierda) y Partido radical (de centro-izquierda, y aglutinador de la masonería).

[40] Tales como la derecha vasca, derecha navarra, carlistas, nacionalistas, derecha agraria de Castilla la Vieja, Acción Popular de ANGEL HERRERA, católicos propagandistas de GIL ROBLES (que obtiene la victoria en su feudo de Salamanca, y de ahí se traslada a Madrid)…

[41] Pues este paso es el que recompuso a la derecha y pro-monárquicos.

[42] A través de las circunscripciones provinciales, lo que hacía que el resultado no dependiese ya directamente del número de votos.

[43] De más de 200.000 republicanos en las calles, gritando a favor de LENIN y STALIN y nunca a favor de España.

[44] Ante lo que las madrileñas católicas no vacilaron en bajarse los escotes y ponerse grandes crucifijos sobre sus abultados pechos.

[45] En un intento por convertir España en una nueva República de Weimar, adaptada al fenómeno español.

[46] Tales como el de San Ignacio, San Luis…

[47] Que salía a los balcones para ver y aplaudir el incendio, sobre todo cuando caían las cúpulas de los inmuebles.

[48] A lo que siguió el decreto de expulsión de los jesuitas, para reacción fulminante:

-de su patria materna Euskadi, que pidió la independencia de España,
-de las juventudes católicas, reunidas en las sacristías para planificar la resistencia.

[49] Dándose por bueno todo aquello que fuese exótico, con tal que quebrara la claridad clásica y católica.

[50] A través de caricaturas interminables sobre el cómico MUSSOLINI y el bigote de HITLER.

[51] Lo que provocaba altercados en su interior, entre las juventudes católicas y las de la FUE, con rotura y lanzamiento de butacas incluido.

[52] En la que se dedicaban a leer revistas, contar chistes picantes…

[53] Sobre todo de:

-los nuevos nombramientos, como el de PRIETO al frente de protocolo,
-los nuevos ajuares de los inquilinos, portados las carrozas reales.

[54] Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista.

[55] De ahí su periódico FE, de Falange Española.

[56] Incluso a los antiguos estudiantes socialistas de la FUE, escandilados por este nuevo ideal de juventud.

[57] Armamento que luego utilizó en la Guerra Civil, junto a una serie de coches que les sirvieron para suplantar a los coches republicanos, y llevar prisioneros no a los cementerios para ser fusilados… sino hacia su salvación.

[58] En el sentido de que culturalmente ya no lo era. Y si esto era así, la sociedad a fundar debía responder a la nueva realidad cultural. No hablaba el pro-jacobino AZAÑA, pues, de números católicos globales, sino de creatividad cultural.

[59] Que, a pesar de ser de los más izquierdistas del Partido socialista radical, afirmó que “una constitución no puede ser una transacción ni pacto con el enemigo, y si éste se hace desembocará en una guerra”.

[60] Que afirmó que “esta constitución no puede aprobarse bajo mi presidencia, y si se hace yo mismo trataré de eliminarla después”.

[61] Aunque en la Guerra Civil de 1936 sí decidirán unirse a la causa republicana.

[62] Con una CNT que se lanzó a la “gimnasia revolucionaria” de 1931 a 1933, provocando aquí más muertos que los que provocaron con la dictadura de PRIMO DE RIVERA. No obstante, se unirán a los republicanos en la Guerra Civil de 1936.

[63] Formación política integrada por los intelectuales ORTEGA Y GASSET, PEREZ DE AYALA, MIGUEL DE UNAMUNO...

[64] Católico y de derechas, que tenía planificada una revuelta contra la República (según el general ORGAZ), si no se les ofrecía un estatuto autonómico apaciguador.

[65] Que al principio se mostró obediente a la accidentalidad del régimen republicano, como otra vía posibilista más y nunca rupturista.

[66] Aglutinador de los intereses cerealistas de Castilla la Vieja, al mando de MARTINEZ DE VELASCO.

[67] Aglutinados bajo la revista Octubre, donde empezó a surgir el bloque de izquierdas de RAFAEL ALBERTI, TERESA DE OR, MIGUEL HERNANDEZ, LUIS BUÑUEL, BUERO VALLEJO, JOSE BERGAMIN, LUIS CERNUDA, LUIS TAPIA, MARIA ZAMBRANO, POLA AGUIRRE, ANTONIO MACHADO, JOSE Mª HINOJOSA, JOAN MIRO, VELA ZANETI, RUIZ PICASSO… bajo los manifiestos de:

-“Manifiesto de intelectuales anti-fascistas”, de carácter anti-clerical y pro-soviético,
-“Mono Azul” y “Hora de España”, donde se ridiculiza el fascismo y se anima a los obreros al movimiento.

            Lo que hará que cuando FRANCO consiga la victoria, la mayoría de ellos se exilie fuera de España, salvo pena de ser encarcelados.

[68] Tales como ZULOAGA, MENENDEZ PIDAL, CLARA CAMPOAMOR, VICENTE ALEXANDRE, AZORIN, DAMASO ALONSO, LUCA DE TENA, PEREZ DE AYALA, BELTRAN DE HEREDIA, MINGOTE, GREGORIO MARAÑON, SALVADOR MADARIAGA, UNAMUNO, PIO BAROJA, JOSE Mª PEMAN, CONCHA ESPINA, CAMILO JOSE CELA, ORTEGA Y GASSET… Todos ellos:

-favorables a la República,
-contrarios a la gestión que estaba llevando a cabo la República.

            De hecho, ORTEGA Y GASSET alude en Crisol a que “la República no es esto”, y cuando empezaron los desmanes se va de España junto al resto de intelectuales neutrales.

[69] Aglutinados bajo la Gaceta literaria de GIMENEZ CABALLERO y la Jerarquía de JOSE ANTONIO PRIMO DE RIVERA, donde empezaron a surgir los pensadores VICTOR PRADERA, SALVADOR DALI, RAMIRO DE MAEZTU, SAENZ DE HEREDIA, QUADRA SALCEDO, JOSE LUIS ESTRADA, JOSE Mª HINOJOSA, JOSE Mª ARAINZA, LUIS ROSALES, UZCULLU, EUGENIO D’ORS… la mayoría de ellos fusilados por el gobierno republicano.

[70] De hecho, cuando cayó el fascismo y comunismo, ellos dejaron de ser fascistas y comunistas.

[71] Que venía del remiendo que tuvo que hacer el estado español para con la Iglesia, en el Concordato de 1851, en un intento por reparar los bienes que le había expropiado a lo largo de las 6 desamortizaciones del s. XIX.

[72] Que fue lo que tensó la situación.

[73] Como era el caso de la Compañía de Jesús, cuyos sacerdotes tenían un 4º voto especial, de obediencia al papa.

[74] A lo que se sumaron muchos políticos como GIL ROBLES, que declaró que:

-“ese es el discurso más sectáreo en la historia de las Cortes españolas”,
-“hoy se presenta ante la Constitución la España católica, dispuesta a la guerra si hace falta”.

[75] Nunca en la calle, pues nunca hubo consulta popular constitucional.

[76] Lo que no fue causa de la Guerra Civil de 1936, pues ésta pudo evitarse hasta el último momento (el mismo 13 julio 1936, tras la muerte de CALVO SOTELO, y donde el gobierno republicano pudo decir “basta”).

[77] Tras los procesos de adquisición de tierras tenidos lugar:

-en la Reconquista, cuando la corona española repobló toda la península,
-en las desamortizaciones a la Iglesia, cuando el liberalismo adjudicó sus tierras a grandes terratenientes.

[78] Pues, a nivel de provincias, había regiones:

-con pocos latifundios, como Castilla-León y Levante (entre el 14 y el 20% del total de tierras),
-con ciertos latifundios, como Castilla-la Mancha y Extremadura (con el 39% del total),
-con muchos latifundios, como Andalucía (con el 50% del total).

             Así, de los 50 millones de hectáreas de España, 11,5 millones estaba en manos de 14.700 propietarios, bajo las coordenadas de gran absentismo, ausencia de modernización y bajos rendimientos por hectárea.

[79] Comisión en la que colaborarán los economistas FLORES DE LEMUS y PASCUAL CARRION, como asesores.

[80] Consistente en:

-pagar el 1% de los ingresos, para los que ganaran más de 100.000 ptas al año,
-pagar el 7% de los ingresos, para los que ganaran más de 1.000.000 ptas al año.

[81] Agrupación de Propietarios de Fincas Rústicas de España (precedente de MAPFRE, la Mutualidad de APFRE).

[82] Que proponen:

-expropiar sólo las fincas no cuidadas por sus propietarios,
-que la indemnización sea de 30 veces el líquido disponible, correspondiéndose al valor del mercado.

[83] Como DIEGO HIDALGO y DIEZ DEL MORAL, que proponen hacer la reforma sólo sobre los bienes de la nobleza y corona.

[84] Es decir, convertir a los 2 millones de braceros que había en paro… en propietarios.

[85] Que es el que tenía que designar los márgenes a expropiar.

[86] No pudiendo superar:

-las 150 ha. de vid, 300 ha. de olivar… y 700 ha. como máximo total (o 50 ha. si las tierras eran de regadío),
-salvo un 33% de plus, si ese plus iba a ser explotado directamente por los nuevos propietarios.

[87] Pudiendo llegarse al 100% de expropiación en el caso de que las tierras:

-fuesen tierras de señoríos,
-fuesen tierras de los 99 grandes títulos de España,
-estuviesen mal cultivadas,
-no estuviesen regadas,
-estuviesen sistemáticamente arrendadas (desde hacía 12 años, salvo el caso que su propietaria fuese viuda).

[88] Tales como:

-ser tierras de caciques, cuya expropiación no podía llegar a 1/6 de su tierra cultivable y 1/5 de su rendimiento total,
-ser tierras de ruedos, las distantes del pueblo a 2 km, las más ricas, las más adecuadas para trabajar o las que contasen con propietarios de base líquida impunable en el pueblo de al menos 1.000 ptas.

[89] Pues en Castilla por poseer tierras de más de 400 ha. no te pasaba nada. Mientras que en Extremadura si tenías menos de 100 ha. te podía afectar el proceso (como así ocurrió al 50% de los extremeños afectados por la Reforma, que además apenas aportaron al estado un 3,2% de la superficie inventariada).

[90] Pues la renta media española era de 1.075 ptas al año, y el 1% de los ingresos había que pagarlo cuando la renta superase las 100.000 ptas al año (muy pocas personas en España, para nula recaudación de impuestos).

[91] Pues a mayor valor de la finca menor era la proporción de dinero a recibir, lo que casi no mereció la pena a nivel de grandes expropiaciones. De hecho:

-la teoría decía que 60.000 campesinos serían establecidos al año,
-la práctica enseñó que los señoríos aportaron menos de 200.000 ha, y los grandes títulos menos de 600.000 ha,
-AZAÑA dedicó el máximo de 300 millones de financiación, y GIL ROBLES dedicó el mínimo de 50 millones.

[92] Como se ve en el caso de que de las 950.000 fincas afectadas, sólo 150.000 se presentaban fuera del ámbito latifundista decretado por la Comisión (pasando los afectados a ser de 20.000 a 80.000, cuando en realidad sólo había en España 11.000 grandes propietarios).

[93] Pues:

-los radicales pedían que su explotación fuese familiar,
-los socialistas pedían que su explotación fuese colectiva, bajo propiedad estatal,
-los anarquistas pedían que su explotación fuese comunal, bajo propiedad comunal.

            A lo que se llegó a la conclusión de que:

-cada ayuntamiento eligiese su propia fórmula, por un periodo de revisión de 3 años,
-se implantasen granjas experimentales, bajo vigilancia ministerial del IRI.

[94] Con lo que no podría atender correctamente a sus tierras.

[95] Bajo pena de encarcelamiento, quema de fincas y emigración a la ciudad.

[96] De hecho, cuando estalló la Guerra civil fueron los obreros los que mataron a los propietarios, con armamento que suministró a la población civil el propio ministerio de defensa.

[97] Pues ya desde 1898 se había producido la desfragmentación, con:

-el hundimiento del proyecto español,
-el abandono catalán y vasco respecto al barco hundido español,
-el surgimiento de los diversos nacionalismos españoles.

[98] Pues de producirse, España se convertiría en una cuadra de ratas.

[99] Según empezó su discurso el pensador vasco en la apertura del curso escolar 1931-32 en la Universidad de Salamanca.

[100] Desde sus élites burguesas y aristocráticas.

[101] Una vez por FRANCESC MACIA (que proclamó la República de Cataluña), y otra por LLUIS COMPANYS (que proclamó la República en Cataluña).

[102] Tales como:

-ceder la Generalidad catalana parte de “sus” competencias al gobierno federal español,
-no ceder nada del 100% de las competencias educativas de la Generalidad,
-no ceder nada de todas las contribuciones directas de la Generalidad,
-establecer un ejército catalán propio, compuesto por voluntarios,
-imponer el catalán como lengua oficial, junto a un co-oficial castellano exclusivo para las relaciones con España (pues para los catalanes estaba prohibido).

[103] A excepción de la Universidad de Barcelona, que se declara autónoma.

[104] Que es el que elige al presidente de la Generalidad.

[105] Salvo en caso de guerra, donde los Mossos d’Escuadra también pasarían a control directo del estado español.

[106] Organización Regionalista Gallega Autónoma.

[107] Entre las que destacaban:

-los derechistas VICENTE RISCO y JOSE FILGUEIRA,
-los izquierdistas ALEJANDRO BOVEDA y RODRIGUEZ CASTELAO.

[108] 1/3 del censo electoral gallego.

[109] Dirigido por RISCO, BOVEDA (el elaborador final del definitivo estatuto, y asesinado poco después) y PAZ ANDRADE (el gran culto de Galicia).

[110] Dirigido por RODRIGO SANZ y SANTIAGO MONTERO (comunista, y catedrático de Antigüedad Clásica).

[111] Dirigido por MANUEL CASAS.

[112] Elegido por la Asamblea.

[113] Que concluyó con un exacto sí del 66%, lo que no dejaba de crear recelos de pucherazo.

[114] JOSE ANTONIO AGUIRRE, católico propagandista que pidió para ello una reunión de municipios vizcainos.

[115] De hecho, el nacionalismo vasco surgió frente a esa “gente rara” que venía de fuera.

[116] De hecho, Guipúzcoa tuvo que quitar de su escudo los cañones de Velate, por su vieja batalla con los navarros en 1512.

[117] Distorsión fundamental para empezar. A la que luego seguiría la mantenida para el término Euskadi (inventado por SABINO ARANA, y concedido por España al País Vasco en 1880, cuando poco antes Alava y Guipúzcoa lo habían rechazado). Término, por otro lado, sin racionalidad ni tradición alguna.

[118] Y, por tanto, por encima de lo que diga la Constitución española.

[119] Pues cada provincia se regiría de forma autónoma, dadas sus diferentes tradiciones históricas.

[120] Es decir, el 1º tendría que ser navarro, el 2º vizcaíno, el 3º guipuzcoano y el 4º alavés.

[121] Por parte de JOSE LUIS ORIOL, presidente de la circunscripción de Alava tras las elecciones de 1936. Rechazo a un estatuto desde Madrid al que se sumaron 57 de los 77 municipios de Alava, desligándose del proceso (lo que vino bien para el % final de aprobación popular, pues Alava fue la única que ofreció resultados positivos al estatuto, con un 46% de aprobación popular).

[122] De ahí que el 9 de agosto los periodistas comentaran en una rueda de prensa habitual que hacía mucho calor, y que AZAÑA les contestase “sí, y por eso esta madrugada van a salir unos señoritos a tomar el fresco”.

[123] Por parte de un grupo de militares pro-monárquicos.

[124] Por parte de un grupo de soldados requetés carlistas (pues el padre de SANJURJO había sido carlista, y su abuelo ayudante directo de DON CARLOS). Unión de carlistas a SANJURJO que se volverá a repetir en la Guerra Civil de 1936.

[125] Pues los políticos vieron necesario hacer que la República avanzase, y no se estancase.

[126] Junto a una gran expropiación a los grandes de España que podían haber estado detrás del alzamiento de SANJURJO.

[127] Pues dentro de Acción Popular había de todo, desde GIL ROBLES hasta ANTONIO GOICOECHEA. Así, oficialmente Acción Popular había condenado el alzamiento de SANJURJO, disgustando a GOICOECHEA y haciendo que éste arrastrara a los monárquicos a separarse de Acción Popular, creando otro partido paralelo.

[128] Partido monárquico alfonsino y no liberal, fundado por ANTONIO GOICOECHEA, y al que se unirá JOSE CALVO SOTELO cuando vuelva del exilio.

[129] Pues el Partido socialista había reprimido a anarquistas y comunistas cuando estaba en el gobierno, por ir contra los intereses de la República.

[130] La de Agricultura (en manos de GIMENEZ FERNANDEZ), Justicia (en manos de RAFAEL AIZPUN) y Trabajo (en manos de FEDERICO SALMON). Los tres, de republicanismo irreprochable.

[131] Con la posibilidad que se barajaba de revisar la Constitución, sobre todo el art. 26 anti-católico (del que LERROUX ya se había salido en su aprobación, y GIL ROBLES había amenazado con ofrecer resistencia total).

[132] Posiblemente de golpe de Estado, como había sucedido también con HITLER en Alemania o con DOLLFUS en Austria. A lo que se unían las ganas de AZAÑA por gobernar, y resarcir su varapalo electoral.

[133] Con LARGO CABALLERO, y no sólo AZAÑA, a la cabeza

[134] Con el sutil error de no movilizar a los anarquistas (lo que hubiese supuesto un golpe de Estado brutal, y de muy difícil solución).

[135] Integrada por el PSOE, Partido Comunista, UGT, Juventudes Socialistas, CNT y Bloque Obrero.

[136] Lo que provocó que, cuando se aupara al gobierno el izquierdista Frente Popular, se le destierre a Canarias.

[137] En opinión de SALVADOR MADARIAGA, republicano de izquierdas que reconocía que “el alzamiento de 1934 es imperdonable. Con la rebelión de 1934 la izquierda española ha quedado sumida en la sombra de la autoridad moral, y desautorizada para condenar la rebelión de 1936”.

[138] De hecho, hay algunos que opinan, como PIO MOA, que la Guerra Civil española comenzó en 1934.

[139] Que quería gobernar democráticamente y en orden.

[140] Que quería gobernar a la fuerza, rompiendo el orden previo.

[141] Liderado por SANTIAGO CARRILLO.

[142] Cosa que el alcalaíno no había pedido.

[143] Principal problema de la República. Pues ALCALA ZAMORA quiso siempre una República de centro, y mostró repulsa a contar con políticos que no fuesen de ese estilo (y mucho menos con LERROUX, que hubiese sido la opción de concordia total entre partes).

[144] Confederación de Derechas Españolas Autónomas, que vino a mostrar la reacción de los católicos ante la recién aprobada Constitución republicana.

            Había reunido la CEDA 3 frentes políticos para la causa católica:

-los monárquicos, alfonsinos y tradicionalistas,
-los republicanos, favorables a la República pero también a la Iglesia,
-los propagandistas, de HERRERA ORIA y su política del Ralliement.

            Y había sido su programa para las elecciones de 1933:

-la religión y la familia,
-el trabajo y la propiedad privada,
-la patria, España de las autonomías,
-el orden constitucional, inspirado en las Cortes de Cádiz.

[145] En unas elecciones en las que:

-la publicidad socialista pintaba brazos musculados, que aplastaban iglesias y burgueses con hierros y yunques,
-la publicidad monárquica pintaba a la Madre España, ahogándose y agarrada a la barca de la monarquía.

[146] Disparándose contra todo aquel que leía por la calle un periódico enemigo…

[147] Como fue el plan ideado en la casa del teniente MORENO, entre representantes de PRIETO y LARGO CABALLERO, y consistente en:

-reunir a 30.000 hombres armados en la Pza.Independencia, y fusilar allí mismo al gobierno de la CEDA en pleno,
-secundar la operación desde Cataluña y Asturias, dado que éstas están por la labor.

[148] Siguiendo una ley corrupta de ALFONSO XIII, no derogada para las elecciones de 1931, y por la cual el presidente de la República era el que convocaba al partido que quería, ganador o no.

[149] Pero que por la ley electoral había obtenido muchos escaños en su feudo catalán.

[150] En boca de su ministro de justicia BOTELLA, que decía que “no se puede permitir que ganen las derechas”.

[151] Donde los amigos del hijo de LERROUX, STRAUSS y PERL, trajeron de Suecia a España un tipo de juego que era ilegal en España, gracias al hijo del presidente.

[152] Suma del Partido de Manuel AZAÑA y del PSOE de Francisco LARGO CABALLERO.

[153] Nueva ilegalidad de ALCALA ZAMORA, pues era ya la 3ª vez que disolvía el Parlamento (cosa prohibida, pues sólo podía hacerlo 2 veces por sí mismo, y una 3ª si tenía el apoyo de la mayoría parlamentaria), y con minoría de votos.

[154] Con noticias de supuestos escándalos, asesinatos cometidos en conventos… que trataron de crispar la situación, y de dar razones para futuras ilegalizaciones.

[155] Mediante la Ley de Incautación de colegios religiosos-1936.

[156] O incluso por un solo juez, siempre miliciano.

[157] De hecho, si el acusado era fusilado, en su ficha se ponía liberado (igual que en Rusia), queriendo decir que había salido de la cárcel... para ir al cementerio.

[158] Acuartelados en la Calle Prim de Madrid.

[159] Como se ve en el embajador ruso ROSENBERG, hospedado en el Hotel Alfonso de Madrid y que desde allí empezó a:

-rusificar la guerra a través del film Marineros de Kronstadt,
-retratar las carcajadas de las espigadoras y campesinas “republicanas”,
-convertir la chusma armada española en súbdita de Rusia (al igual que había sucedido antes con los mexicanos y mongoles).

[160] Tendiendo la ropa en los jardines, dormitando en ellos con las compañeras… y siempre con la bandera roja ondeando el edificio.

[161] Pero nunca de los hijos de los ministros, que se vestían de milicianos pero no iban al frente. Pues lo que a los políticos socialistas les interesaba era salir de allí, cobrar en oro en un país capitalista, ir de cena a restaurantes elegantes de París o Londres, y dejarse acompañar por muchachitas del lugar… mientras sus desgraciados milicianos eran descabezados a tiro directo de cañón.

[162] Pues habían dejado de ser carpinteros, panaderos y mozos de estación… para convertirse en lo que llevaban en su sangre desde hacía siglos: revanchistas contra sus esclavizadores.

[163] 500 nada más que en número de oficiales falangistas.

[164] Para hombres.

[165] Para mujeres. Pues allí entraban luego los milicianos, daban de beber a sus “amigas”, y echaban las cortinas. Aparte de los tratamientos bárbaros que sometían las milicianas a las reclusas, seleccionando a las más aparentes para los menesteres más bajos.

[166] Momento en que se dio cuenta PRIETO de que la guerra estaba perdida para los republicanos.

[167] Aparte de milicianos que entraban en ellos con la orden de sacar vendados a los enemigos… y fusilarlos en la misma puerta.

[168] Como ocurrió en el convento de la Calle del Carmen de Madrid, donde los milicianos saquearon la cripta de la Iglesia, desenterraron a las monjas, pusieron sus ataúdes de pie y ataron sus cadáveres junto a los de otros monjes, en posición obscena.

[169] Robados todos de propios y ajenos. De ahí que fuese imposible encontrar un automóvil en toda Madrid, porque todos los habían requisado el gobierno republicano.

[170] Tales como las bibliotecas, paredes tapiadas por ellos mismos…

[171] Entre blasfemias y culetazos. Pues la intimidad y el respeto familiar fueron perdidos en escasas horas de práctica laboral.

[172] Tras romper las vitrinas que contenían collares, abanicos, miniaturas, platos de plata… Lo que elevó la cifra de cuadros incautados a 15.000, siguiendo las instrucciones del republicano MONTILLA.

[173] Sobre todo de miembros nobiliarios, adinerados, militares, clericales (como las monjas, sacadas de sus conventos hechas unos adefesios, para burla de las vecinas), femeninos (a los que gustaba desnudar y humillar, casi satánicamente) y jóvenes masculinos en edad de combatir (en número de 400-500 diarios).

            Los cuales eran llevados a las checas-tribunales populares de la ciudad (compuestos por mujeres y analfabetos), y de ahí llevados en pelotones a la Casa de Campo, Campo de Polo, Pradera de San Isidro, Barrio de la China, Colonia del Viso, Cocheras de Tranvías, cementerios cercanos… para aplausos y silbidos de las mujeronas con sus críos, espectáculo a la hora de morir, y tiro de gracia final.

            Espectáculo a la hora de morir que ofrecía diversas variantes (la mutilada, la sarcástica de poner sus órganos vitales en su boca…), siendo la más aplaudida por el público la de:

-los falangistas, enterrados hasta la cintura, rociados de gasolina y quemados vivos,
-los señoritos, empujados desde los tejados, chillando por el aire, rebotando en las cornisas, ensangrentados en el suelo.

            Tras lo cual venía:

-el reportaje fotográfico, para rellenar los álbumes de la Dirección de Seguridad, y así dar parte a la familia de quién y dónde estaba enterrado,
-el enterramiento, a las 06.00 AM y en fosas comunes de 3.000 cadáveres, muchos de los cuales eran enterrados todavía vivos junto al resto de descuartizados.

[174] Ofreciendo todos ellos los discursos de PRIETO sobre las “victorias” del Alcázar de Toledo, del Cantábrico y Mediterráneo… hasta el rojizado ABC, que empezó a dar de repente vivas a la República. No fue el caso de Radio Sevilla, cuyas ondas permitían escuchar el parte franquista de QUEIPO DE LLANO.

             Y es que las milicias republicanas estaban siempre “a las puertas de Córdoba y Oviedo”, pero nunca entraban. O cada día “aplastaban una rebelión”, pero nunca conseguían una victoria… Así, el Alcázar de Toledo se había rendido ya 8 ó 9 veces, mucho antes de que tuviesen que explotarlo los mineros de Asturias.

[175] Como sucedió en el ejército republicano de la Sierra madrileña, donde reinaba la más absoluta desorganización a causa de estas falsas noticias. Pues al llegar los domingos los ministros de la República, unos decían una cosa y otros decían otra, provocando que los milicianos les echaran en cara que ellos se volvían a sus palacios y ellos se quedaban en sus trincheras.

[176] Tomando aperitivos en los bares sin pagar, dogmatizando que ya se acabó la existencia de Dios, incitando a las muchachas a beber, disparar y recostarse bien…

[177] Tratando de mostrar a Londres, París y Ginebra que todo seguía manteniendo la apariencia de democracia y legalidad. De ahí que fotografiaran alguna de las iglesias dejada abierta ex profeso, y mandasen la foto de normalidad religiosa al resto de países vecinos.

[178] Cada uno con la bandera del país al que pertenecía, junto al pasaporte que acreditaba esa nacionalidad.

[179] Bajo la palabra “médico”.

[180] De las que parece que la más importante fue el plazo perentorio que ALCALA ZAMORA dio a ROMANONES para que ALFONSO XIII saliera esa misma tarde.

[181] Y se evitase así el derramamiento de sangre.

[182] Dada su cabeza en forma de pera, aire de campesino sordo, voz de timbre chillón, apatía poética y carencia de liderazgo para conducir pueblos.

[183] De llevar el hábito del Carmen si ganaba las elecciones…

[184] Consistente en “preferir la eficacia a la gallardía”. Pues los hombres, y sobre todo los españoles a lo largo de su historia, si se han movido alguna vez ha sido por su gallardía (haciendo ésta eficaz la labor en América, por ejemplo).

[185] Dado que todas las monjas y monjes habían ido en masa a votarlo, abriéndo inéditamente todas las puertas de los conventos.

[186] Dado que él prefería representar tras la cortina a la principal oposición, pero no encarar de frente el gobierno de la nación.

[187] De los taxistas, camareros, dependientes… los cuales hablaban de pucherazo electoral, y compro de votos masivo. Así como de los obreros, que comentaban que “venían los canallas fascistas”.

[188] Pensando que su gobierno duraría 30 años, para restablecimiento total de la situación pre-republicana de 1928 (monárquica, religiosa…), sin que nada hubiese pasado por en medio.

[189] Junto a sus también enérgicas hermanas, CARMEN PRIMO DE RIVERA y PILAR PRIMO DE RIVERA.

[190] Por querer hacer en frío lo que solamente se puede hacer en caliente. Es decir, por carecer de microbios pero también de vitaminas.

[191] Tenidas lugar en el Café París de Madrid, a las que había que asistir en frac, y en las que un sillón imperial vacío presidía la celebración.

[192] Lo que le valió el apelativo de “José Antonio, el Enterrador”.

[193] Como fue el caso de:

-la bandera, con un doncel sobre los colores negro y rojo como estantarte,
-el himno, sencillo y alusivo al noviazgo, la muerte, las estrellas, la victoria y la paz.