ISLAM

a) Arabia pre-islámica
b) Mahoma
c) Sucesores de Mahoma
d) Islam omeya
e)
Islam abasí
f)
Islam fatimí
g) Islam selyúcida
h) Islam otomano

____________________________________

a) Arabia pre-islámica

            Insertada en el corazón de la media luna creciente[1] junto a Egipto y Mesopotamia, Arabia alcanzaba una extensión de 1 millón de km2, de los cuales el 80% pertenecía al desierto Rub Al Khali o Mar de Arena.

            Se trataba de un mundo beduino de tribus del desierto, semita y agnaticio, sin ciudades ni urbes establecidas, con menosprecio de la mujer. La asabiya o solidaridad tribal era la que configuraba su estructura social, con venganza de sangre y ley del talión para superar los conflictos.

            La árabe era una cultura analfabeta (al no existir el árabe escrito, ni saber el alfabeto griego) y de religión animista (retrograda) y astral (hacia el Sol, luego Alá, y hacia la Luna y Venus).

            Descendientes de Ibrahim-Abraham por línea de Ismael (patriarca fundador de los árabes) y errantes por Arabia, los árabes encontrarán en la piedra betilo[2] de La Meca un punto de encuentro con Abraham, pues fue allí donde, según ellos, Abraham vino a bendecir a Ismael.

            Incluía ciertos núcleos de civilización, sobre todo en su periferia, y tales como:

-el Reino de Saba, en Yemen, que había sido ya ocupado y cristianizado por los bizantinos, y representaba junto a Abisinia y Etiopía (primer centro cristiano del mundo), el mundo urbano de la Arabia del Sur.

-el Reino de Nabateo, con capital en Petra, que contaba con templos petroglifos excavados sobre la roca, y había sido romanizado y cristianizado con avanzada civilización.

-el Reino de Palmira, al norte de Nabateo, que había gestado grandes sabios y sincretismo religioso, como fue el caso de la reina Zenobia, del s. III d.C.

            En el centro de Arabia, y en torno a La Meca, habían surgido las poblaciones de Yatrib-Medina y Taif, lugar de parada para las caravanas. Otras tribus, como los lagmíes (árabes romanizados) y gassaníes (persas), eran los que controlaban los 2.000 km2 de las rutas caravaneras del norte, y el paso del cristianismo sirio-nestoriano.

b) Mahoma

            Fue natural de La Meca, ciudad de 1.500 habitantes gobernada por el clan de los quraysíes[3], y con 2 familias enfrentadas:

-los omeyas,
-los hachemíes.

            Nace el 570 con el nombre de Muhammad, y pronto queda bajo la tutela de su tío Abutalib, comerciante caravanero. Cristiano nestoriano, en su adultez se casará con una viuda rica, dejando de conducir caravanas en adelante. Pronto se unirá a los hanifas, anacoretas árabes de cristianismo sincrético, y moradores del desierto.

            Analfabeto y seguidor de la herejía nestoriana, Mahoma recibe la revelación islámica por obra de Gabriel, para:

-ser el sello de los profetas, el Al Rasul Lah o Allah,
-revelar el libro sagrado, o Al Quran
[4].

            Las primeras suras de Mahoma en el Corán fueron enteramente bíblicas, e insisten en las alabanzas a Jesús y su nueva ley, aunque dejan ya claro que este libro, el Corán, fue lo 1º creado por el mismo Dios[5].

            Así pues, Jesús era el Mesías, y no murió él sino un doble[6]. Además, no fue co-creador como el Padre, no era Dios como el Padre. Mahoma, sin ponerse nunca en el centro del Islam, sí que exigirá saber el Corán para poder ser musulmán[7].

b.1) Pilares del Islam

            -Declaración de fe. Si uno proclama la fe y sumisión a Dios, pasa a ser musulmán. Esta declaración consistía en:

-“la illaha il Allah”, no hay más Dios que Dios,
-“wa Muhammad al rasul lah”, y Mahoma es su profeta.

            Se rechaza, pues, el politeísmo, y todo lo que no sea el camino de Mahoma.

            -Oración 5 veces diarias. Sin ser la mezquita un templo de la divinidad, sino una casa de oración, y mirando en un comienzo hacia Jerusalén (hoy hacia La Meca), los musulmanes deben llevar una vida monacal, rezando 5 veces en sus mezquitas.

            -Ayuno en el mes lunar del Ramadán. De carne, vino y relaciones sexuales, 40 días antes de la fiesta del Cordero. Salvo a la puesta del Sol, ya que se hace por obediencia a Dios, y no por convencimiento voluntario.

            -Peregrinación a Jerusalén una vez en la vida. Hacia la ciudad de Jesús, como innovación cristiana que luego fue copiándose (y que los musulmanes cambiarán por La Meca).

            -Limosna del zakat a los pobres. Del diezmo coránico, que luego en la Umma-comunidad será instituida, y hoy se sitúa en el 2%.

b.2) La Hégira

            Mahoma inauguró la nueva religión en Alá, y para ello comenzó condenando todo tipo de idolatría, incluido el culto a la Kaaba. Esto provocó su lapidación, y tuvo que salir corriendo de La Meca.

            Se trata del año 0 musulmán, momento en que nace la Umma-Comunidad de seguidores de Mahoma, que en número de 100 le acompañaron a la ciudad de Medina.

            Dotada esta Umma de poder militar, político y legislativo, a forma de Iglesia-Estado (siendo el estado un apéndice de lo religioso), los seguidores de Mahoma comenzaron a convertir a la población de Medina, que estaba en guerra civil entre dos clanes.

            Ante el crecimiento continuo de la Umma, empezaron a surgir las dificultades de control. Así, se dotó a la misma de un profeta-rey[8] y de una ley sharia coránica, basada en las hadices-sentencias de Mahoma, no ya suras pero sí complementos a las mismas añadidos por Mahoma.

            Se introdujo, también en este momento, la idea de la yihad-guerra santa, como mérito y nunca obligación, para conseguir el cielo de forma directa, aquel harén soñado lleno de doncellas y deleites carnales. Esta yihad introducía la idea, además, de que Dios quería la destrucción de los infieles, como mensaje dirigido especialmente a los idólatras y comerciantes sagrados de La Meca. Las dos ideas, de hacerse mártir luchando, y de querido por Dios, dio fuerzas a este ejército de Medina.

            Por último, y en una nueva sura revelada por Dios, Dios permitía casarse 4 veces al hombre con 4 mujeres distintas. Mahoma se casó por 2ª vez, con una niña de 13 años, y permitió disciplinar a las mujeres.

b.3) Rendición de La Meca

           Tras varias batallas de la Umma contra los quraysíes de La Meca, Mahoma decidió pactar con La Meca:

-la conversión de toda La Meca al Islam,
-la institución de la Kaaba como centro del Islam.

            La Meca se convirtió, pues, en haram-territorio sagrado[9], blindándose y prohibiendo ser pisada por cualquier infiel[10]. Y el ejército islámico pasó a controlar todo el estado árabe[11].

c) Sucesores ortodoxos de Mahoma

            Mahoma murió el 632, sin sucesor elegido ni varón hereditario por medio[12]. Así, varias familias comenzaron a disputarse la herencia. Fátima, su hija preferida, no podía transmitir sucesión, pero se había casado con Alí[13]. Alí defendía que él era el sucesor de Mahoma, y otros trataban de no establecer ningún tipo de dinastía.

            Reunido el Consejo de los primeros musulmanes (de los 10 primeros en ser musulmanes), se decidió elegir como sucesor de Mahoma al más anciano de ellos, Abu Bakr.

            Abu Bakr (632-634), 1º sucesor ortodoxo de Mahoma, aplastó a los apóstatas en la Guerra de la Apostasía, a aquellos que decían que, tras la muerte de Mahoma, había que volver a los cultos ancestrales.

            A su muerte, el Consejo eligió por sucesor a Omar, con la idea de que cumpliera la vieja idea de Mahoma de conquistar Jerusalén, ahora en poder bizantino.

            Omar (634-644), 2º sucesor ortodoxo de Mahoma, será el que extienda el Imperio árabe-islámico por todos los lugares, bajo el mando del general Jalid.

c.1) Conquista de Jerusalén

            Jalid[14] había sido el general elegido por Omar para hacer realidad el sueño de Mahoma. Ya Mahoma había escrito en vida una carta al emperador Heraclio de Bizancio y al rey persa, a los que había pedido sumisión bajo amenaza de una yihad-guerra santa.

            Así, al mando de un ejército de 20.000 hombres, y usando la técnica militar del tornafuye[15], la caballería árabe de Jalid se encaminó hacia la conquista de Jerusalén.

            Heraclio de Bizancio le salió al encuentro con 100.000 hombres-mercenarios[16], entablándose la Batalla de Yarmuk-636. Aprovechando una tormenta de arena para atacar, Jalid destrozó al ejército bizantino, cayendo descuartizados 70.000 soldados bizantinos.

            Entrando triunfante en Jerusalén, Jalid escogió el monte-explanada del templo hebreo (Haram al Suarif) para la construcción de dos grandes mezquitas, la Mezquita Sagrada y la Mezquita de la Roca.

c.2) Expansión del Islam

            Encaminado Jalid hacia los Montes Taurus, Heraclio de Bizancio le salió al frente con un ejército de campesinos, que con la construcción de infinitas themas-puntos fortificados, lograron hacer una frontera infranqueable.

            Tras renunciar a la conquista de Constantinopla, Jalid envía a Amr al As a Egipto para conquistarla, hecho que fue realidad de forma rápida[17], y donde los monofisitas se pasarían a la nueva fe a instancias de su patriarca de Alejandría. En Egipto, el Islam fundará sus ansares-ciudades cuartel, para desde allí ir islamizando todo el territorio y fundando nuevas ciudades musulmanas, como El Cairo.

            Tras las conquistas de Siria-Palestina-Egipto, Omar ordena a Jalid la conquista de Persia. En la Batalla de Qadismiya 150.000 persas cayeron a filo de espada, y en la Batalla de Nehavend cayó muerto el mismo rey sasánida persa, pasando así toda la Mesopotamia bajo control del Islam, hasta la frontera del Indo.

            50 años después, Irán norte y Pakistán también pasarán a poder árabe, entrando el Islam en estepas rusas y una parte de la India.

           Para repoblar todos estos lugares, se fueron organizando grandes migraciones árabes, que se fueron asentando como clase señorial en todos los territorios, ocupando desde enormes concentraciones en Damasco-Siria y Kufa-Irak, hasta escasas presencias en Irán[18].

c.3) Pactos de sumisión al Islam

            Los lugares que iban cayendo bajo el ejército árabe tenían que convertirse obligatoriamente al Islam, bajo pena de exterminio. Así, bajo el régimen de waliatos-provincias imperiales, y bajo el dominio del wali-gobernador imperial, en todos ellos hubo pactos de sumisión al Islam, en los que:

-se reconocía la autoridad pública del califa, nuevo emperador,
-se mantenía la moneda romana dinar, ahora llamada dirhem,
-se mantenían los viejos impuestos bizantinos, del 30-40
%, ahora yizya y jaray,
-se imponía el diezmo a los conversos, y otro 40% a los no conversos.

            La lengua árabe se fue imponiendo muy tardíamente, 50-60 años después de cada conquista.

c.4) Utmán y Alí, el cisma islámico

            Tras la muerte de Omar el año 644, el Consejo de los primeros musulmanes eligió al omeya Utmán como nuevo califa del Islam.

            Utmán, 3º sucesor ortodoxo de Mahoma, gobernó toda la Siria-Palestina-Egipto con aires de nepotismo[19], mandó la traducción de la Vulgata del Corán (según la memoria que él tenía de Mahoma) y quemó el resto de ediciones del Corán (pues según él no podía haber distintas interpretaciones ni evolución del Islam).

            La Sunna que Utmán mandó recopilar, formada por 10.000 hadices de Mahoma, a forma de sentencias judiciales (memorizadas por sus discípulos), ponía en riesgo las antiguas fatwas-sentencias interpretativas del Islam.

            Fue esta la razón que hizo saltar todas las alarmas, y que se crearan rápidamente dos facciones enfrentadas, entre los seguidores o detractores de Utmán. Fue en lo que consistió la fitna-cisma, enfrentamiento entre:

-los omeyas de Utmán, de carácter electivo, y de donde surgirá la facción religiosa de los sunníes,
-los antiguos hachemíes de Alí, de carácter dinástico, y de donde surgirá la facción religiosa de los chiíes.

            Imposible es saber quien fue el más fiel a Mahoma, pues hoy los sunníes representan al 90% de los musulmanes, y Alí fue más cercano al profeta.

           Utmán cayó asesinado, y Alí fue elegido por el Consejo de primeros musulmanes como nuevo califa del Islam.

           Alí, 4º sucesor ortodoxo de Mahoma, vino a defender (como era de esperar) que sí que existía profetismo y evolución tras Mahoma, y que se podía interpretar históricamente el Corán por parte del imán[20], y usar imágenes[21]. La batalla con los seguidores de Utmán estaba declarada.

           Enzarzados sunníes (o sunnitas) y chiíes (o chiitas) en una batalla total, Irán e Irak se declararon de parte de Alí, y refugian al califa en su ciudad de Kufa. Ante la magnitud del cisma provocado, Alí decide hacer una tregua con los omeyas, por lo que su partido de los chiíes se divide en dos:

-los jarichíes, que consideran traidor a Alí, y lo asesinan;
-los chiíes fieles, que siguieron apoyando el proyecto de Alí.

           Viendo muerto a Alí, el omeya Mohabiya dio un golpe de Estado, e instauró la dinastía de los Omeyas.

d) Islam omeya

            Mohabiya creó un estado islámico de corte bizantino, con capital imperial en Damasco (de 300.000 habitantes, y tradición romana). Durante más de 100 años, y en medio de gobiernos corrompidos por el harén (de más de 100 mujeres), los omeya gobernaron y multiplicaron los palacios, ceremonias cortesanas… por toda Damasco y el Imperio musulmán.

            Fueron cargos burocráticos de los Omeya, todos bajo fuerte bizantinización:

-el diwán-tesorero,
-los cadíes-jueces de la Sunna,
-los caídes-generales del ejército,
-una red de correo y espionaje.

            Por último, la mediterranización fue el tercer elemento de los Omeya. Fundamentado sobre los viejos jinetes del desierto, Mohabiya logró crear un ejército naval de la nada, compitiendo en flota con los propios bizantinos. Imponiendo una auténtica talasocracia marina, el Islam pudo moverse desde Hispania hasta la India, adueñándose de los mares y de la economía y comercio mundial.

e) Islam abasí

            El Islam alto-medieval tuvo 3 grandes periodos:

-el califato perfecto, de los 4 califas sucesores de Mahoma,
-la dinastía omeya, conquistadora, y acusada de impía y heterodoxa,
-el periodo abasí, revolucionario, y exterminador de toda impiedad musulmana.

            Precisamente se habla de este desplazamiento de abasíes sobre omeyas, como el momento del paso de un Imperio árabe a un Imperio islámico[22].

            Los abasíes, pues:

-reforzaron el papel del califa como jefe religioso y no sólo político[23],
-trasladaron el centro de Damasco a Bagdad
[24],
-cambiaron la táctica del ejército
[25],
-integraron los elementos árabes con los nuevos conversos
[26].

            El mayor esplendor abasí sucedió en el s. IX, coincidiendo su cúspide bajo el califa Harun al-Rashid (786-809):

-implantador de una administración eficaz[27],
-con simpatías chiíes y no sunníes.

            Los principales problemas islámicos vinieron de:

-los problemas sucesorios[28],
-el aislamiento califal
[29],
-los enfrentamientos entre las distintas tendencias
[30].

            Así, en el s. X la disgregación total islámica era ya un hecho patente, y en el año 936 uno de los auxiliares califales, y gobernador de Irak, se apropió por su cuenta del título de “emir de emires”, dejando al califa reducido a su influencia religiosa[31]. Califatos paralelos[32], con discusiones constantes sobre su legitimidad, vinieron a convertirse en el escenario cotidiano musulmán.

            El año 969 la dinastía fatimí se hizo con el califato de Egipto, y se declaró enemiga del califato abasí de Bagdad.

f) Islam fatimí

            Chiíes de origen y surgidos en Túnez como movimiento de restauración de la unidad califal[33], los fatimíes decían ser los descendientes de Fátima, hija de Mahoma casada con Alí.

            El año 969 se apoderaron de Egipto, fundaron la ciudad de El Cairo, se auto-titularon califas, y ampliaron su expansión hacia Arabia y Siria-Palestina[34]. Su ejército estuvo siempre nutrido de bereberes, nubios e incluso incipientes mercenarios selyúcidas.

            Supieron gobernar Egipto con los egipcios, haciéndolo gran centro comercial, hacia el Mediterráneo y hacia el Mar Rojo y Golfo Pérsico. Permitieron la tolerancia religiosa en Egipto[35], recuperando así el papel central negociador en la zona.

            Hasta el 1171 permanecieron los fatimíes en Egipto, cuando su dinastía vino a ser sustituida por la dinastía de los ayyubíes, fundada por Yusul Salah-Addin o Saladino[36].

            Los ayyubíes, en Egipto de 1171 a 1250, fueron los héroes que expulsaron a los cruzados europeos de Oriente, hasta que el año 1250 una nueva invasión de turcos (esta vez de mamelucos[37]), se hizo con el régimen egipcio, hasta la llegada en 1517 del gran Imperio otomano.

g) Islam selyúcida

            Procedentes del Turkestán, y por tanto uno de los tantos pueblos nómadas del Asia Central, los turcos selyúcidas habían hecho aparición en el s. XI en el Cáucaso-Rusia y en Irán, buscando rutas comerciales.

            Presionantes sobre las estructuras islámicas, habían comenzado a ser utilizados como mercenarios por los fatimíes, que los habían introducido en su ejército y establecido como colonos.

            En una 2ª e imparable invasión, los selyúcidas lograron hacerse con el poder en Persia, Samarkanda y Bujara en el Oriente, y Palestina en la parte más occidental.

            No destruyeron los califatos que iban encontrando, pero sí que asumieron el papel de “emir de emires”, convirtiéndose en bloque al Islam, y declarándose:

-partidarios de los sunníes de Bagdad,
-enemigos de los fatimíes de Egipto.

            De gran capacidad militar, con tácticas de caballería ligera y uso de arcos dobles curvados, supieron frenar a los cruzados y defender así el Islam. Así mismo, comenzaron a presionar al Imperio bizantino.

h) Islam otomano

            Procedentes del Turkestán, y por tanto uno de los tantos pueblos nómadas del Asia Central, los turcos habían hecho aparición en el s. XI en el Cáucaso-Rusia y en Irán, buscando rutas comerciales.

            Presionantes sobre las estructuras islámicas, habían comenzado a ser utilizados como mercenarios por los fatimíes, que los habían introducido en su ejército y establecido como colonos[38].

            En una 2ª e imparable invasión, los turcos lograron hacerse con el poder en Persia, Samarkanda y Bujara en el Oriente, y Palestina en la parte más occidental. No destruyeron los califatos que iban encontrando, pero sí que asumieron el papel de “emir de emires”, convirtiéndose en bloque al Islam[39].

            Su forma de gobierno era electiva y no necesariamente hereditaria, pudiendo ser elegido califa cualquier nacido en el harem[40]. Por debajo del califa se situaba el gran visir[41], y por debajo del gran visir los 4 visires administrativos.

            De gran capacidad militar, con tácticas de caballería ligera y uso de arcos dobles curvados, supieron frenar a los cruzados y defender así el Islam. Así mismo, comenzaron a presionar al Imperio bizantino, y con el tiempo formaron el cuerpo de élite de los jenízaros[42].

h.1) Esplendor del Islam otomano

            Con la llegada de Otmán I (1288-1326), fundador de la rama de turcos otomanos, el Islam aprovechó la debilidad y descomposición bizantina, para expansionar sus posesiones otomanas y convertirse en el gran Imperio turco.

            Uno de sus descendientes, Murad I (1362-1389), consiguió vencer a los príncipes balcánicos en la Batalla de Kosovo-1389, desmantelar la coalición cristiana de húngaros[43] y serbios[44], y llegar hasta Belgrado[45].

            Mehmed II (1451-1481) fue el autor de la Conquista de Constantinopla-1453, ésta decadente y defendida tan sólo por los mercaderes italianos[46]. Se trataba de la guinda del Imperio otomano, ansiada durante siglos y fundamental para su centralización política y auge comercial.

            Selim I (1512-1520) significo la época de mayor expansión turca, incluyendo al Imperio las conquistas de Siria[47], Egipto[48], Líbano, Israel y Arabia, entre 1516 y 1517. Abrió rutas caravaneras por todo el Imperio, y se autoproclamó así mismo como máxima autoridad religiosa del Islam[49].

            Suleimán el Magnífico (1520-1566) trajo consigo la época de mayor madurez del Imperio turco, convirtiéndose en el gran adversario de Carlos I de España. Y es que consiguió, con una imponente flota naval[50] y terrestre[51]:

-la Toma de Belgrado-1521, allí donde años antes habían sido expulsados por los húngaros,
-la Toma de Rodas-1522, cerrando así el Egeo al dominio turco, y quitando del medio la Orden de Hospitalarios y mercaderes italianos
[52],
-la Victoria de Mohacs-1526, donde asesina a Luis II de Hungría
[53] y saquea toda la provincia húngara,
-el Sitio de Viena-1529, donde sitia la capital imperial europea, pero no llega a conquistarla.

            En suma, se trataba de un Imperio rico[54] y densamente poblado, dividido en 83 provincias, rodeando a Europa por el norte de Africa y por los Balcanes, y que se había plantado a las puertas de la misma Viena. El Asalto a Malta[55] fue la alarma total, que hizo reaccionar a Europa entera[56]:

-a España, 1ª potencial mundial, con el apoyo de las galeras venecianas,
-a los Estados Pontificios, Génova y la Orden de Malta, en 2º lugar.

h.2) Ocaso del Islam otomano

            Hacia  1900 el Islam otomano ya no era la de antaño. Pero a pesar de las continuas revueltas islámicas que sufría en sus colonias islámicas del Magreb[57], Mar Rojo[58] y Cáucaso[59], lograba todavía mantener a raya:

-Egipto y Levante mediterráneo,
-Grecia y los Balcanes,
-Arabia y Oriente Medio, todavía sin petróleo descubierto.

            Hasta que estalló la I Guerra Mundial-1914[60], que sumergió al Imperio otomano en el bando de Austria, Alemania, Bulgaria y Rumanía en los escenarios de:

-los Balcanes, con exterminios durísimos de Bulgaria y Rumanía contra húngaros y serbios;
-sus colonias, con enfrentamientos del Islam contra Inglaterra en Oriente Medio[61] y contra Rusia en el Cáucaso[62].

            En el frente balcánico el Imperio otomano decidió poner sus dominios bajo el bando alemán, a cambio de recibir amplias infraestructuras y entrenamiento. Esto supuso una alarma colectiva en Rusia, que veía además como su puerto de Odesa y mar Negro eran bombardeados por 29 barcos alemanes con bandera turca. Fue entonces cuando Rusia pide ayuda a Inglaterra, y entre ambos inician la Campaña de los Dardanelos[63], con la intención de abrir un paso para poder comunicar el Mediterráneo británico con el Mar Negro ruso, y transportar por allí trigo y armamento. Bulgaria, Rumanía, Macedonia deciden entonces posicionarse junto a Turquía y Austria, así como la misma Grecia[64]. Serbia pudo ser así rodeada por el eje pro-alemán, e invadida desde los flancos de Turquía, Grecia y Austria.

            En el frente oriental el ejército otomano mantenía a raya a todas las colonias inglesas y francesas en la zona, merced a un ejército de campesinos locales, jóvenes turcos y adiestramiento alemán. Armenia fue literalmente masacrada, Egipto y Mesopotamia arrebatado a las autoridades inglesas, el canal de Suez, Dardanelos y resto de pasos controlados por Constantinopla. Hasta que el general inglés Allenby planificó una sutil contraofensiva, se hizo con la población de Gaza de forma sorpresiva… y con ella tomó Jerusalén en diciembre, para “regalo de navidad” al pueblo británico.

            Tras la rendición de Alemania, el otomano Mehmed VI[65] perdió todo su Imperio islámico[66] y tuvo que aceptar una República laica en el seno de Estambul[67].

 

Manuel Arnaldos   
Mercabá, diócesis de Cartagena-Murcia    

más información
Diccionario Mercabá de Arqueología

Indice general de Enciclopedia Mercabá de Historia   

_______________

[1] La Media Luna y su estrella Venus serán los símbolos de los futuros escudos musulmanes.

[2] La famosa Kaaba, o piedra negra sagrada, circular y de material desconocido, meteórico o no, y motivo de adoración para los árabes.

[3] Comerciantes de La Meca y controladores del Santuario, de gran negocio pre-islámico.

[4] El Corán viene, por tanto, de los aleya-capítulos y la sura-versículos que él memorizó, y que nunca escribió.

[5] Aquí está el núcleo del Corán:

-en que es anterior a la misma Biblia (interpretable e histórica),
-en que fue dictado, y no escrito, por el mismo Dios, antes de la historia (luego no es interpretable ni histórico, ni acepta explicaciones).

[6] Por eso los musulmanes escupen la cruz, pues para ello fue mentira.

[7] A diferencia de otras religiones, como el judaísmo o cristianismo, donde se puede ser judío o cristiano sin saber la Biblia.

[8] Aunque, eso sí, sin hacer las veces de única cabeza-califa del Islam, a diferencia del cristianismo con su pontífice de Roma.

[9] Hoy en día, toda la Arabia es haram para los musulmanes, y por eso ninguna otra religión del libro (o Ahl Al Mitab) puede ser ejercida en Arabia. Fundada sobre el primer Islam, en Arabia las mujeres no pueden estudiar ni conducir. Lo que es muy distinto a otros países de Islam posterior, como Irán, donde las mujeres pueden entrar hasta en política. No obstante, los países musulmanes no firmaron el tratado de los Derechos Humanos de la ONU.

[10] Es en este momento todo el simbolismo de Jerusalén pasa a dirigirse hacia La Meca, quedando prohibido lo que antes fue nuclear en la fundación del Islam.

[11] Hoy en día, la Haima-tienda de La Meca es la que gobierna el Islam, pero sin el mismo ejército unificado que fundó MAHOMA.

[12] La muerte de MAHOMA fue un auténtico caos, y no pudieron ni enterrarlo, dado que las distintas facciones enfrentadas se lo disputaban. En la casa donde murió se hizo un boquete en el suelo, y allí se colocó a Mahoma.

[13] Primer musulmán, y con el que FATIMA había tenido 2 hijos, HASSAN y HUSSEIN.

[14] Lit. espada del Islam.

[15] Técnica consistente en atacar, replegarse para atraer a las tropas enemigas, y luego envolverlas por completo. Esta técnica dio buenos resultados frente a la caballería catafracta persa y bizantina, pues ésta era más lenta, y no aguantaba en los desiertos a causa del calor.

[16] No ciudadanos bizantinos, y de los que 10.000 de ellos, árabes gassaníes, y mercenarios del ejército bizantino por ser de Siria, se pasarán al bando contrario.

[17] Fue en este momento cuando los musulmanes destruyen la Biblioteca de Alejandría, ya que el califa había preguntado si tenía coranes, y al ser todos los libros no coránicos, decidió prenderle fuego.

[18] Esto será causa de que tras la muerte de OMAR se instale población pro-omeya en lugares como Siria, y población pro-hachemí en lugares como Irak.

[19] Había puesto a su cargo a su fiel colaborador MOHABIYA, gran general.

[20] La figura del imán fue importante, y el mismo califa tenía que ser imán para poder ser elegido.

[21] Los chiíes engendrarán, de hecho, a los monjes sufíes, con cierto culto a los santos, y de donde saldrán los danzarines derviches.

[22] Donde ya no será lo árabe lo dominante, sino los conversos al Islam, venidos desde Irán a Siria principalmente.

[23] Lo que generó toda serie de conflictos entre chiíes y suníes, por ejemplo.

[24] Ciudad que había sido originada en el 762 por los califas abasíes, y como zona que fue de antiguo influjo de los persas sasánidas.

[25] Pasando de residir su fuerza en los grandes clanes árabes, a ingresar un enorme grupo de mercenarios, dependientes en todo momento del poder del califa, y sin el gran impulso conquistador de los grandes clanes árabes. En efecto, menos agresivo y más eficaz en la defensa de las fronteras, el ejército islámico logró conseguir su edad de oro en el s. IX.

[26] Como fueron los iranios, greco-sirios… con consecuencias vivas hoy en día. Es de esta fusión de donde surgieron los valores sociales árabes (hospitalidad de los beduinos…) y la gran cultura islámica (de ética iraní, filosofía helenística, lengua propia impuesta sobre el arameo y siríaco…).

[27] Acumulando rentas califales por medio de su visir.

[28] Pues ya desde los inicios el Islam no había determinado cómo habrían de hacerse (hereditarios o no…), y siempre la Umma tenía la última palabra sobre cada sucesor.

[29] Pues el califa vivía demasiado oculto a la vida de la gente, y no residía ni siquiera en Bagdad, sino en su propia ciudad de Samarra, rodeado de intermediarios y al margen directo de la realidad social.

[30] Que no distinguían política de religión, y cada una presentaba su proyecto político. Así, por ejemplo, los chiíes fueron creando gobiernos independientes desde el s. X, en Yemen, Basora, Golfo Pérsico, Al-Andalus, Magreb (Marruecos-Túnez-Argelia), Egipto, el Jorasán…

[31] Lo que vino a destruir la unidad del mundo musulmán, y a reducir el Califato de Bagdad a puro título residual, hasta que el año 1258 los mongoles asedien y pongan fin al califato.

[32] Como el sucedido en Al-Andalus, donde ABDERRAMAN III se convirtió en el Califa de Córdoba.

[33] Al estilo de JUSTINIANO y su renovatio imperii en Bizancio, pero echando aquí a los suníes del medio, para conseguirlo.

[34] Destruyendo el Santo Sepulcro, y declarando que “reducirán a polvo todo rastro cristiano en Jerusalén”.

[35] Permitiendo el culto judío y copto cristiano.

[36] Guerrero kurdo que, junto a su tío y el emir de Siria, fue enviado a Egipto para hacer frente a los cruzados (cosa que hizo, al mismo tiempo que impuso su dinastía). En 1187, SALADINO derrotó al rey de Jerusalén en la Batalla de Hattin, y pasó a convertirse en el principal azote cruzado, siendo admirado tanto por emires musulmanes como por caballeros cruzados.

[37] Esclavos de los selyúcidas, para los que trabajaban como mercenarios, y que eran comprados desde niños:

-por los selyúcidas a los genoveses,
-en las zonas caucásicas-ucranianas (de ahí el ser todos ellos de raza blanca estricta).

            Tendentes a hacer piña interna, los mamelucos llegaron a hacer verdaderas presiones a los sultanes de los alrededores.

[38] Por lugares muy dispares, de donde fueron asimilando todo tipo de cultura musulmana (pues ellos en su origen eran caucásicos, y no árabes).

[39] Protegiendo en adelante a los pueblos del Libro:

-con todos los derechos concedidos a los musulmanes,
-con cobro de un impuesto especial a los judíos y cristianos, si querían ser tolerados.

            Esto fue lo que hizo que muchos se convirtieran al Islam, quedando sólo un 30% de cristianos en Anatolia-Turquía.

[40] Ya fuese turco puro o mestizo, pues las mujeres de la corte tenían todo tipo de procedencias geográficas.

[41] Vasallo sumiso al califa.

[42] Integrados por varones que hasta los 12 años habían estado aprendiendo cultura de manos del sultán religioso, y que habían ido adquiriendo cargos militares y civiles al mismo tiempo. En el máximo esplendor turco llegaron al número de 12.000-15.000, y en la época de decadencia al número de 200.000 (pero ya sin la calidad de la época dorada, pues empezaron a comprarse los cargos).

[43] No eslava ni germana, ni tampoco romana, Hungría había sido establecida en el s. VII en la Panonia como reino descendiente de los hunos, pero con una fuerte inmigración de finlandeses y estonios. Se trataba de un reino pequeño, con lengua y cultura propias, y que siempre se ha mostrado orgulloso y muy nacionalista (sabiendo que si pierde la lucha desaparece para siempre).

[44] Que hoy reclaman el Kosovo por este apoyo a la coalición cristiana, frente a los intereses de Albania en la zona y su 90% de población albanesa (la mayoría de ellos descendientes de los otomanos musulmanes).

[45] Siendo aquí donde solamente la instalación musulmana tuvo éxito en Europa, en torno a Albania y Bosnia-Herzegovina. Y es que las comunidades de boguniles (procedentes de Siria) instaladas de antaño en los Balcanes, se convirtieron en masa al Islam.

[46] Incluyendo a unos 700 catalanes que estaban allí haciendo negocios.

[47] Que hizo que las minorías se refugiaran en las cordilleras del Líbano.

[48] Desde donde el Imperio otomano se expandió por todo el norte de Africa, exigiendo el reconocimiento y apoyo de los estados independientes berberiscos de Argel, Túnez y Trípoli, a forma de estados vasalláticos del sultán turco.

[49] Apropiándose así las competencias para proclamar la Yihad-Guerra Santa, siempre que él quisiera.

[50] Integrada por marinos egipcios, fenicios, griegos…

[51] Dirigida por 15.000 jenízaros, o cuerpo de élite del Imperio turco.

[52] Que se vieron obligados a negociar con el Imperio otomano, pues tanto genoveses como venecianos se vieron aquí sin el monopolio oriental que de antaño habían tenido.

[53] Casado con la hermana de CARLOS I DE ESPAÑA, que pasa a ser reina de Hungría y a anexionar su reino al de Austria, para mejor defenderse del peligro turco-otomano.

[54] Por sus abundantes zonas de buena agricultura, y por su monopolio en el comercio mediterráneo.

[55] Que había sido entregada por CARLOS I DE ESPAÑA a la Orden de Hospitalarios, para su defensa y vigilancia.

[56] Con leyendas como la del Preste Juan, que hablaba de un país al otro lado del muro musulmán, y con el que podía hacerse una alianza cristiana (identificado más tarde por Portugal como Etiopía, pues al llegar al Indico se encontraron los portugueses con los etíopes monofisitas coptos).

[57] Libia, Túnez, Marruecos...

[58] Sudán, Somalia, Madagascar…

[59] Azerbaiyán, Turkmenistán…

[60] Consumada el 1 agosto 1914 en los conocidos Cañones de Agosto, tras:

-haber Austria declarado la guerra a Rusia el 28 julio (pues el 23 de julio Rusia había decidido dar cobijo a los terroristas serbios que asesinaron al heredero al trono austro-húngaro),
-haber Rusia respondido a Austria el 29 julio (movilizando su ejército en los Balcanes).

[61] Pues Inglaterra había sublevado a los jeques árabes contra el Imperio otomano, a cambio de promesas. A lo que los turcos contestaron atacando a los colonos británicos en la zona.

[62] Con 1,5 millones de armenios masacrados por el Imperio otomano, para bloquear allí a Rusia.

[63] Campaña de los Dárdanelos que fue comenzada por la marina británica, bajo la orden de bombardear y tomar la península de Gallipoli, con Constantinopla como objetivo. Lo cual acabó en fracaso rotundo, y los Dardanelos continuaron estando bajo poder turco.

[64] Ya que su ejército y corte así lo prefirieron, a pesar de la tendencia anglófila de su clase empresarial y comercial.

[65] Ultimo sultán del Imperio otomano.

[66] Entregando:

-Siria y Líbano, a Francia,
-Arabia, Irán, Jordania e Israel, a Inglaterra.

[67] En la que KEMAL ATATURK será su primer presidente, a partir de 1923.