HISTORIA DE LA ARQUEOLOGIA

a) Arqueología
b)
Arqueología antigua
c)
Arqueología del Renacimiento
d)
Arqueología de la Ilustración
e) A
rqueología de la Industrialización
f)
Arqueología actual

_________________________________________________

a) Arqueología

            Todo historiador tiene la posibilidad de elegir su propia perspectiva arqueológica, de posicionarse dentro de un campo teórico y variable arqueológico, y cuyos extremos son:

-el hiperpositivismo tradicional,
-el relativismo moderno de última hora.

            Thomas Kuhn, en este sentido, llegaba a decir que la arqueología avanzaba más por cambios bruscos que de forma continua y acumulativa.

            Y es que a diferencia otras ciencias, la arqueología no presenta, ni siquiera en las épocas más estables, un único paradigma, sino que varios legítimos compiten entre sí.

            Eso sí, y como decía Kuhn, sin un paradigma teórico es imposible trabajar en la práctica.

b) Arqueología Antigua

            Ningún pueblo primitivo se ha considerado existente desde siempre, y todos ellos han tenido que imaginar un principio de todas las cosas. La diversidad de historias en la Antigüedad es muy grande, aunque siempre aparece como constante, en todas ellas, la fuente divina.

            A partir del helenismo comenzó la tradición occidental, concebida como:

-una continua progresión social,
-una continua degradación de épocas doradas pasadas.

            En Roma, los autores romanos veían al hombre como un animal que se elevaba en un largo proceso sobre el resto de las criaturas.

            Aunque la Antigüedad no sólo se quedó en teorías, sino que pasó a la práctica para conocer antecedentes pasados. Así:

-en Mesopotamia se recogían y coleccionaban objetos artísticos en el s. VI a.C,
-los atenienses del s. V a.C. abrían las tumbas antiguas, como las de Delos,
-Sertorio de Roma ordenó abrir la supuesta tumba del gigante Anteo de Mauritania.

c) Arqueología Renacentista

            El Renacimiento produjo que las emergentes ciudades-estado italianas recuperaran gran cantidad de restos de la Antigüedad. Se puede decir que ese fue el momento del nacimiento de la mentalidad científica.

            En el Colonialismo, los descubridores y los misioneros trajeron largas colecciones de objetos primitivos, muchos de ellos muy parecidos e incluso idénticos a los encontrados en Europa. No obstante, nunca se admitió que los nativos fuesen los autores de los restos importantes que se iban descubriendo.

            Fue Michele Mercati, médico del papa, el que fundó la 1ª teoría arqueológica universal, la sucesión piedra-bronce-hierro, aplicándola por primera vez a la colección arqueológica del Vaticano. Esta teoría continúa siendo hoy la base de la Arqueología Moderna.

            Los jesuitas fueron los continuadores de los estudios arqueológicos. De entre ellos, François Lafitau, misionero en el Canadá, fue el auténtico precursor de la teoría de la evolución. Lafitau defendió la unidad psíquica del género humano, pero reconoció la inevitabilidad del progreso continuo de los humanos, hacia el perfeccionamiento.

d) Arqueología de la Ilustración

            La ciencia oficial seguía en el s. XVIII los dictados de la Biblia, que ponía en el año 4.000 a.C. el comienzo de la historia humana, según los estudios del arzobispo Ussher.

            Con la llegada de la arqueología, el diluvio universal también pasó pronto a uno de los grandes elementos de estudio. La arqueología británica llegó a probar la existencia de un periodo de sucesivas inundaciones, que acabó aniquilando a la mayoría de las especies. Esto ampliaba el número de años de formación de la tierra.

            En 1800 John Frere descubrió piedras talladas por humanos al lado de grandes animales desaparecidos. Lo cual significaba la existencia de un hombre antediluviano. Y es que la geología iba avanzando en el cambio de las diferentes especies.

            Fue esta una época en que comenzaron los coleccionismos de anticuarios. Egipto y Mesopotamia comenzaron a ser saqueados y llevados al Louvre de París o al Británico de Londres. Como resultado de ello vino el desciframiento de la escritura:

-egipcia, en 1821 por parte del francés Champollion,
-cuneiforme, en 1837 por parte del inglés Rawlinson.

            En 1856 otro importante descubrimiento vino a avanzar la arqueología, cuando  unos obreros alemanes del valle del Neander descubrieron los restos del hombre de Neanderthal.

            Tras el descubrimiento de Neander:

-Spencer asoció los principios de la evolución al progreso de las sociedades,
-Trigger admitió el salvajismo en pueblos modernos, no estatalizados,
-Darwin naturalizó, en 1859, al hombre en leyes biológicas.

e) Arqueología de la Industrialización

            La medición del tiempo fue perfeccionada con la termodinámica de Fourier y los progresos químicos de Kelvin en 1862. Fue también de gran ayuda el método estratigráfico de Nicolaus Steno.

            No obstante, fue el sistema de cronología relativa del danés Thomsen, el que tuvo en cuenta por primera vez la contemporaneidad de los objetos que procedían de conjuntos cerrados, como las tumbas. Según Thomsen, los artefactos agrupados revelan:

-la clave de su identidad cultural,
-el patrón secuencial de su desarrollo tipológico,
-el significado de su desarrollo económico y tecnológico.

            Worsaen y Montelius completaron los estudios de Thomsen, ordenando cronológicamente los objetos en función de su tipología, independientemente de los datos estratigráficos, y a modo de seriación. Subdividieron, además, en fases y periodos, las 3 Edades del mundo de Michele Mercati.

            En Inglaterra comenzó la larga corriente del druidismo celta, y con ella ciertos movimientos arqueológicos íntimamente unidos a los nacionalismos.

            Ya en el s. XX se descubrieron las nuevas especies de Cro-Magnon en Francia, Erectus en China, Australopitecus en Suráfrica.

f) Arqueología Actual

            Hacia 1950 los alemanes comenzaron a usar la palabra “cultura” para referirse a las sociedades campesinas que evolucionaban, y a llamar a esas culturas con el nombre del yacimiento en que fueron descubiertas.

            Al sueco Montelius se debe la aplicación de todos los avances tecnológicos al mundo de la arqueología.

            También se debe al australiano Gordon Childe la introducción de los fósiles directores, objetos que apenas evolucionaban, mientras que otros de su entorno lo hacían copiándose o comerciándose mucho más rápidamente. Esto permitía distinguir cronologías y observar los cambios culturales.

            Hoy en día, la escuela norteamericana ha comenzado a considerar cada cultura como una entidad única, resultado de:

-una secuencia de acontecimientos (particularismo histórico),
-cambios culturales (difusionismo),
-adquisición de bienes por contacto (aculturación),
-adquisición de bienes por migración o invasión militar (migracionismo, invasionismo).

 

Manuel Arnaldos   
Mercabá, diócesis de Cartagena-Murcia    

más información
Diccionario Mercabá de Arqueología

Indice general de Enciclopedia Mercabá de Historia