EVANGELIZACION DE AMERICA

a) Descubrimiento de América
b) Cristóbal Colón
c) Los Reyes Católicos
d) Organización territorial de América
e) Conquistadores cristianos de América
__________________________________________________

a) Descubrimiento de América

a.1) Año 1492

            Toda cultura está formada por ideas y prácticas, sentimientos e instituciones, y se expresa en una lengua y escritura concretas[1]. Así, se puede decir que ya América poseía diversas culturas previas a la llegada de 1492, y éstas continuaron desarrollándose tras 1492.

            Pero fue esa fecha vital para el continente americano, pues:

-sus culturas ya nunca permanecerían aisladas y retrasadas,
-el contacto de América con otras culturas y continentes ya no vería freno.

            En ese encuentro intercultural de 1492, el hombre europeo se encontró dos culturas arraigadas:

-la mayo-azteca en Mesoamérica, en torno a México,
-la inca en los Andes, en torno a Perú.

            Se trataba de culturas en un estado de subdesarrollo como el sucedido en el Egipto de la I dinastía, con 4.500 años de retraso respecto al inicio del Renacimiento europeo.

a.2) Fenómeno de la Conquista

            Ante el prodigio y contemplación de lo descubierto en América, los países europeos tomaron dos formas de entrar en contacto con los elementos culturales descubiertos:

-los países mediterráneos, que optaron por el mestizaje biológico y cultural,
-los países anglosajones, que optaron por el poblamiento ario, tras la eliminación del elemento indígena
[2].

            En el caso español, la opción del mestizaje fue mucho más difícil que la tomada por el resto, y pronto se encontró con problemas irresolubles como[3]:

-la poligamia,
-el politeísmo,
-la adoración a los huesos.

            La conquista ya estuvo en 25 años (1518-1555) prácticamente finalizada, con crónicas de la época que nos hablan que:

-hay procesiones[4],
-hay pacificación y poblamiento
[5],
-los españoles se pelean entre sí, pero no contra los indios
[6],
-muchos indios prefieren el gobierno actual al de las élites precedentes
[7].

a.3) Actitudes españolas ante lo conquistado

            Fueron principalmente cuatro, resumiéndose en:

-elementos demoníacos, como era el hecho de que “se hieren y descalabran unos a otros” y de que eran capaces de “danzar revestidos con el pellejo de las víctimas”[8];
-excusas ante España, de que “no todos los indios cometen perversidades, ni son completamente responsables”
[9];
-compasión por los indios, que “son ingenuos y todo lo hacen con sencillez, ajenos a aspavientos”
[10];
-esperanza en lo descubierto, pues “entusiasma ver que en el mundo no puede haber mejor gente, que nos ayudan con sus canoas y personas en cuanto les es posible”
[11].

b) Cristóbal Colón

            Geógrafo genovés, Cristóbal Colón (1451-1506) ya había expuesto a Juan II de Portugal sus sueños de llegar a la India a través de rutas bastante extravagantes[12], y no a través del cabotaje costosísimo africano-oriental.

            Pero parece ser que nadie apostaba por el genovés, hasta que la empresa llegó a oídos de los monjes franciscanos de la Rábida, de Palos de la Frontera-Cádiz, que mandaron llamar al aventurero a su convento.

            En mayo de 1485 fray Antonio de la Marchena recibió con los brazos abiertos a Cristóbal y a su hijo pequeño Diego (de 8 años), que llegaron andando, agotados y sin recursos económicos.

            Animados los frailes por todo lo que contaba Colón, pasaron el asunto al prior general del convento, fray Juan Pérez (antiguo confesor de Isabel la Católica), que se comprometió a ayudar a Colón y convencer a la reina de Castilla.

            Finalmente, y tras 5 años de tenaces discusiones con los doctores de Salamanca[13], el 17 abril 1492 los Reyes Católicos conceden a Colón:

-el permiso y autoridad para embarcarse a los nuevos mundos[14],
-el título de Cristóforo, o portador de Cristo
[15],
-la nao Santa María, como expresión del profundo proyecto colombino
[16].

            El 3 agosto 1492 parte Colón de Cabo de Palos, con su nao Santa María, las carabelas de los hermanos Pinzón Pinta y Niña, y el contingente de 70 andaluces, 5 vascos, 5 gallegos y 4 presos en redención de penas. Al canto de la Salve Regina[17], partía la expedición de Colón.

            Tras muchos cantos de la Salve, el día 12 octubre 1492, y dos horas después de la medianoche, “pareció la tierra, de la cual estarían dos leguas”. Era la isla de Guanahaní-Bahamas, donde por primera vez el hombre europeo pisó suelo americano. Colón obsequió a los naturales con unos bonetes colorados, y no hubo allí ningún temor entre los presentes.

c) Los Reyes Católicos

c.1) España de la Reconquista

            La Reconquista de España al moro fue la clave de las gestas españolas en América. Y es que España había luchado, durante siglos, para recuperarse de sí misma, espada en mano. De ahí se había obtenido la unión de todos los españoles en una causa común, y esta causa había merecido el riesgo de la muerte. En los audaces golpes de mano contra el moro, todos los españoles invocaban siempre el auxilio de Cristo, de María y Santiago.

            Pues bien, este impulso espiritual llevado a cabo por España desde Covadonga-722 hasta Toledo-1085, Tolosa-1212 y Granada-1492, fue trasplantado a las Antillas-1492. Lo que no deja de ser sorprendente, pues América no le duró a España ni 25 años, en comparación con los 700 años que le llevó la expulsión de los moriscos de la península Ibérica.

c.2) España religiosa

            La conquista de América fue llevada a cabo en continuidad con la tradición única multisecular de la España medieval: avanzar, predicar, bautizar, alzar cruces, fundar pueblos en torno a iglesias… Además, la empresa fue llevada a cabo tanto por reyes y virreyes como por vasallos, frailes y soldados, teólogos y navegantes. Se puede decir, en este sentido, que la España de 1492 fue única en la historia y que sólo una vez en la historia ha ocurrido la España de 1492.

            Y es que la idea religiosa española de integrar territorios hizo que nunca se plantease como alternativa una América llena de colonias[18], sino únicamente una ampliación e integración de territorios a la fe y la corona.

            Así, el espíritu religioso español fue trasplantado a América en dimensiones gigantescas, con todas sus viejas órdenes mendicantes y conventuales reformadas humanísticamente, y con el cardenal Cisneros (1437-1517) poniendo además las universidades españolas a la vanguardia del mundo entero.

            Como conclusión, se puede decir, pues, que sólo un pueblo con una hipersensibilidad religiosa tan extrema, como era la España de 1492, pudo acometer una osadía y aventura tan gigantesca.

c.3) Patronato otorgado por el papa

            Desde antiguo, la Iglesia otorgaba un conjunto de privilegios-obligaciones a los patronos que iban a ser promover alguna obra religiosa.

            Tras el descubrimiento de América, y tras el Padroao que ya Portugal había obtenido para la costa africana, ahora Alejandro VI encomendó a los reyes de España[19], como delegados papales en América, la administración general de la Iglesia en las Indias.

c.4) Comienzos conquistadores

            Descubierta América por Colón, los Reyes Católicos otorgaron a éste numerosos títulos y condecoraciones, pero pusieron al frente de las Indias[20] al comendador civil Bobadilla, como virrey general de América, a partir de 1499. Otro comendador eclesiástico[21], enviado en 1502 para sofocar cualquier indisciplina militar, fue enviado desde España para completar la estructura organizativa.

            Las instrucciones dadas por los Reyes Católicos en las Instrucciones de Granada-1501 habían sido claras[22]:

-dar plena libertad y seguridad a los indios,
-otorgar a los indios los mismos deberes-derechos que los de Castilla.

            Incluso el testamento de Isabel I había sido claro: “no consentir ni dar lugar a que los indios reciban agravio alguno en sus personas y bienes, sino mandar que sean bien y justamente tratados”[23].

            Sin embargo, pronto empezaron a llegar voces religiosas[24] desde América que alertaban de abusos españoles y clamaban en defensa de los indios. Y es que, tras la muerte de Isabel-1504 y Fernando-1516, hasta las ideas esclavistas intentaron penetrar en las estructuras españolas[25].

c.5) Encomienda real

            La mayoría de los indios eran selváticos, ignoraban el arado, la rueda y el trabajo diario y fijo. Fue por ello por lo que los Reyes Católicos impusieron la encomienda, bajo supervisión de los misioneros, y donde:

-se otorgaba a los indios su carta de derechos-deberes,
-se imponía al encomendero la tarea de dirigir el trabajo de los indios,
-se concedía al encomendero el derecho a recibir del indio un tributo.

            Con ello se prevenía en América la acumulación de extensas propiedades[26], aunque se corría el peligro de convertir a los encomenderos en una poderosa casta hereditaria.

d) Organización territorial de América

d.1) Organización administrativa

            En España, los reconquistadores españoles habían ido asentándose en las tierras ganadas al moro, y las habían organizado rápidamente en municipios, a forma de democracia orgánica.

            Así, pues, a las Indias llegó un pueblo con una gran experiencia de organización política y administrativa sobre nuevos territorios[27].

            Por otro lado, siempre creció la España americana sin el concepto de colonia. Se puede decir que, de 1500 a 1800, un peruano o un mejicano era tan español como un andaluz o un aragonés, y que México no era sino otro de los tantos reinos del Rey de España, y de los cuales tenía que dar cuentas ante Dios.

d.2) Organización política

            Fue regido en torno al Consejo de Indias, creado en 1526, y escindido para el caso del Consejo de Castilla y del Consejo de Aragón.

            En América, la autoridad política quedó organizada en:

-Virreinatos,
-Audiencias, encargadas del tema judicial
[28],
-Gobernaciones.

            En cada una de ellas hubo para todos sus gobernantes los temibles Juicios de Residencia, en que cada gobernante debía dar cuenta ante la ley de lo positivo y negativo que había hecho en su gobierno.

            Hombres de talla como Antonio de Mendoza, Luis de Velasco, Pedro de la Gasca, Francisco de Toledo, Bernardo Boil[29]… gobernaron plenamente los dominios de la Corona en los virreinatos de:

-Nueva España (México, Centroamérica, Filipinas),
-Nueva Granada (Colombia, Venezuela),
-Perú (Ecuador, Perú, Chile),
-Río de la Plata (Paraguay, Uruguay, Argentina).

d.3) Organización jurídica

            Llevó a la práctica el código de derechos y deberes de la Corona española, pero especificó, de manera especial, el perfil del nuevo derecho indiano[30]:

-de casuismo acentuado,
-de tendencia asimiladora y uniformista,
-de hondo sentido religioso y espiritual.

            Por otra parte, el derecho de España sólo se aplicaba cuando en las leyes de Indias había algún vacío legal. Como última instancia, se daba cuenta al rey de todo lo acordado, para que resolviese.

            Por medio de las Leyes de Burgos-1512, Fernando el Católico impulsó:

-la libertad de los indios,
-la prioridad de la evangelización,
-la humanización del régimen de la encomienda,
-no hacer conquistas sin el previo requerimiento pacífico.

            En las Ordenanzas de Granada-1526, el Consejo de Indias impulsó:

-el buen trato a los indios,
-la prohibición expresa de la esclavitud.

            En las Nuevas Leyes-1542, Carlos I dio normas claras sobre:

-el vasallaje a la Corona de los 4 virreinatos de América,
-el trato dado por igual en todos los reinos españoles, de América o de España.

            En la Disputa de Valladolid-1550, dos grupos de doctores analizaron la legitimidad o no de la presencia española en las Indias:

-los juristas laicos del rey[31], que se basaban en la donación pontificia que había hecho a España Alejandro VI,
-los doctores de Salamanca
[32], que rechazaban la donación pontificia como excusa y el uso de la violencia, y defendían sólo la conquista primigenia de la fe.

            Se puede decir, por tanto, que la conquista de América por los españoles fue uno de los mayores intentos que el mundo haya visto de hacer prevalecer la justicia, en una época brutal y sanguinaria. Además, forjaron la conciencia de lo que se debía hacer, de lo que estaba bien y lo que estaba mal.

e) Conquistadores cristianos de América

e.1) España, un pueblo cristiano

            España había forjado en el s. XV una rara densidad homogénea de cristianismo, con naturalidad y evidencia. Y, posiblemente, ningún país del mundo ha tenido nunca una densidad tan elevada de santos en un mismo periodo y metro cuadrado[33].

            Los religiosos españoles se desgastaban, pues, por el bien de los indios, arriesgando incluso sus vidas. E inculcaban en los conquistadores la posibilidad de condenarse en el infierno, pues tendrían que dar cuentas a Dios (y no sólo al rey) del trato que habían dado a los indios[34].

e.2) Conquista por la fe, y no la fuerza

            Los indios estaban habituados a la servidumbre, y guardaban un profundo respeto hacia el superior. De ahí que la gran mayoría de indios fuesen siempre fieles a la Corona española.

            Por otro lado, mucho más difícil fue para España la conquista por las buenas, ya que requería mayor gasto de fuerzas, paciencia y tiempo, sin resultados militares inmediatos.

e.3) Alonso de Hojeda

            Compañero de Colón en el 2º viaje, obtuvo Alonso de Hojeda (Cuenca 1466-Santo Domingo 1515) la gobernación de Nueva Andalucía, actual Colombia-Venezuela, y allí implantó la devoción a la Virgen.

            En efecto, el gobernador Hojeda llevaba siempre consigo una imagen de la Virgen[35], y cada vez que hacía descansar a su destacamento en su exploración por el Caribe, plantaba allí su imagen, y exhortaba a todos a que rezasen el rosario.

            En su mayor angustia, hizo voto de regalar la Virgen en el primer pueblo que hallase, que fue el de Camagüey-Cuba, y donde levantó, junto al cacique indio del pueblo, una ermita en su honor[36].

            Finalmente, y tras finalizar su gobernación, decidió el conquistador entrar en el convento de Santo Domingo, en 1510.

e.4) Núñez de Balboa

            Gobernador de Santa María de la Antigua, Vasco Núñez de Balboa (Jerez de Badajoz 1475-Panamá 1519) fue el primer europeo en divisar el Océano Pacífico[37] y el primero en fundar una ciudad americana de grandes dimensiones.

            Fue el principal amigo de los indios, haciendo muchas veces de árbitro entre las tribus enfrentadas, y respetando siempre sus estructuras tribales. Lo que no hizo sino ganarle la enemistad del gobernador de Panamá Pedrarias Dávila, que lo acusó de conspirar contra la Corona, lo juzgó culpable y lo ejecutó en Acla-Panamá.

e.5) Pedro de Valdivia

            Conquistador y poblador de Chile, Pedro de Valdivia (Villanueva de la Serena 1497-Tucapel de Chile 1554) ponía siempre la oración por delante de toda estratagema o munición militar, invocando a sus compañeros a pedir el auxilio del glorioso Santiago, protector de las Españas.

            Nos dice su cronista, Mariño de Lobera, que “en todas sus exploraciones repetía a soldados e indios que eran todos españoles, pero que mucho más lo eran cristianos, gente que tiene de su parte el favor y socorro del Señor universal”[38].

            Y añade su teniente general Monroy que “cuando estaban los dos ejércitos frente a frente, se postraba Valdivia rostro en tierra y con voz potente hacía la profesión de la santa fe católica”[39].

            En efecto, el conquistador Valdivia supo poner siempre a los sacerdotes al frente del ejército, y en todo lo que pudo hizo el bien espiritual de los indios[40].

e.6) López de Gómara

            Cronista oficial de la Corona para el virreinato de México, Francisco López de Gómara (Soria 1511-Soria 1566) fue el principal relator de los hechos de Hernán Cortés.

            Nos dice de los mejicanos que eran en todo como los españoles, salvo en el color de la piel… al mismo tiempo que nos dice que la conquista de América supuso:

-una continuación a la conquista de los moros,
-un éxito rotundo en la extensión de las costumbres y lenguajes españoles,
-el mayor camino abierto en la historia, por tierra y por mar,
-la voluntad divina de que España siempre combatiese ante los infieles,
-un motivo de mutua ayuda entre indios y españoles,
-el más heterogéneo, más unido y más grande Imperio de la contemplación y admiración.

            Para Gómara, la finalidad de ir y estar España en las Indias era muy clara: predicar y ensalzar la fe en Cristo[41].

e.7) Francisco de Xerez

            Voluntario español para el Panamá[42], Francisco de Jerez (Sevilla 1497-Lima 1565) fue escribano de Acla-Panamá y secretario personal de Pizarro, dejando claros los principios que movieron a unos y otros españoles a la hora de impulsar una conquista de América tan audaz y paciente.

            En efecto, nos dice el sevillano que fueron dos, por orden de preferencia, los objetivos de las expediciones españolas  a las Indias:

-llevar el conocimiento de la santa fe a los indígenas,
-sujetar América al vasallaje del rey de España.

            Fue Xerez el cronista de aquel encuentro dramático entre Pizarro y Atahualpa, y en él introdujo rápidamente cuál fue el elemento primero y esencial que trató Pizarro con el jefe inca: la fe cristiana[43].

e.8) Cabeza de Vaca

            Explorador español del golfo y norte de México[44], Alvar Núnez Cabeza de Vaca (Jerez de la Frontera 1490-Sevilla 1558) descubrió las cataratas del Iguazú, el curso del río Paraguay, y acabó como gobernador y adelantado del Río de la Plata.

            Prototipo de conquistador español, Cabeza de Vaca luchó por:

-eliminar la comida de carne humana entre los indios,
-sustituir su culto al demonio por el culto al Dios altísimo
[45],
-inaugurar cada nuevo poblado con el ritual cristiano español
[46].

e.9) Cieza de León

            Voluntario español hacia el mundo andino, Pedro Cieza de León (Llerena de Badajoz 1519-Sevilla 1554) fue cronista del pacificador de la Gasca, narrando las guerras civiles del Perú.

            A la hora de relatar las causas que movieron la conquista del Perú, relata el extremeño por su orden de importancia:

-considerar que nosotros y todos estos indios traemos origen de nuestros antiguos padres, Adán y Eva,
-que fuesen reducidos al gremio de la Iglesia tan multitud de gentes,
-sufrir como españoles, y como ningunos otros hacen, los trabajos de la evangelización.

            Reconoce Cieza de León que hubo en aquella empresa crueldades, pero añade que éstas fueron individuales, y siempre acompañadas de:

-arrepentimiento, por temor a Dios,
-religiosidad profunda,
-compasión por los indios, al verlos sujetos a tantos engaños del demonio
[47].

e.10) Díaz del Castillo

            Luchador en 129 batallas del Nuevo Mundo[48], Bernal Díaz del Castillo (Medina del Campo 1496-Guatemala 1584) fue regidor de Santiago de Guatemala, y cronista de las 3 grandes campañas sobre Cuba[49].

            Se dedicó Bernal a purificar las crónicas españolas de prodigios falsos y de victorias sobrenaturales, pero acentuaba mucho cómo los soldados[50] daban una importancia extra a un asunto común: la evangelización de los indios.

            Ya de anciano, explicaba el polifacético Bernal cómo para explicar los heroísmos pasados, “hay que reconocer que nuestros hechos no los hacíamos para nosotros mismos, sino que iban encaminados hacia Dios”[51].

e.11) Soldados evangelizadores

            De lo analizado hasta ahora se puede deducir un axioma:

-los soldados tenían la misión de apoyar la evangelización de América,
-los soldados participaban libremente en ese apoyo consciente a la evangelización.

            Por otro lado, Cieza pasó a las Indias cuando tenía 15 años, Xerez cuando tenía 16, Cabeza de Vaca cuando tenía 17, Díaz del Castillo a los 18… y una vez allí se habían mezclado con la soldadesca. ¿De dónde sacaron, pues, esa joven y profunda fe?

            Estaba claro que los soldados[52]:

-habían mamado la fe en sus casas e infancia,
-habían escuchado y aprendido las hazañas españolas contra los moros,
-habían sido ilusionados para esta nueva empresa “conquistadora” española
[53].

            Simples soldados, pues, pasaron a ser vehículos explícitos del evangelio[54], con competencias para hacerlo de manera individual  e inmediata[55].

e.12) Indios apóstoles de los indios

            Fueron el tercer soporte de la evangelización de América, tras el de los soldados y los misioneros[56], y la finalidad principal de la planificación ideada en España al respecto.

            En efecto, y sobre la base teológica de que no puede haber cristianismo sin familia cristiana, la tarea de los misioneros fue siempre en esa dirección[57].

            Poco a poco los indios fueron entendiendo la forma de convivir cristiana, monógama, mestiza, con solicitud por la formación en valores de los hijos.

            Y, a partir de esa educación doméstica de los indios, ellos mismos comenzaron la organización de sus propias escuelas[58], cofradías[59], catequesis[60], hospitales, asilos. Otras tareas de más responsabilidad, como las de fiscales[61] y ordenados en grado menor, pronto empezaron también a integrar a los indios en el proceso evangelizador. Hasta que llegó el momento del grado heroico en la fe, al que muchos indios lograron llegar en un espacio de tiempo record[62].

            Según el Concilio I de Lima-1552, los indios fueron “el principal y más excelente servicio que España y América están haciendo al pueblo cristiano”. Y es que los esfuerzos del peruano Nicolás de Ayllón[63], del mexicano Baltasar de Cholula[64], de los jóvenes tlaxcaltecas[65], de las muchachas chichimecas[66]… prendieron rápido y fuerte en la nueva sociedad hispanoamericana.

 

Manuel Arnaldos   
Mercabá, diócesis de Cartagena-Murcia    

más información
Diccionario Mercabá de Arqueología

Indice general de Enciclopedia Mercabá de Historia   

___________________

[1] SALVADOR MADARIAGA llegaba a afirmar que en muchos pueblos de América se hablaban dos y tres lenguas diferentes (cf. MADARIAGA, S; El auge y el ocaso del Imperio español en América, ed. Espasa Calpe, Madrid 1986, pp. 381-382).

[2] Con exterminio del 90% de la población autóctona, mientras que la América hispana pasó de los 13.385.000 habitantes de 1530 a los 10.827.000 de 1570 (cf. ZORRILLA, E; Gestación de Latinoamérica, ed. Universitaria, Santiago de Chile 1982, p. 81), debido a la gripe del cerdo que se cebó con la población española y después india (cf. LA CIERVA, R; “La gran historia de América, desde la época precolombina hasta nuestros días”, en Epoca, I, Madrid 1991, p. 517 y ss).

[3] cf. BERNARDINO DE SAHAGUN; Historia general de las cosas de Nueva España, ed. Alianza, Madrid 1988, libro VI, donde habla de escalofriantes rituales aztecas, a pesar de la admiración positiva que siente por toda la pedagogía familiar azteca.

[4] cf. DIEGO DE OCAÑA; A través de la América del Sur, ed. Historia 16, Madrid 1987, cap. 18.

[5] cf. LEON LOPETEGUI; Historia de América española, México, América Central y Antillas, ed. BAC, Madrid 1965, p. 87.

[6] cf. FRANCISCO VAZQUEZ; El Dorado: Crónica de la expedición de Pedro de Ursúa y Lope de Aguirre, ed. Alianza, Madrid 1987, introd. de J. ORTIZ DE LA TABLA.

[7] cf. LEON LOPETEGUI; Historia de América española, México, América Central y Antillas, ed. BAC, Madrid 1965, p. 86.

[8] cf. TORIBIO DE BENAVENTE; Historia de los indios de Nueva España, ed. Historia 16, Madrid 1985, vol. I, II, 57.

[9] cf. CIEZA DE LEON; Crónica del Perú, ed. Historia 16, Madrid 1984, p. 117.

[10] cf. BERNARDINO DE SAHAGUN; Historia general de las cosas de Nueva España, ed. Alianza, Madrid 1988, libro I.

[11] cf. CRISTOBAL COLON; Diario de a bordo, ed. Historia 16, Madrid 1985, carta a SS.MM. desde La Española el 24 dic. 1492.

[12] A veces bastante cercanas a la locura, pues COLON no paraba de hablar (y por eso había sido expulsado de las escuelas navieras portuguesas) de poseer los mapas para llegar:

-al paraíso terrenal del Edén, relatado en el Génesis,
-a los lugares originales desde donde habían partido los Reyes Magos del Oriente,
-a las naves de Tarsis y montes áureos de Salomón,
-a la isla donde vivían las amazonas de la antigüedad.

            (cf. GIL, J; Mitos y utopías del Descubrimiento; Colón y su tiempo, ed. Alianza, Madrid 1989; GIL, J; Cartas de particulares a Colón y relaciones coetáneas, ed. Alianza, Madrid 1984; VARELA, C; Colón y los florentinos, ed. Alianza, Madrid 1988; IRABURU, J. M; Hechos de los Apóstoles de América, ed. Gratis Date, Pamplona 1992, p. 28).

[13] En las que los franciscanos, partidarios de COLON, lograron convencer a los dominicos.

[14] Por medio de las Capitulaciones de Santa Fe.

[15] cf. FERNANDEZ NAVARRETE, M; Colección de viajes y descubrimientos que hicieron por mar los españoles desde fines del s. XV, ed. BAE, Madrid 1954, vol. I, p. 437.

[16] Del que se carece de más datos, y sobre el que escribe fray BARTOLOME DE LAS CASAS, y se ve constantemente en el Diario de a bordo de Colón en sus 4 viajes a América.

[17] Canto-oración que hacían a diario los marineros, todos hombres de fe y pueblo sencillo (cf. CRISTOBAL COLON; Diario de a bordo, ed. Historia 16, Madrid 1985, cap. III).

[18] Cosa que hubiera hecho Génova, sin duda alguna, y de caer América en sus manos. O Portugal, que es lo que hizo en África, Asia y el Oriente.

[19] Que en ese momento eran FERNANDO e ISABEL, y posteriormente fue el emperador CARLOS I. No obstante, con la llegada de FELIPE II Roma trató de modificar las clausulas de patrocinio en 1568, pero éste se negó en la Junta Magna de Madrid-1574.

[20] Pues las cualidades de COLON no eran precisamente gubernativas.

[21] Fray NICOLAS DE OVANDO, que llegó trayendo consigo a 12 franciscanos y 2.500 hombres a su servicio, entre ellos BARTOLOME DE LAS CASAS.

[22] “Procuraréis que los indios sean bien tratados, y puedan andar seguramente por toda la tierra, y a ninguno se le haga violencia, ni se le robe ni se le ocasione cualquier daño. Si los caciques conocen algún abuso, que os lo hagan saber, porque vos lo castigaréis…

             Los tributos para el rey han de ser con ellos convenidos, da manera que no se les haga injusticia… En fin, si los oficiales reales hicieran algo malo, habréis de quitarles el oficio, y castigarlos conforme a la justicia” (cf. CESPEDES DEL CASTILLO, G; Textos y documentos de la América hispánica, 1492-1898, Barcelona 1988, n. 14).

[23] Testamento de ISABEL LA CATÓLICA, fechado el 25 noviembre 1504, un día antes de morir.

[24] Como las de los frailes y obispos ANTONIO DE MONTESINOS-1511, JUAN DE LA DEULE-1512, JUAN TISIN-1512, MATIAS DE PAZ-1513, NUÑEZ DE BALBOA-1513, TOMAS ORTIZ-1531, JULIAN GARCES-1537, ALONSO DE TOBES-1538, VICENTE VALVERDE-1539, JUAN FERNANDEZ DE ANGULO-1540, LUIS DE MORALES-1541, TORIBIO DE BENAVENTE-1541, JUAN DE TORRES-1541, MARTIN DE PAZ-1541, PEDRO DE ANGULO-1541, BARTOLOME DE LAS CASAS-1541, ALONSO PEREZ DE SANTOYO-1542, FRANCISCO DE BENAVIDES-1544, MARTIN DE CALATAYUD-1547, JUAN DEL VALLE-1548, BARTOLOME DE LA PEÑA-1550, CRISTOBAL DE MOLINA-1550, BARTOLOME DE SEGOVIA-1550, DOMINGO DE SANTO TOMAS-1560, JERONIMO DE LOAYZA-1560, FRANCISCO DE CARVAJAL-1560, LUIS SANCHEZ-1566, JERONIMO DE MENDIETA-1596.

[25] Con solución global positiva pero de duros trabajos para el Consejo de Indias y Casa de la Contratación, que tuvo que implantar en Sevilla CARLOS I para esclarecer la verdad de cada hecho en litigio, y ajusticiar cualquier abuso o mal gobierno llevado a cabo.

[26] Que con la desamortización liberal española del s. XIX pasaron a ser propiedad de “libre disposición”, como ya se había visto en la extinción de las reducciones jesuíticas-1768.

[27] Quien visite el Archivo de Indias de Sevilla no podrá menos de quedar asombrado del orden administrativo que durante 300 años rigió la presencia de España en América. Allí constan hasta los alfileres que iban o venían entre España y América.

[28] Elemento básico donde en el futuro se alzarán los actuales estados soberanos de Hispanoamérica (cf. LA CIERVA, R; “La gran historia de América, desde la época precolombina hasta nuestros días”, en Época, Madrid 1991, pp. 1382-1383).

[29] Benedictino de Montserrat, y jefe de los misioneros funcionarios y políticos que gobernaron la administración civil en América, que ya había participado en el 2º viaje transatlántico de Colón.

[30] Perfil que demuestra, en palabras de J. RODRIGUEZ GOMEZ (presidente del Colegio Nacional de Abogados de México), que “las Leyes de Indias suponen el mayor avance mundial en:

-potenciar el elemento indígena,
-hacer referencias minuciosas a las costumbres de lugares como Tlaxcala,
-la jornada de 8 horas ininterrumpidas por un descanso de dos,
-la inviolabilidad de la correspondencia” (cf. ICAZA DUFOUR, F; Recopilación de las leyes de los reinos de las Indias, México 1987, prólogo, p. XI).

[31] Tales como FERNANDEZ DE ENCISO, PALACIOS RUBIOS, GREGORIO LOPEZ, SOLORZANO PEREIRA…

[32] Tales como JUAN MAIOR, FRANCISCO DE VITORIA, DOMINGO DE SOTO, VAZQUEZ MENCHACA, BARTOLOME DE CARRANZA, MELCHOR CANO…

[33] Tales como SAN JUAN DE DIOS (+1550), SAN FRANCISCO JAVIER (+1552), SANTO TOMAS DE VILLANUEVA (+1555), SAN IGNACIO DE LOYOLA (+1556), SAN PEDRO DEL ALCANTARA (+1562), SAN JUAN DE AVILA (+1569), SAN JUAN DE MAYORGA (+1570), SAN FRANCISCO DE BORJA (+1572), SAN LUIS BERTRAN (+1581), SANTA TERESA DE JESUS (+1582), SAN NICOLAS FACTOR (+1583), SAN ALONSO DE OROZCO (+1591), SAN PASCUAL BAILON (+1592), SAN PEDRO BAUTISTA (+1597), SAN JOSE DE ANCHIETA (+1597), SAN SEBASTIAN DE APARICIO (+1600), SANTO TORIBIO DE MOGROVEJO (+1606), SAN FRANCISCO SOLANO (+1610), SAN JUAN DE RIBERA (+1611), SAN ALONSO RODRIGUEZ (+1617), SAN JUAN BAUTISTA DE LA CONCEPCION (+1618), SAN SIMON DE ROJAS (+1624), SAN MIGUEL DE LOS SANTOS (+1625), SANTA ANA DE SAN BARTOLOME (+1626), SAN JUAN DEL CASTILLO (+1628), SAN JUAN MACIAS (+1645), SAN JOSE DE CALASANZ (+1648), SAN PEDRO CLAVER (+1654), SANTA MARIA ANGELES ASTORCH (+1665)…

[34] No hay más que ver las reacciones de HERNAN CORTES a los abusos cometidos por los españoles:

-ahorcando a MORA por robar a un indio una gallina,
-dejando con vida, y mutilándoles sólo una mano, a 17 espías indios enviados por XICOTENGA.

[35] La Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de la localidad toledana de Illescas.

[36] Primer santuario mariano de América, fundado por un laico, y donde el padre LAS CASAS cuenta que los indios lo tenían siempre bien compuesto y adornado. Y que incluso, ante una revuelta que hubo pocos años después, el cacique indio escondió la imagen en el monte, hasta que pasó el peligro y pudo devolverla a la ermita.

[37] Al que llamó Mar del Sur, y del que nos dice su cronista que “un martes, 25 septiembre de 1513, a las 10.00, iba el capitán -NUÑEZ DE BALBOA- llevando a su tropa por la cima de una montaña, llena de arboleda, tras lo cual no divisaron más tierra sino la Mar. Allí clavó Balboa una gran cruz, al modo de Colón, y dio nombre cristiano a aquellos lugares. Tras lo cual, con su espada desnuda y la bandera de Castilla y León, bajo hasta el mar, entró en sus aguas salinas hasta la rodilla y allí clavó la espada y la bandera, en nombre de Dios y de los REYES CATOLICOS” (cf. FERNANDEZ DE OVIEDO; Sumario de la natural y general historia de las Indias, ed. Bruño, Madrid 1991, XXIX, 2 y 3).

[38] cf. MARIÑO DE LOBERA, P; Crónica del reino de Chile, ed. Universitaria, Santiago de Chile 1970, p. 26.

[39] cf. MARIÑO DE LOBERA, P., op.cit, p. 40.

[40] Como atestiguan los testigos oculares de la época, DIEGO GARCIA DE CACERES, GONGORA MARMOLEJO, GARCIA OÑEZ DE LOYOLA… así como sus sucesores GARCIA HURTADO DE MENDOZA, PEDRO DE VILLAGRA y RODRIGO DE QUIROGA.

[41] cf. LOPEZ DE GOMARA; Historia de la Conquista de México, ed. BAE, Madrid 1946, p. 22.

[42] En la expedición-1514 que realizó PEDRO ARIAS DAVILA.

[43] Lo mismo que nos dejó escrito DIEGO DE TRUJILLO en su Relación del descubrimiento del reino del Perú, ed. Escuela de Estudios Hispánicos, Sevilla 1948, pp. 110-112, donde nos cuenta cómo fue el intérprete de PIZARRO,  el fraile VICENTE DE VALVERDE, “el que le habló de venir en nombre de Dios, del evangelio y del Capitán de la Cristiandad”.

[44] Donde recorrió a pie miles y miles de kilómetros, desde el noroeste de México hasta Texas, Florida y sur de México, y en medio de increíbles aventuras en medio de las hostilidades y “cuidados hospitalarios” de los indios, y viceversa. Según nos dejó escrito él mismo, “Yo (Cabeza de Vaca) iba desnudo, ensangrentado de matorrales y completamente barbudo por todo su cuerpo, lo que no hacía sino llamar la atención de los indios, que veían en mí a un enviado de la divinidad” (cf. NUÑEZ CABEZA DE VACA; Naufragios y comentarios, ed. Aguilar, Madrid 1987, cap. 22).

[45] Hecho que, según el gobernador PEDRO DE HEREDIA, fundador de Cartagena de Indias, “daba a entender a los indios cual era la verdad del Imperio español, que no era sino la adoración del Dios todopoderoso, Uno y Trino… y que en eso estaba el ganarse la gloria celestial” (cf. FERNANDEZ DE OVIEDO, G; Historia general y natural de las Indias, ed. Bruño, Madrid 1991, XVII, p. 28).

[46] Consistente éste en:

-elegir un lugar determinado, y mandar levantar allí una iglesia,
-clavar la cruz cristiana en aquel lugar elegido,
-celebrar la Santa Misa en aquel lugar elegido.

[47] “Pues no sé yo cómo les iría a estos indios cuando tuvieran que aparecer ante el tribunal de Dios, para su juicio final y acatamiento divino… si no les aprovecha ahora la santa doctrina, y no se hace luz en sus corazones el sacro Evangelio” (cf. CIEZA DE LEON; Crónica  del Perú, ed. Historia 16, Madrid 1985, cap. 23).

[48] Donde compartió amistad con DIEGO VELAZQUEZ, embarcado también en una campaña en Cuba.

[49] La descubridora-1517 de FRANCISCO HERNANDEZ DE CORDOBA, la exploradora-1518 de  JUAN DE GRIJALVA, y la conquistadora-1519 de HERNAN CORTES.

[50] A los que conocía bien, tras haber participado con ellos en más de 120 campañas militares, “entre grandes trabajos y peligros, de hambre y de sed, de fatigas y muertes, y hasta de ser hechos rehenes y ver cómo les sacaban los mexicanos el corazón para sacrificarlo a los ídolos paganos” (cf. DIAZ DEL CASTILLO; Historia verdadera de la conquista de la Nueva España, ed. Historia 16, Madrid 1984, p. 212).

[51] cf. DIAZ DEL CASTILLO, B., op.cit, p. 95.

[52] Incluyendo a los no citados anteriormente, y como fueron VAZQUEZ, TRUJILLO, TAPIA, MARIÑO DE LOBERA, PEDRO SANCHO DE HOZ, ALONSO DE MOLINA…

[53] Cuyos ideales caballerescos, medievales y religiosos iban mucho más allá que el afán de dinero que pudieran obtener (y por el que no se jugaban tanto la vida como por el honor de lo primero).

[54] Al igual que lo ocurrido en el Imperio romano con los soldados cristianos de los limes, que iban pasando el evangelio a los enemigos del otro lado, para que se fuesen convirtiendo cuanto antes.

[55] Curiosa fue la anécdota de HERNANDO DE SOTO cuando estaba de soldado en la Florida. Nos cuenta FERNANDEZ OVIEDO que, “tras haber hecho Soto un pacto con el cacique CASQUI del pueblo para defender la cruz que el español había levantado, los indios de ese pueblo se habían puesto a adorarla… Pero tiempo después hizo lo mismo Soto en otro pueblo, y ese otro pueblo entró en guerra contra el pueblo de Casqui. Fue entonces cuando el cacique llamó a Soto y le dijo que esa cruz que defendían… ahora les estaba atacando. Soto les contestó que para lo que él había venido a las Indias era para que los indios entendieran lo de la cruz, y nada más. Y que la cruz nos hacía a todos hermanos” (cf. FERNANDEZ OVIEDO, F; Historia general y natural de las Indias, ed. Bruño, Madrid 1991, XXVII, p. 28).

[56] Este último, obviado en este ensayo, pues la finalidad principal es plasmar la idea de conjunto que supuso la obra evangelizadora de América, desde la cúspide de los REYES CATOLICOS hasta la propia cooperación evangelizadora de los indios, en la base de la pirámide social, y pasando por los estratos militares y gubernamentales de las Américas.

[57] Ya que los soldados no podían entrar tan fácilmente en estos aspectos más íntimos de la evangelización.

[58] Conocidas como escuelas misionales, donde se daba una sólida formación a los niños y muchachas indias, aprendiendo sanas costumbres y niveles culturales superiores.

[59] Conocidas como cofradías de naturales, y que regulaban todo el aspecto caritativo hacia los pobres, viudas y enfermos.

[60] Donde los catequistas indios, antes de cada sesión catequética, se reunían para rezar las horas litúrgicas, a forma de cabildo catequético.

[61] Laicos con responsabilidad pastoral: llevar comuniones, servir en el altar, leer la Palabra… y ya regularizados por toda América desde el 1532.

[62] No hay más que ver los innumerables santos indios (SANTA ROSA DE LIMA, SAN MARTIN DE PORRES, SAN JUAN DIEGO, SAN JUAN BAUTISTA, SAN JACINTO DE LOS ANGELES, NIÑOS MARTIRES DE TLAXCALA…) de todas las condiciones (como fiscales indígenas casados, campesinos, contemplativas…).

[63] Sastre casado con la mestiza MARIA JACINTA, y con la que fundó en Lima el Colegio de doncellas indígenas.

[64] Cacique del pueblo, que organizó todo su pueblo al estilo de la vida comunitaria cenobítica.

[65] Que salían a las regiones vecinas a predicar, por su cuenta, el evangelio.

[66] Que prefirieron morir a perder su castidad, al ejemplo más elevado de Sta. María Goretti.