EUROPA RENACENTISTA

a) Florecimiento comercial
b) Florecimiento cultural
c) Florecimiento religioso

d) Batallas intra-europeas
e) Descubrimientos
ultramarinos

__________________________________________

a) Florecimiento comercial

a.1) Florecimiento mediterráneo

            Fue el punto de comunicación económico del s. XVI, como vía levantina hacia Siria, Israel… y por la cual se internaban las rutas caravaneras occidentales.

            Venecia y Génova fueron las auténticas intermediarias del Mediterráneo, y las promotoras de su modernización a todos los niveles[1]. A forma de imperios talasocráticos, las enfrentadas Venecia y Génova fueron imponiendo sus galeras y fiestas por todos los puntos del viejo Mare Nostrum romano.

            Venecia disponía de 2.000.000 habitantes bajo su control, y 200.000 habitantes en su propia ciudad[2]. Era la capital del Véneto, su propio interland y una de las zonas de mayor surtido de alimentación. En el Mediterráneo, ejercía su dominio sobre la Dalmacia, Croacia y costa adriática[3] y tenía una enorme presencia en el Egeo, Creta y Chipre.

            Génova, rival de Venecia y gran dominadora del Tirrénico, tenía bajo su poder a Córcega y la península de Crimea[4], y su factoría de Kaffa hacía presión en medio de las líneas turcas, en pleno Mar Negro.

            Las principales bazas italianas fueron:

-construcción de barcos. Con nuevas tecnologías y el monopolio de ingenieros[5] y de la modernidad naval, preparados para la importación de especias, seda, tejidos finos de Damasco, seda de Palermo y de Granada, porcelana oriental, plantas medicinales orientales…

-crédito bancario. Con cartas enviadas por los banqueros de Génova[6] a sus bancos de Kaffa, para que allí se entregase el dinero a sus comerciantes.

            La principal debilidad italiana fue su fraccionamiento político. Pues Italia vivía un gran vacío interno que siempre tendió a llenarse políticamente por parte de potencias extranjeras[7].

a.2) Florecimiento báltico

            Fue el principal eje de la Europa moderna, y el fundamental para su economía interior[8]. Se vertebró en torno a:

-la cooperativa mercantil HANSA,
-las cuotas de peaje que había que pagar al reino de Dinamarca,
-los centros de intercambio de los puertos flamencos.

            En efecto, ya en 1161 había sido fundada en sus aguas la HANSA alemana[9], y en 1358 la Liga Hanseática[10]. Ahora, llegados los ss. XV-XVI, van a empezar a sobresalir sus factorías de Bergen-Noruega, Londres y Novgorod-Rusia[11].

            En cuanto a la dominadora de la zona, Dinamarca, ésta esparcía sus territorios en todas las entradas y salidas del mar, mediante sus aliadas[12] Noruega, Islas Feroe, Groenlandia, Islandia, Finlandia[13] y Suecia[14]. Y en todos sus puertos imponía cuotas económicas a todos los barcos que allí atracaban y a las mercancías que por ellos circulaban.

            Fue fundamental en el Báltico el transporte de 3 elementos básicos:

-el hierro[15], destinado a las industrias mineras,
-la madera
[16], destinada a la industria naval,
-el trigo
[17], destinado a la industria alimenticia.

            También fue importante la vía fluvial del Vístula, que a través de las estepas del Este-Ucrania-Polonia-Báltico, y con su desembocadura en Danzing, provocó:

-el intercambio masivo de alimentos campestres del Este al Norte[18],
-la introducción en el Este de productos del norte
[19].

            Todos estos productos iban a desembocar a los Países Bajos, sobre todo a la línea Puerto de Amberes-Flandes. Allí se juntaban con los productos llegados de la ruta del Sur[20], y se intercambiaban. Flandes ofrecía a cambio una imponente industria textil.

b) Florecimiento cultural

            Ya en el Trecento, algunas personas habían sentado precedentes de nuevas modas que desde la literatura (Dante, Boccaccio, Petrarca...) y talleres gremiales (de Florencia, Bolonia, Venecia...) habían empezado a surgir. En el mundo de la cultura, y sin precedente previo alguno, también vino a consumarse el surgimiento de nuevas modas[21], de la mano de:

-Cennino Cennini[22], con rasgos de gestación de un nuevo naturalismo,
-Lorenzo Ghiberti
[23], con una nueva sensibilidad hacia la Antigüedad.

            Con la llegada del Quatrocentto Europa experimentó cómo un nuevo estilo había empezado a emerger, con los ingredientes de:

-nuevo modo de entender el mundo,
-optimismo en el hombre,
-confianza en la razón.

            Pero donde quedaron plasmadas estas ideas de una manera más acabada fue, sin lugar a dudas, en los escritos de Alberti, representante de una doctrina, la “renacentista”, que abrazará todas las ramas de la actividad humana.

            En efecto, León Battista Alberti (Génova 1404-Roma 1472) fue sacerdote del Vaticano[24], abogado[25], matemático y arquitecto italiano. Fue criptógrafo, lingüista, filósofo y el primer arqueólogo en sentido estricto y moderno. Se trata del primer teórico de la nueva cultura europea renacentista, figura emblemática en Italia[26], buscador incansable de nuevas reglas sobre el cuerpo humano, inventor de la perspectiva científica, inaugurador de la arquitectura moderna. Proyectó numerosas obras arquitectónicas por toda Italia[27], trabajando para el papado de Roma, los Este de Ferrara, los Gonzaga de Mantua, los Malatesta de Rímini, así como para la alta burguesía italiana y la clase nobiliaria florentina.

            Las ideas de Alberti están íntimamente relacionadas con su concepción de la ciudad-estado. Para él, el interés público racional era la forma suprema del bien: las leyes de la ciudad, la paz de la ciudad… con firmeza, con el uso de la tortura.

            En consecuencia, lo que había de interesar al “renacentista” era el ciudadano, tanto el particular como el príncipe. Y lo que debía interesar al individuo era el servicio a sus compatriotas, con la búsqueda sistemática de la virtud[28], mediante la voluntad.

            Alberti profesó la filosofía pagana, compatibilizada con los dogmas cristianos, y a forma de religión humanizada. Trató a los antiguos por encima de los contemporáneos, pero sin obligación alguna de seguir sus preceptos.

            Las ideas de Alberti quedaron recogidas en su trilogía De Pictura-1435, De Reaedificatoria-1450[29] y De Statua-1464. Su definición del sabio era la de “un hombre comprometido en la tarea científica, con las matemáticas y la geometría, la historia y los demás géneros, para mostrar la auténtica imagen de ese momento”.

            Pronto se percató Alberti de que en Florencia todo era controlado por los Médicis, y de que los neoplatónicos, bajo la dirección de Ficino[30] y Mirandola[31], dominaban la cultura y la Academia platónica. Y es que Alberti no simpatizó nunca con el misticismo neoplatónico, sino con la vida activa.

            El Renacimiento supuso la 1ª vez en que Europa miró hacia atrás:

-haciéndolo cada uno a su manera,
-creando cada escuela su propia interpretación.

            Se trató de una cultura, la renacentista, que supuso[32]:

-el nacimiento del estado local europeo,
-el desarrollo del individuo
[33],
-el resurgir de la Antigüedad clásica
[34],
-el descubrimiento del mundo a nivel artístico
[35].

            Fue también fundamental para su despegue:

-la introducción de la lengua vernácula, aún siendo todavía oficial el latín,
-la proliferación de novedades literarias, obra de Dante, Petrarca, Boccaccio…
-la multiplicación de gremios artesanales, y su individualismo profesional,
-las exigencias comerciales de la época.

c) Florecimiento religioso

            Tras el Cisma de Avignon (s. XIV) muchas acusaciones habían empezado a dirigirse contra la curia romana, constituida de nuevo en fuente del poder, y que había empezado a ser nepótica[36]. Y junto a la Curia romana:

-el episcopado se decantaba más por su gobierno civil que por su labor pastoral,
-el clero carecía de una alta formación, y estaba muy apegado a las familias nobles,
-los laicos habían empezado a desarrollar labores catequéticas[37].

            Había, pues, en el s. XVI, una gran necesidad de reformas:

-de costumbres y de estructuras organizativas[38],
-externas, exigidas por las nuevas estructuras políticas[39],
-internas, exigidas por las órdenes observantes y mendicantes[40].

c.1) Reformas de Lutero

            En el centro de Europa, pronto empezó a surgir una religiosidad nacionalista y anti-romana, provocada por:

-los príncipes alemanes[41],
-el centralismo fiscal de la Curia romana,
-los Gravamina nationis Germanicae[42],
-el germanismo de los humanistas[43],
-la aportación directa de Lutero[44].

            Así las cosas, un agustino alemán llamado Lutero decidió tomar cartas en el asunto, y hacer una llamada universal a desobedecer a Roma, sobre todo tras:

-la decisión del papa León X de reconstruir y financiar la Basílica de San Pedro, eximiendo de ello a los principados alemanes,
-
el oportunismo del príncipe-obispo Alberto de Brandenburgo, que venía reclamando para sí la sede de Maguncia[45], había venido pidiendo un préstamo para ello a los banqueros alemanes... y decidió sí publicar la recaudación alemana a favor del papa... pero para quedársela él.

            Para ello encomendó el príncipe Alberto al dominico Tetzel la predicación de unas indulgencias populares. Indulgencias que llegaron a oídos de Lutero, provocó el desafío del agustino a Tetzel en público, y acabó con sus 95 tesis[46], pegadas en la puerta de la Catedral de Wittemberg.

            El protestantismo inaugurado por Lutero creció rápidamente por:

-las traducciones que hizo al alemán de todo lo latino,
-la expresividad con que explicó sus mensajes, con muchas imágenes,
-el intimismo que predicó, según la devotio moderna,
-la apertura que hizo de la teología a los seglares, y a sus opiniones como válidas,
-los 2 catecismos populares que publicó en 1519, y que llegaron al pueblo,
-el permiso a casarse que concedió a los sacerdotes, y negación de los votos religiosos[47],
-la entrega que hizo de la gestión eclesial a los príncipes y seglares,
-la donación que hizo de los bienes eclesiales a las clases inferiores.

c.2) Contrarreforma católica

            En un principio, el papa León X (1513-1521) se había limitado a poner los escritos de Lutero en el Indice de libros prohibidos[48].

           Adriano VI (1521-1523), confesor de Carlos I de España y gran intelectual, había aprovechado el desafío de Lutero para poner en marcha la Contrarreforma católica. Clemente VII (1523-1534), más político que pastor, se había negado a proclamar un Concilio, ante los peligros conciliaristas y políticos[49]. Pablo III (1534-1549), finalmente, decidió la convocación de un Concilio, tras:

-haber preparado muy buenos cardenales, a nivel teológico,
-haber aprobado a las nuevas órdenes contra-reformistas[50],
-haber reorganizado la Inquisición romana, sin el influjo real y más teológica.

            Se trató de un Concilio de Trento (1546-63) convocado:

-por 1ª vez por Pablo III en 1545 para celebrar en Trento, bajo dominio del emperador, y accesible a la presencia de protestantes;
-
por 2ª vez por Julio II en 1551, con la valentía de reabrir el Concilio ante las desconfianzas que ofrecía el nuevo Felipe II de España;
-por 3ª vez por
Pío IV en 1562, cuando Felipe II de España ya había decidido ponerse al servicio papal, y apoyar todas las empresas conciliares.

            Trento supuso un tiempo de gigantesco crecimiento y esplendor eclesial, en todos los sentidos culturales, religiosos y sociales, en todos los países católicos y en los nuevos mundos que se iban descubriendo. Además, supuso la aprobación de:

-el derecho divino de residencia, por el hecho de ser obispo,
-el derecho tradicional de residencia, como norma disciplinar eclesial,
-la obligatoriedad de las visitas pastorales,
-la renovación de las órdenes femeninas[51],
-la erección de seminarios propios, aún adyacentes a la universidad[52],
-la publicación de un Misal, Breviario[53] y Catecismo Romano,

-la indisolubilidad del matrimonio.

d) Batallas intra-europeas

            Muerto el emperador Maximiliano I de Austria, su nieto Carlos I de España (1519-1556) había salido elegido como su sucesor, siendo desde el principio mal visto:

-por el papa León X, 1513-1521, que mantenía el papado unido a Francia, con vistas a los estados pontificios del norte,
-por el papa Clemente VII, 1523-1534, sucesor de León X, y que ante su apoyo a Francia, había provocado que Carlos I cercara Roma, y permitiera que los turcos llegaran hasta las puertas de Viena.

            Carlos I de España, por su parte, siempre había mantenido su ideal de Imperio cristiano, su idea de Christianitas, y su lema de “pax inter christianus et bellum contra infideles”, siendo los infieles los turcos y las herejías sus declarados enemigos[54].

d.1) Dieta de Augsburgo-1530

            Fue originada por la Liga de Cognac-1526 entre el papa Clemente VII y Francisco I de Francia contra Carlos I de España, en torno a la formación de las nuevas iglesias. Tras este pacto, Carlos I entró en Roma y la saqueó, haciendo que el papa se refugiara en St. Angelo hasta que no le reconociese como emperador.

            Tras esta victoria de Carlos I de España ante el papado, y ante la ola creciente de príncipes que iban decantándose por la reforma luterana, Carlos I vino a hacer un intento de imponer el catolicismo a toda Europa, haciendo imponer a los príncipes luteranos la Dieta de Worms-1521.

            Fue la causa de la Dieta de Spira-1529, donde el emperador Carlos I de España:

-aplica la Dieta de Worms-1521 a todos los países católicos,
-prohíbe el protestantismo,
-tolera el protestantismo sólo donde ya se ha implantado,
-hace que se respete este edicto en los países de minoría católica.

            En el transcurso de uno de los dictados de Spira, los príncipes luteranos se levantaron a “protestar” contra Carlos I de España[55], subiendo el volumen de las críticas e invitando al emperador a una nueva dieta más reflexiva y dialogada.

            En una nueva dieta, la Dieta de Augsburgo-1530, se buscó por ambas partes un intento de reconciliación. Los teólogos participantes fueron:

-Melanchton, que propuso una confesión de fe o credo protestante[56], con la idea de reconciliarse con el credo de la Iglesia[57],
-los teólogos de Carlos I, que examinaron y rechazaron la “confesión” protestante.

            Ante el rechazo de los católicos, Melancthon estuvo a punto de hacer concesiones y volver al catolicismo, pero fue cortado bruscamente con una intervención de Lutero, que se negó y volvió atrás todo tipo de concesión.

            La reacción de Carlos I de España fue fulminante, decidiendo:

-que todos tenían que volver a la fe católica,
-que quedaba prorrogada la Dieta de Worms-1521, condenatoria de Lutero,
-que se devolvía a la Iglesia todos los bienes expropiados por los príncipes protestantes.

            Fue el inicio del conflicto armado, que alcanzó a toda Europa, y en el que quedaron polarizados:

-la Liga de Esmalcalda-1531, integrada por los príncipes protestantes, que declaró la guerra a Carlos I de España y propuso los principios más duros del protestantismo[58],
-los aliados de Carlos I de España, que irán frenando tanto el protestantismo como el avance de los turcos[59].

            En la momentánea Paz de Nuremberg-1532, los protestantes frenaron sus hostilidades para ofrecer su ayuda al emperador[60] en su lucha contra los turcos, hasta que fue recuperada totalmente Viena.

d.2) Batallas tras la Dieta de Augsburgo

            Tras la recuperación de Viena, los protestantes volvieron a la lucha armada contra el emperador Carlos I de España, enardecidos por Lutero y con los Artículos de Esmalcalda por delante.

            Carlos I de España, por su parte, fue sumando alianzas[61] y victorias[62], tras lo cual ofreció a los protestantes un Interim o propuesta de consenso teológico, que no hizo sino:

-echar una mano a los protestantes, cuando pudo haber acabado con ellos,
-descontentar a la Iglesia.

            En este compás, algunas alianzas de Carlos I se vinieron abajo[63], con visto bueno de Francisco I de Francia a la liga protestante. La guerra pasó a ser total, con división definitiva de:

-los territorios alemanes de Carlos I, que pasarán a su hermano Fernando I de Viena,
-los territorios hispanos de Carlos I, que pasarán a su hijo Felipe II de España.

            En la Paz de Augsburgo-1555[64], de Fernando I de Austria con los protestantes, se decidió llegar al pacto del “cuius regio, eius religio”. Pacto que se mantendría en pie hasta 1618, en que las hostilidades católicos-protestantes volvieron a ser reanudadas en la conocida Guerra de los 30 años-1618[65], hasta la definitiva Paz de Westfalia-1648.

e) Descubrimientos ultramarinos

            Los ss. XV y XVI fueron para los europeos la edad de oro del descubrimiento, y vinieron motivados por sus intereses mercantiles y de expansión ideológica. Fueron de dos clases:

-materiales, para buscar nuevas especias y mercancías procedentes del Extremo Mundo, sobre todo de la seda y el oro,
-espirituales, para extender el cristianismo y aumentar de paso la influencia de la Iglesia.

            En efecto, el s. XV se había caracterizado en Europa por la aparición de grandes capitalistas que labraban moneda, cobraban los impuestos y dirigían las finanzas de las casas principescas, que extendían así su dominio y afirmaban su majestad. Un capital que buscaba colocación, y un poder político que buscaba capitales; los dos unidos para nuevos descubrimientos, y subsiguientes conquistas.

            El esfuerzo de nuevos descubrimientos fue iniciado por Portugal, y se dirigió primeramente hacia la costa de Africa. La hazaña de Colón dirigió hacia el Atlántico la ambición de España, que había acabado su Reconquista interna y veía cómo su vecina fundaba colonias hasta en las Molucas.

            La aparición del Atlántico indujo a otras naciones europeas (Inglaterra, Francia y Holanda) a querer tomar posiciones en él, atacando las posiciones contrarias sobre todo. Finalmente Rusia, sin acceso al mar, desbordó por el norte el bloque de estados musulmanes del Asia central. Por todas partes el reconocimiento y la conquista de los países descubiertos iban a la par, en la medida en que los estados europeos estaban directamente interesados. Pero sólo España consiguió constituir un imperio colonial (en toda América), pues Portugal se detuvo en los puertos e intereses meramente comerciales.

 

Manuel Arnaldos   
Mercabá, diócesis de Cartagena-Murcia    

más información
Diccionario Mercabá de Arqueología

Indice general de Enciclopedia Mercabá de Historia   

__________________

[1] Naval, comercial, militar, legislativo, diplomático…

[2] Nápoles tenía 250.000, y era la más poblada del mundo occidental.

[3] A todos los niveles, educativos, políticos, de ligas…

[4] En el Mar Negro.

[5] Venecia daba trabajo en sus Astilleros a 15.000 personas, imponente frente a la clásica fábrica naval de patrón y 3-4 obreros. A los que había que añadir los 1.000 obreros de Venecia en sus Minas de Azufre, otros 1.000 obreros en sus Minas de Sal… y otros 20.000 obreros que trabajaban para Venecia en otros oficios modernos secundarios.

[6] Que inventó en 1407 la 1ª banca pública del mundo, bajo el nombre de Casa San Giorgio de Génova.

[7] Por parte de Francia y Aragón sobre todo.

[8] A forma de “golfo Pérsico” de la Edad Moderna.

[9] En la ciudad de Lübeck.

[10] Con más de 200 ciudades alemanas integradas, con la idea de controlar el comercio báltico.

[11] Que hasta la llegada de IVAN IV DE RUSIA-1553 va a mantener su status de reino independiente.

[12] Por decisión tomada en la Unión de Kalmar-1397, en que se unificaron todos los territorios escandinavos bajo la Corona de Dinamarca.

[13] Que fue condado de Suecia hasta 1808, pasó después a depender de Rusia, y logró su independencia en 1919.

[14] Que permaneció unida a Dinamarca desde la Unión de Kalmar-1397 hasta 1523, en que la Unión se disolvió y ambos países, Suecia y Dinamarca, pasaron a llevarse a muerte (al estilo de Irán y Arabia Saudita de hoy en día).

[15] Obtenido de las minas de Suecia.

[16] Obtenida de los bosques de las Islas Británicas y de Finlandia.

[17] Obtenido de las estepas del Este europeo.

[18] Lo que hará fortalecerse a la población campesina y rural eslava, que pasará a experimentar un proceso de feudalización contrario a la desaparición del feudalismo que estaba teniendo lugar en la Europa occidental. En ese sentido, la servidumbre campesina se alargó en Rusia hasta 1855, con la llegada de ALEJANDRO II DE RUSIA.

[19] A través de los afluentes y ríos que desembocaban en el Vístula.

[20] De Portugal y España, que exportaba la lana castellana de la raza merina de ovejas (hoy superviviente en Australia), la sal portuguesa, el oro africano…

[21] La moda de que el intelectual era un individuo autónomo, que necesitaba conocer todas las artes liberales y de la ciencia.

[22] Destacando su De Artibus-1390, tratado en que abría un abanico de principios técnicos a las nuevas generaciones que iban viniendo, ya en el mismo Trecento.

[23] Cuyos postreros Comentarii-1453 introducirán una valiosísima autobiografía en la historia de la cultura.

[24] Trabajando exclusivamente para el papa (tras la llamada que le hizo el papa veneciano EUGENIO IV) y su proyecto vaticano, de 1434 a 1443.

[25] Cuya carrera de derecho había estudiado en Bolonia.

[26] Bajo su lema, que llegó a hacerse famoso por toda Italia, de “quid tum” (lit. y ahora qué).

[27] Aunque siempre encargó su ejecución a otros, debida su escasez de tiempo.

[28] Famosas fueron sus constantes condenas sobre el lujo de la ciudad, afirmando que éste era el origen por el que vendrían ocasionados todos los vicios.

[29] De 10 volúmenes y por orden del papa NICOLAS V, tras haber estado circulando durante años en forma de manuscritos escritos a mano.

[30] Sacerdote y filósofo neoplatónico, que fundó la Academia platónica de Florencia, educando en ella a toda la prole de los MEDICIS y originando el Renacimiento filosófico en Italia.

[31] Filósofo y pensador italiano, y principal ayudante de FICINO en la Academia platónica de Florencia.

[32] Según JACOB BURCKHARDT.

[33] Desde un concepto antropocéntrico, y no teocéntrico.

[34] A forma de buscadores de tesoros, libros, ruinas…

[35] Pues antes todo era plano y de oro litúrgico.

[36] Término que en italiano significaba nepote-sobrino, y que fue aplicado a los curiales de Roma cuando éstos empezaron a coger la costumbre de distribuir los cargos a sus sobrinos.

[37] Tras la institución de la Doctrina Cristiana, del s. XIV.

[38] Como pedirá más tarde LUTERO, haciendo referencia a las Indulgencias.

[39] Como pidió CARLOS I DE ESPAÑA insistentemente al papa, aludiendo a la celebración de un magno concilio.

[40] Como supieron hacer a la perfección los franciscanos, carmelitas…

[41] Que fuesen obispos o seculares, habían ido creando desde ENRIQUE IV DE ALEMANIA un cristianismo “germano”, sin dependencia del papa de Roma (no obstante el poder temporal del papa sobre toda Alemania). Así, LUTERO querrá crear un propio cristianismo alemán, con sus propias características.

[42] O quejas de los obispos alemanes contra el papa, ante el absolutismo papal. Por eso triunfó LUTERO, por su popularismo y por el apoyo de los príncipes alemanes, para desligarse del papa y del emperador CARLOS I DE ESPAÑA (al que ellos consideraban un usurpador, al ser español).

[43] Que habían empezado a trazar, desde ERASMO DE ROTTERDAM, una idea de Alemania, y que vieron en LUTERO al prototipo de alemán (imagen que también trataría transmitir de Lutero el mismo BISMARCK).

[44] Que fue sacando sutilmente los abusos romanos, reincidiendo sobre todo en la falta de igualdad (de laicado sacerdotal, ante la Escritura, o con el Concilio como superior al papa). De hecho, esta idea de igualdad será la que, posteriormente, la Revolución de Campesinos-1525 le echará en cara a Lutero, al reprocharle que quién era él para negar las interpretaciones campesinas de la Escritura.

[45] Lo que le acarreaba pagar al papa.

[46] Basadas en torno a:

-la vida como penitencia, por el empecatamiento cotidiano,
-la incapacidad del papa para levantar una pena (el castigo del purgatorio) que él no imponía (sino que era cosa de Dios),
-la incapacidad del papa de perdonar algo, si Dios no lo ha perdonado con anterioridad,
-la única validez como penitencia, que la hecha por los difuntos.

            Luego ya se ve que los argumentos de LUTERO no iban tanto contra la teoría de las indulgencias, cuanto contra la práctica del papado.

[47] LUTERO, de hecho, se casó con una monja.

[48] Según el Exurge Domine-1520, y el Decret Romanum Pontificem-1521.

[49] Pues él pretendió en todo momento estar por encima de CARLOS I DE ESPAÑA.

[50] Como la de los jesuitas, y otras órdenes predicantes teológicamente.

[51] A las cuales se les obligo a vivir en clausura, aún dedicándose a las tareas caritativas.

[52] Pues hasta entonces los seminaristas se mezclaban con los universitarios, viviendo en colegios mayores conjuntos.

[53] Palabra surgida de la “abreviación” que se hizo para los sacerdotes, de las oraciones y libros de coro de los monjes en sus monasterios.

[54] El gran drama de CARLOS I DE ESPAÑA fue el ver como el rey de Francia (el “defensor de la fe”) permitía el paso de los turcos, al tiempo que el papa no afrontaba la reforma protestante.

[55] De ahí el vulgar nombre de protestantes.

[56] Intentando presentar la Reforma de LUTERO como ortodoxa, sin salirse de la Iglesia.

[57] Eso sí, arremetiendo contra el papa, las indulgencias y la veneración de reliquias.

[58] Condensados en los famosos Artículos de Esmalcalda, redactados por el mismo LUTERO, y en los que se defendía:

-la justificación por la fe, y negación de las obras,
-la eliminación de la eucaristía, su valor sacramental, trans-sustanciación y sacrificio redentor, reduciéndose a un acto de piedad,
-la supresión de indulgencias, peregrinaciones y procesiones, al carecer de mérito para eliminar purgatorio,
-la supresión de los santos y veneración de reliquias,
-el rechazo del papa e Iglesia de Roma, al ser presa del pecado.

[59] Pues, de nuevo, el papa CLEMENTE VII se había unido a FRANCISCO I DE FRANCIA y no a CARLOS I DE ESPAÑA, dividiendo las fuerzas imperiales y haciendo que los turcos se presentaran de nuevo a las puertas de Viena.

[60] A cambio, eso sí, de que suprimiera temporalmente la Dieta de Augsburgo-1530.

[61] Como la de la luterana Maguncia, que se había unido al emperador al ver posibilidades de albergar al sucesor de CARLOS I DE ESPAÑA, ya anciano.

[62] Como las aplastantes de 1546 y 1547.

[63] Propiciadas por el traidor príncipe de Maguncia, que sacó a la luz debilidades de CARLOS I DE ESPAÑA.

[64] LUTERO había muerto ya en 1546, y CARLOS I DE ESPAÑA había abdicado, por ancianidad, en su hermano FERNANDO I DE VIENA.

[65] De 1618 a 1648, y en la que se involucrarán más de:

-530.000 protestantes, entre suecos, holandeses, franceses, alemanes…
-520.000 católicos, entre españoles, italianos, portugueses, flamencos, croatas…