ERIDU

a) Mesopotamia
b) Súmer
c) Teología sumeria de Eridu

___________________________________

a) Mesopotamia

            Mesopotamia (lit. país de entre-ríos, en griego) fue la civilización surgida a los pies ecológicos del Tigris y Eufrates, a los que se unieron los cauces del Karun y del Khera. Se trató, pues, de zonas de regadío y terreno abierto (creciente fértil).

          Se puede decir que el marco geográfico mesopotámico:

-nació por el 7.000 a.C, como unidad diferenciable de sociedades y ocupaciones,
-creció desde el 3.400 a.C, con los primeros documentos escritos,
-enfermó hacia el 354 a.C, con las rebeliones internas persas,
-murió hacia el 312 a.C, con la pérdida de capitalidad de Babilonia por la joven Seleucia.

          El mapa mental o mapa de las 4 regiones, según el título que se daban así mismos los reyes del III milenio a.C, era en la Mesopotamia antigua:

               Subartu (N)

Amurru (O)            Babilonia            Elam (E)

                Súmer (S)

En efecto, Levante mediterráneo, montes del Cáucaso, mesetas iraníes y Egipto, constituyeron las fronteras limítrofes de Mesopotamia.

b) Súmer

Era la zona más cercana al golfo Pérsico y zona pantanosa, e incluía las ciudades-estado sumerias de Eridu, Ur, Uruk, Lagash, Umma, Girsu, Nippur... No obstante, también incluía población no sumeria, como eran los hablantes de lengua semita, de sus dos troncos hebreo y árabe. Los documentos de Súmer del III milenio a.C. se escribirán en ambas lenguas.

Usó varios métodos de contabilidad cronológica:

-una visión práctica de las herencias y engranaje social,
-la visión del pasado
[1] como garantía del presente y futuro,
-los períodos de memoria erudita en Súmer, como eran:
los comienzos de Súmer en Eridu, el diluvio y la rivalidad entre Kis y Uruk.

        Así, nos encontramos con las etapas históricas sumerias de:

-Proto-historia sumeria. Del 3.300 al 2.900 a.C. Se forman las primeras urbes y el primer clímax cultural, con los primeros documentos escritos de la historia. Eridu inaugura la primera teología conocida, y Uruk la primera democracia primitiva;

-Fase cultural sumeria. Del 2.900 al 2.000 a.C. Es la época de la simbiosis sumero-semita, y cuajan el urbanismo, la escritura, el culto, el entramado social, las instituciones de gobierno. Domina la lengua sumeria, las ciudades pre-diluvianas de Eridu[2], Uruk[3], Kis[4], Ur[5], Lagash[6], Umma[7], y las post-diluvianas Larsa, Girsu, Suruppak, Nippur y Adab.

c) Teología sumeria de Eridu

          Cristalizó, como no podía ser de otra manera, en el centro teológico por excelencia de Súmer: la antigua Eridu, colina primordial de la creación. Fue aquí donde se forja por 1ª vez en la historia una teología sobre la divinidad.

          Cristalizó con una lista de dioses y con las funciones que cada uno de éstos ofrecían. Así, el primer paso dado en esta configuración fue que:

-el viejo An era el que lo presidía todo,
-el terrible Enlil era el que lo manejaba todo de hecho,
-la desconocida Inanna iba escalando posiciones,
-el fértil Dumuzi moría por otoño y resucitaba cada primavera.

          Fue también aquí en Eridu donde se forjaron oralmente los grandes mitos de la creación y del diluvio, llenos de leyendas y héroes legendarios, y siempre girando en torno a los dioses, el destino y la muerte.

La práctica religiosa no fue reducida en Eridu sino a la proyección de 2 dimensiones:

-lo superior a lo humano, de donde surge el temor ante el poder y voluntad de los dioses,
-la protección de la ciudad, donde entra en acción la devoción popular en los dioses patronos
[8].

          La palabra dios aparece escrita en los textos de Eridu mediante el signo AN[9], y se anteponía a todos los nombres de la esfera divina. No podía haber fragmento del mundo y de la historia que no estuvieran bajo el dominio de un ser divino.

          Se trataba de un dios físico, una especie de luz, que tenía su origen en el orden natural. De ahí la especialización de las divinidades:

-Utu, dios Sol,
-Nanna, dios Luna,
-Inanna, diosa Venus.

Con el tiempo, la divinidad física iría dando paso en Eridu a una reproducción de la organización estatal, con su propia jerarquía de dioses:

-An, dios rey,
-Kingal, dios responsable de la asamblea,
-Diku, dios portavoz de los dioses peritos,
-Dingir, dios portavoz de los grandes dioses.

 

Manuel Arnaldos   
Mercabá, diócesis de Cartagena-Murcia    

más información
Diccionario Mercabá de Arqueología

Indice general de Enciclopedia Mercabá de Historia   

__________________

[1] Latente y presente en la voluntad del dios mesopotámico.

[2] Primera urbe de Mesopotamia, y de origen desconocido hasta el momento.

[3] Primera urbe dominante de Mesopotamia, y que ya hacia el 3.700 a.C. había ocupado los valles fluviales del Eufrates, desarrollando el modelo de ciudad-estado, perfeccionando la metalurgia del bronce, y empezando a difundir su cultura.

Una Uruk que en torno al 3.400 a.C. había empezado a crecer demográficamente, debido a la llegada exterior de los sumerios, y fusión que éstos hicieron con los habitantes autóctonos de Uruk. Simbiosis sumero-semita que produjo:

-distribución de los espacios interurbanos,
-organización socio-política, división del trabajo y prestaciones obligatorias,
-técnicas precisas de codificación gráfica,
-cánones y simbolismos como soporte ideológico,
-grandes sectores plurilingües de población.

          Y el producto final fue una sociedad invariable durante milenios, llena de cultura, civilización y comercialización.

[4] Crecida a la sombra de la Cultura de Uruk, con población enteramente semita, y lugar donde surgieron los primeros personajes documentados: sus reyes MEBARAGESI y MESALIM.

          Una Kis cuyo periodo de esplendor, del 2.850 al 2.550 a.C, aportó a la cultura mundial las ideas de:

-amurallar la ciudad,
-hacer girar la población en torno a los templos, dotados de un sacerdote rector, consejo de ancianos y burocracia palaciega
,
-canalizar las aguas, para mejor repartirlas y evitar conflictos urbanos,
-tasar la comercialización de los productos, a través de tasas fluviales y terrestres.

[5] Fundada por el caudillo MESANNEPADDA en el 2.490 a.C, que poco después tiene la idea de erigir un conjunto de tumbas reales, llenas de metales preciosos, instrumentos musicales, vasijas y tiros de carro, y en las que el monarca se enterraba con sus servidores.

          Una Ur que en torno al 2.500 a.C. empieza a poner por escrito las primeras composiciones literarias sumerias (Textos arcaicos de Ur), en escritura cuneiforme y con la 1ª lista de nombres propios semitas. Hasta que en el 2.100 a.C, y bajo su rey SULGI, más de 500.000 tablillas nos hablan de:

-un derecho civil, que alcanzaba una madurez ya nunca superada,
-una administración pública, modelo para los dos milenios siguientes,
-una eficacísima burocracia,
-un estado fuertemente central y autoritario,
-ampliación en la red de canales terrenos y fluviales,
-relaciones comerciales con países del Mediterráneo,
-tribunales de jueces independientes y por encima de las autoridades,
-un modelo social estrictamente piramidal,
-concepto real casi divinizado,
-un código de conducta ciudadana,
-los primeros nombres extranjeros de clanes esteparios.

[6] Tercer lugar en importancia de la Súmer proto-dinástica. Pues aquí en Lagash, el descenso de los caudales fluviales y la salinización (que habían venido a acentuar los desequilibrios sociales y las disputas) provocaron que su rey URUKAGINA, el año 2.350 a.C:

-condonara las deudas de los súbditos,
-denunciara los abusos de los altos funcionarios,
-regulara las tarifas de los servicios estatales,
-defendiera a los huérfanos y viudas frente a los poderosos.

[7] Fugaz estado sumerio, dada la constelación de estados rivales y cercanos que poblaban Súmer. Hasta que su semita rey LUGALZAGGESI combatiera a su vecina Lagash, usurpara por la fuerza el trono de la antigua Uruk, ocupara Ur y sometiese a Kis bajo la promesa de crear la I Liga inter-sumeria. Eso sí, todo bajo la capitalidad fugaz de Umma, y él bajo el título de “rey desde el Poniente hasta Levante”.

[8] Pero siempre desde la idea de que el dios y su ciudad habían de tener la misma personalidad.

[9] *, ilum (lit. “cielo”).