ALIANZAS DEL S. XX

a) Plan Marshall
b) Fundación de la OTAN
c) Fundación de la UE

_______________________________________

a) Plan Marshall

a.1) Discurso de Harvard

            Se trata de la plasmación oral que llevó a cabo el propio militar y secretario de Estado de los EE.UU, George C. Marshall, en la anual conmemoración del 5 junio 1947 de la simbólica Universidad de Harvard, como resultado de los previos estudios llevados a cabo por Harold van Buren Cleveland[1] y Ben T. Moore[2], consultas realizadas a Charles P. Kindleberger[3], y posterior concreción de George F. Kennan[4] y William L. Clayton[5].

            Se trata de un mensaje oral que salió tipificado e impreso por escrito a la luz el día 12 junio 1947, tras el permiso otorgado por el Departamento de Relaciones Internacionales de los EE.UU[6], y que hoy se encuentra como copia del original en los Archivos Nacionales de Washington y la Biblioteca Truman de Missouri. Ha sido su principal intérprete e investigador el profesor Imanuel Wexler, de la Universidad de Connecticut.

            Fue elaborado por la Secretaría de Estado de los EE.UU, y estuvo dotado de 13.000 millones $ para aplicar sobre 16 países europeos a lo largo de 4 años, en orden a promover la imagen de los EE.UU como líder mundial de los Derechos Humanos y la idea de una Europa occidental cohesionada bajo lazos económicos y políticos respecto a los EE.UU, frente a futuribles bloques de influencia mundial.

a.2) Contenido del Plan

            Consistió en el préstamo legal de 12.800 millones de dólares[7] que EE.UU concedió de 1947 a 1952 a los 17-1 países de la Europa occidental, a devolver por medio de moneda local en crédito o en mano, o su reutilización en apoyo a proyectos de inversión, salvo el caso de Alemania[8].

            Su distribución comenzó por los más amenazados soviéticamente Grecia y Turquía, y terminó por los menos problemáticos Portugal y Suiza. España quedó fuera del plan debido al régimen cerrado franquista[9], así como otros muchos países no europeos devastados por la II Guerra Mundial, y de momento no intervenidos por la maquinaria norteamericana.

            Son ideas elaboradas a lo largo de los 4 grandes discursos del Plan Marshall:

-la década nazi en Europa, de anormalidad, dislocación, febrilidad, agarrotamiento, arbitrariedad, destrucción, desaparición, desconfianza, ruptura;
-el viejo círculo vicioso económico-moral, frente a un advenidizo nuevo círculo virtuoso confianza-futuro;
-los intereses USA en participar en ese nuevo círculo virtuoso,
-la puesta en práctica de una economía USA globalizadora,
-la expansión de los valores USA liberales y capitalistas,
-la búsqueda de nuevos amigos, que se alíen con los EE.UU,
-la identificación de nuevos enemigos, a los que EE.UU hará oposición,
-la idea que EE.UU progresará, sí y sólo sí, existe unidad occidental,
-la participación en políticas extranjeras,
-la prioridad de esta política exterior, a la política interna de los EE.UU.

            Su porcentaje de recepción respondió a la relación renta per cápita-devastación producida por la guerra en cada país, dejando como cifras totales: a Reino Unido 3.300 millones $, a Alemania 1.500 millones $, a Francia 2.300 millones $, a Italia 1.200 millones $, a los países centroeuropeos 3.000 millones $, a los países escandinavos 900 millones $, a los países mediterráneos 600 millones $.

            Su control respondió a un delegado norteamericano en cada embajada nacional y a la administración de la OECE, y su aplicación respetó los acuerdos internacionales de Yalta y Postdam, en orden a la des-militarización, des-nazificación y des-industrialización centrogermana.

            Su contenido consistió en productos básicos de alimentación e infraestructuras, todos ellos importados desde los EE.UU. Pero pronto se amplió a material militar, manufacturas y combustible energético, con la idea de modernizar Europa occidental y evitar su atracción por el progreso del bloque comunista. Por otro lado, los lazos energéticos y bancarios quedarían ligados a los EE.UU.

a.3) Trascendencia del Plan

            Tras la tipificación y copia escrita en prensa del Plan de Rescate Europeo, del 12 junio 1947, aprobado por la Secretaría de Estado de los EE.UU, y compartido ya verbalmente por el propio Marshall en su discurso a la Universidad de Harvard el 5 junio 1947, dos fueron las líneas de opinión crítica que sobre los objetivos norteamericanos del Plan Marshall rápidamente colapsaron las columnas periodísticas y fuentes de opinión:

-la asunción pública del liderazgo norteamericano ante la nueva etapa mundial[10],
-el rol de una derrotada Alemania en la reconstrucción mundial que EE.UU quería llevar a cabo.

            Sesenta años después de la finalización del Plan Marshall 1947-1952, hoy podemos constatar, como apuntaba Michelle Cini, que entre las influencias directas, “el Plan Marshall forzó a los países europeos occidentales a cooperar con los EE.UU de una manera cerrada, y revisó en todo momento cualquier exploración y proceso de construcción europea”[11], así como tuvo influencias indirectas, “como fueron la sensación europea de optimismo, una nueva percepción sobre Alemania, la purificación de los sistemas políticos europeos, o la unificación de las clases sociales europeas”[12].

            Entre los efectos en Europa que provocó el Plan Marshall, hoy se barajan dos hipótesis defendidas por la norteamericana Universidad de Yale, y la normanda Universidad de Caen.

            Según Joylon Howorth, el Plan Marshall supuso la puesta en práctica de una diplomacia militar suave y coercitiva, por parte de los EE.UU. Y es que, en efecto, “el Plan Marshall persuadió a los europeos sobre su responsabilidad en sus propios asuntos, y del campo de su propia seguridad. Incluso trató que Reino Unido se involucrase en ello”[13]. Más aún, “la integración que promulgaba el Plan Marshall era en primera instancia un proyecto de seguridad, como algo no sólo posible sino esencial”[14]. Y para ello “se instó a Reino Unido a abandonar su Commonwealth a favor de incoarse en el proyecto europeo, con la idea de no contar sólo con sistemas defensivos continentales, sino ultramarinos”[15].

            Según Bradley Abrams, el Plan Marshall supuso la puesta en práctica de la interdependencia mundial respecto a EE.UU. Y es que, en efecto, “el Plan Marshall invirtió 13.000 millones $ sobre 16 países a lo largo de 4 años. Pero requirieron a cambio una fuerte integración de sus economías, agrícolas e industriales, en el movimiento exportador norteamericano”[16]. Así, y por otro lado, “los EE.UU evitaban la expansión soviética hacia el oeste, y la cultura liberal, capitalista y democrática norteamericana se expandía por un nuevo continente”[17]. El Plan Marshall, concluye el euro-checo, “no fue más que un nuevo episodio en la Guerra fría de los EE.UU”[18].

            Numerosas son el resto de otras hipótesis vertidas sobre los objetivos norteamericanos implícitos en el Plan Marshall, cuanto en los efectos que éste produjo en el continente europeo. Sintetizándolas, éstas vendrían a ser:

-la ampliación del mercado USA, que defiende Barry Eichengreen[19],
-el control sobre las políticas extranjeras, que defiende Irwin Wall
[20] y Jacqueline McGlade[21],
-el inicio del multi-lateralismo USA, que defiende Stewart Patrick
[22].

b) Fundación de la OTAN

b.1) Tratado Atlántico Norte

            Se trata del texto en 14 artículos firmado en Washington el 4 abril 1949 por el que sus 12 países firmantes se comprometen a la institución de la Organización del Tratado Atlántico Norte.

            Consiste en la adopción por parte de sus 12 firmantes de una política de seguridad común, al amparo del art. 51 de la ONU, derecho natural a la autodefensa y apertura a una futurible cooperación en campos de acción internacional común.

b.2) Contenido del Tratado

            Se compone de 14 artículos y un preámbulo, que subraya el hecho de que la Alianza ha sido creada en el marco de la Carta de la ONU (art. 51), y de que tiene unos propósitos principales.

            El art. 1 establece los principios básicos a seguir por parte de los países miembros, en el campo de sus relaciones internacionales y en orden a evitar que peligre la paz y seguridad obtenidas tras la II Guerra Mundial.

            El art. 2 establece los objetivos que los países miembros deben perseguir en sus relaciones internacionales, y las obligaciones resultantes.

            En el art. 3 los países signatarios afirman que mantendrán e intensificarán su capacidad, individual y colectiva, de resistencia a cualquier ataque.

            El art. 4 prevé la amenaza a la integridad territorial, a la independencia política o a la seguridad de uno de los países miembros de la Alianza, y prevé una reunión conjunta siempre que uno de ellos crea que tal amenaza existe[23].

            El art. 5 es el núcleo del Tratado, por el que sus países miembros acuerdan considerar una agresión armada contra cualquiera de ellos como si fuera contra todos en su conjunto. Esto les compromete a dar los pasos necesarios para ayudarse y restaurar la seguridad, con medidas analizadas y convenidas por parte del Consejo.

            El art. 6 establece el campo de aplicación del art. 5, no significando ello que los acontecimientos extra-aliados no puedan ser también objeto de consulta, dada la posibilidad de situaciones globales internacionales cambiantes, y de que éstas alteren el mantenimiento del área de seguridad aliado.

            En los art. 7 y 8 se estipula que ningún país miembro entre en conflicto de compromisos con los adquiridos en la OTAN, ni adquiera obligaciones inherentes incompatibles.

            En virtud del art. 9 las partes del Tratado establecen un Consejo, representativo de todas ellas y con capacidad de reunión y movimiento directo. Consejo que tendrá libres las manos para crear sus propios cuerpos subsidiarios necesarios.

            El art. 10 prevé la posibilidad de integración de nuevos miembros europeos a la Alianza Atlántica Norte.

            El art. 11 detalla el proceso de ratificación del Tratado, y la vía por la que éste entrará en vigor.

            Los art. 12 y 13 abren la vía a posibles revisiones del Tratado pasados 10 años, y a posibles denuncias por parte de cualquier miembro pasados 20 años.

            El art. 14 otorga idéntica validez a los textos francés e inglés del Tratado, y dispone que sean depositados en Washington.

b.3) Organización del Tratado

           Consiste en el marco de la alianza militar concebida en el Tratado Atlántico Norte para evitar cualquier agresión, y rechazarla si ésta se produce. Proporciona también una cooperación continua y es, al mismo tiempo, un órgano de consulta en el campo político y económico internacional.

            Estipula el seno de la Organización una duración indefinida, y tres estructuras esenciales:

            -civil, integrada por los ministros de asuntos exteriores de cada país miembro[24] y presidida por el Secretario general de la OTAN[25], que tiene como misión la realización y recapitulación de consultas políticas hechas a los países miembros, y la coordinación de los aliados;

            -militar, integrada por los jefes de estado mayor de cada país miembro y presidida por el General militar de la OTAN[26], que tiene como misión la puesta en marcha de todo el funcionamiento y actividad de la Asociación;

            -financiera, integrada por las aportaciones anuales que cada país miembro ingresa[27] y administrada por agencias especializadas al respecto, que tiene como misión el sufragio y costeamiento de infraestructuras y operaciones de la Asociación.

            Se trata de una Organización Atlántico Norte con mensaje[28]:

-defensivo a nivel multilateral (art. 1),
-dirigido contra la URSS y otros futuribles enemigos (art. 4),
-perfectamente legal y enmarcado en las leyes ONU (art. 11),
-proteccionista, al nivel de la Doctrina Monroe-1823
[29] y Corolario Roosevelt-1904[30] de los EE.UU sobre Europa (art. 5, 14),
-adaptable y remoldeable a nuevas formas de defensa (art. 5, 12, 13),
-atractivo a nuevos miembros amigos (art. 10),
-diseñador de una nueva región mundial (art. 6),
-instaurador de una nueva comunidad ideológico-cultural (art. 7, 8),
-liberador de políticas desquiciadas (art. 6),
-vehículo hacia posibles asociaciones políticas, en vertiente confederal y bajo una misma asociación militar (art. 9, 11).

b.4) Motivos para la OTAN

            El motivo remoto que motivó una creación de la OTAN hay que remontarlo a la Conferencia de San Francisco-1951 en que se había introducido a la ligera y consagrado por escrito en la ONU los errores de la vieja Sociedad de Naciones. Por otro lado, la posibilidad de bombardeos demoledores, la mal dibujada división post-II guerra mundial y el proclamado veto internacional dentro de la ONU… reclamaban otra solución alternativa al art. 27 de la ONU[31].

            Así las cosas, sin cortapisas y enfrentado el mundo en dos bloques antagónicos, “10 países europeos se vieron necesitados de una protección específica que no le aseguraba la ONU, y carentes de una defensa eventual ante agresiones externas”, nos relata Lord Ismay[32].

            Es en lo que consistió aquella firma del 4 abril 1949, certificada entre los países europeos occidentales y los EE.UU, y con la solución estratégica que resultaba ser Canadá[33]: el Tratado del Atlántico Norte.

            Paralelamente, ya la Doctrina Truman-1947 había establecido en las mentes norteamericanas que:

-EE.UU apoyaría militarmente a países libres que quisiesen ser sus aliados,
-EE.UU ayudaría a los países amigos a elaborar su propio porvenir político.

            Y en el bando contrario, las mentes soviéticas y formación del soviético CAME[34], soviético Golpe de Estado en Checoslovaquia-1948, soviético Bloqueo de Berlín-1948, y amenaza nuclear soviética hecha realidad[35] en el Tratado de Moscú-enero 1949… forzaban a acelerar las posturas.

b.5) Espíritu de la OTAN

            La idea y mensaje originario de la Alianza Atlántico Norte fue lanzado como globo sonda a la opinión pública, y de forma todavía oral, por el Secretario adjunto de Estado de los EE.UU, Dean Acheson, en su discurso del 8 marzo 1949 a la ciudad de Cleveland-Ohio. Allí planteó el secretario que las balanzas de pagos a los países europeos resultarían ineficaces a corto plazo, y que sólo a la larga, y acompañadas de un plan de seguridad, serían capaces de cumplir sus objetivos.

            No obstante, la idea matriz había sido expuesta ya por un grupo de senadores liderado por Arthur H. Vandenberg y Tom Connally[36], que habían sometido a consideración del Senado de los EE.UU en junio 1948:

-un compromiso expreso por la paz, por parte de los EE.UU,
-una Asociación de ayuda mutua militar, entre los EE.UU y sus países amigos,
-un protocolo de autodefensa, en caso de agresiones a territorios propios o amigos.

            Acto seguido, la aprobada Resolución Vandenberg se tradujo en la Organización de Defensa de la Unión Occidental en septiembre 1948[37], y se acuarteló para ello al general Montgomery en la eurocéntrica Fontainebleau.

           Y al mismo tiempo, se enviaron los informes resultantes al Departamento de Estado de los EE.UU, que en septiembre 1948 comenzaron a analizar secretamente el asunto, y de forma pormenorizada desde diciembre 1948.

           El 15 marzo 1949 se invita discretamente a Dinamarca, Islandia, Noruega y Portugal a participar del proyecto.

           El 31 marzo 1949 los servicios soviéticos de espionaje interceptan las negociaciones secretas de Washington, y se hacen con un informe interno norteamericano del 10 diciembre 1948. Lanza la URSS un memorándum a sus eventuales 12 firmantes, y alega en público que el discurso de Dean Acheson era contrario a los principios de la ONU.

            El 2 abril 1949 los 12 gobiernos aludidos por la URSS rechazan los alegatos soviéticos, en una nota de prensa común, y rápidamente se deciden a la firma del Tratado el día 4 abril. El día 24 mayo entra en vigor el Tratado y su Organismo OTAN, y el 17 septiembre la OTAN celebra su 1ª sesión en Washington[38].

            En octubre 1950 se integra al ejército alemán en el ejército OTAN, y en diciembre 1950 se abre a Alemania la posibilidad de ingreso civil[39].

b.6) Adaptaciones de la OTAN

            En los primeros 10 años de la Alianza, Francia y Reino Unido vieron con asombro la intervención unilateral de los EE.UU (en el Canal de Suez), y los EE.UU el auge y superación de liderazgo por parte del enemigo URSS (gracias a su Sputnik y aplastamientos militares). La partición de Chipre enfrentó a 2 miembros de la OTAN (Grecia y Turquía), e Islandia se negó a participar en el Congreso de Londres-1955 por su nueva enemistad con Reino Unido (a causa de la pesca del bacalao).

            En los segundos 10 años de la Alianza, la llegada del conflictivo De Gaulle y su V República francesa pidió mayor grandeur para su Francia dentro de la OTAN[40], y almacenar para sí misma y unilateralmente la bomba atómica. Se superó también el sobresalto del Muro de Berlín y la desastrosa Campaña de Vietnam, así como la pérdida política y hegemónica de colonias por parte de los estados miembros. Se fijó como sede permanente Bruselas[41], y el Informe Harmel-1967 revisaba los artículos fundacionales y subrayaba los aspectos de:

-la doble función política y militar de la Alianza,
-la conflictividad y sovietización creciente en Oriente Medio.

            Tras la Caída del Comunismo-1989 la Organización del Tratado Atlántico Norte empezó a entablar diálogos con nuevos y estratégicos territorios[42], y a asumir una nueva ideología y mentalidad OTAN[43]:

-de reordenamiento administrativo,
-de cautela en seguridad, y no tanto de euforia,
-de fines diversos políticos, sin un prototipo de ideal moral común,
-de multi-polarismo vía uni-polarismo,
-de asunción de procesos pacificadores extra-aliados,
-de contactos con otras asociaciones globalizadoras del planeta.

            Con la llegada de la amenaza terrorista internacional, fue sobre todo el fundacional art. 5 de mutua defensa el más analizado, y adaptado a la nueva coyuntura. En efecto, y en sesión extraordinaria del 12 septiembre 2001, la OTAN declaraba que:

-EE.UU tenía vía libre para el uso unilateral de acciones de legítima defensa[44],
-EE.UU tenía vía libre para reprimir la financiación de líneas terroristas.

            En sesión del 4 octubre 2001, la OTAN aprobó por unanimidad, y de cara a la lucha contra el nuevo e invisible enemigo terrorista[45]:

-nuevas dotaciones para el apartado de inteligencia militar,
-colaboración interna entre los estados aliados,
-la facilitación de los espacios aéreos aliados,
-la utilización de la NATO Early Warning
[46],
-la multiplicación de abastecimiento combustible en puertos aliados,
-el despliegue de unidades navales permanentes, en el Mediterráneo y Atlántico,
-la estrategia de guerra preventiva, así como la defensa anticipatoria
[47].

            De cara al futuro, la Cumbre de Riga-2006 introdujo en la OTAN, dentro de campo ex-soviético[48]:

-la ampliación de la Alianza al marco de repúblicas ex-soviéticas,
-el uso del escudo anti-misiles
[49],
-la inclusión de la seguridad energética mundial
[50], en su campo de seguridades,
-los límites de la Alianza, en su rol globalizador y lucha contra el terrorismo.

c) Fundación de la UE

c.1) Tratado de Roma

            Se trata del texto en 248 artículos firmado en Roma el 25 marzo 1957 por el que sus 6 países firmantes se comprometen a la institución de la Comunidad Económica Europea.

            Consiste en la cristalización escrita y rubrica que hicieron de la misma 6 países europeos, en orden a cooperar de manera conjunta, y con pasos políticos consensuados de índole supra-nacional, en el campo de la materia liberalizadora económica y de un mercado común europeo.

c.2) Contenido del Tratado

            Son elementos rubricados en el Tratado de Roma:

-libertad de establecimiento y trabajo, y libre circulación de mercancías, dinero, transportes, servicios, empresas y trabajadores;
-unión aduanera, agrícola, fiscal, legisladora, comercial, financiera, social y de ayuda inter-estatal,
-organismos de Banco, Fondo, Asamblea, Consejo, Comisión, Tribunal, Comité
,
-principios inherentes, en torno a la propia CEE, apertura a nuevos miembros y ultramar, personas implicadas y necesarias.

            En el preámbulo se alude a los principios de la CEE, como son:

-cimientos necesarios para la unión,
-progreso común económico-social,
-intercambio equilibrado que permita la expansión,
-mejora constante del nivel de vida,
-apertura al resto de países europeos,
-solidaridad con los socios trans-atlánticos;

            En el art. 1 se alude a la institución de la CEE, que es:

-ya una realidad instituida (art. 5-8),
-no excluyente de otras alianzas (art. 229-232),
-abierta a posibles aliados (art. 131-136);

            En el art. 2 se alude a la misión y fines de la CEE, los cuales son:

-acercamientos inter-estatales, para estrechar a los europeos,
-mercado común, para la armonía económica,
-equilibrios presupuestarios, para la expansión,
-aceleramiento de las rentas, para mejorar el nivel de vida,

            En el art. 3 se alude a los medios de acción de la CEE, como son:

-libertad de establecimiento (art. 52-58) y trabajo (art. 59-66), y libre circulación de mercancías (art. 9-11), dinero (art. 67-73), transportes (art. 74-84), servicios (art. 59-66), empresas (art. 85-90) y trabajadores (art. 48-51);

-unión aduanera (art. 12-17), agrícola (art. 38-47), fiscal (art. 18-29, y art. 95-99), legisladora (art. 100-102), comercial (art. 110-116), financiera (art. 199-209), social (art. 117-122) y de ayuda inter-estatal (art. 92-94),

            En el art. 4 se alude a los organismos de la CEE, como son: Banco (art. 129-130), Fondo (art. 123-128), Asamblea (art. 137-144), Consejo (art. 145-154), Comisión (art. 155-163), Tribunal (art. 164-188), Comité (art. 193-198)… independientes pero limitadas por la propia legislación.

c.3) Idea del Tratado

            A la suelta de velas por parte del buque llamado CECA siguió una opinión crítica desbordante, y el deseo de muchos de embarcarse en pequeños flotes salvavidas para darle alcance y subirse en él.

            Lo 2º no hizo falta, pues el buque CECA se ofrecería a ir estacionando para ello, pero lo 1º sí que fue necesario para todos los interesados. Pues dentro del navío había una velocidad de crecimiento económico, y unas dimensiones gigantescas que habría que saber soportar. Fue el espíritu que movió al Tratado de Roma-1957, de reorganización del buque de cara a nuevos y futuribles inquilinos que se quisiesen subir.

           Por otro lado, los brazos norteamericanos esperaban abiertos y expectantes al otro lado del Atlántico, y no tardarían en llegar los mensajes norteamericanos de integración, departamento libero-comercial, democracia y horizonte neoyorkino cultural.

            La coyuntura hacia un Tratado definitivo en el proceso de reconstrucción europea vivió una coyuntura especialmente favorable, motivada por:

-la recuperación económica, con propio desarrollo europeo[51],
-la desconfianza francesa hacia EE.UU, por la crisis de Suez.

            Hubo, por supuesto, problemas a solventar, como los presentados por el comisionado belga Spaak[52] acerca del tratamiento de energía nuclear[53].

            De ahí que las posiciones se dividieran en dos campos de trabajo:

-la idea de único mercado común económico[54],
-la idea de defensa militar con o sin armamento nuclear
[55].

            Finalmente, las ratificaciones a lo negociado y firmado en el Tratado[56] tuvieron que ser ratificadas por Alemania-5 julio, Francia-10 julio, Italia-30 julio, Países Bajos-5 octubre, Bélgica-19 noviembre, Luxemburgo-26 noviembre. Bruselas pasó a ser capital de la CEE desde el 1 enero 1958.

c.4) Nacimiento de la CEE

            Europa ha estado sacudiéndose y fragmentándose entre sí durante siglos, y en la II Guerra Mundial lo había hecho a gusto, todos contra todos, y sin dejar un arañazo más que abrir o desangrar.

            Por otro lado, los utópicos intentos de Carlomagno, Napoleón o Hitler por hacer del continente un único reino, habían acabado siempre en la bancarrota, rebrotes regionalistas y añoranzas de antiguos albedríos.

            Por tanto, la idea de una única y misma Europa para todos no circulaba por las cabezas europeas ni en sueños. ¿Qué llevó, pues, y que fue lo que realmente inspiró y se buscó, en el Tratado de Roma?

c.5) Cooperación occidental de la CEE

            Se trató de una cooperación de países hermanos que se habían vuelto a pelear entre sí, pero que no tenían otra manera de salir del agujero económico y del peligro soviético que venía detrás.

            A nivel económico, los unos necesitaban de los otros de manera vital y para sobrevivir. Y fue el coloso EE.UU el que se lo recordó. El Plan Marshall-1947 y la subsiguiente Conferencia de Cooperación Económica Europea un mes después… habían desembocado en la Creación de la OECE[57]-1948.

            A nivel militar, también los EE.UU hicieron caer en la cuenta a los europeos de sus propias carencias y debilidades por separado, y del potencial soviético masivo[58] que se les venía encima[59]. Así, sólo una Alianza de seguridad dentro de un territorio común, podría resultarles económico, suficiente y aparente para sentirse seguros y posicionados. Había sido el motivo del Tratado de Dunquerque-1947[60], del Tratado de Bruselas-1948[61] y del Tratado de Washington-1949[62].

c.6) Corte supra-nacional de la CEE

            A los pasos globalizantes del Plan Marshall y de la OTAN, elaborados por militares y estrategas, se sumaron, como no, los políticos. Y lo hicieron de la manera que ellos sabían hacerla: infundiendo su huella política.

            Y es que Europa se había quedado sin alimentos, sin academias militares y sin regímenes políticos. Y éstos últimos también empezaron a movilizarse y a aliarse.

            Las inclinaciones políticas eran muy variadas tras la II Guerra Mundial, desde el radicalismo de izquierdas de Mendes-France hasta los equipos internacionales de los democristianos[63]. No obstante, a nivel de sentimientos todos los europeos experimentaban en común que:

-había que erradicar el veneno fascista[64],
-había que hacer algo nuevo para evitar que aquello se repitiese
[65].

            Fue entonces cuando:

-Churchill lanza su Discurso de Zurich-1946[66],
-800 colegas de 19 países europeos celebran la Conferencia de La Haya-1948
[67].

            Van surgiendo, así, voces pro-unitarias que proclaman una Unión Política Europea[68], una Unión Europea de Federalistas[69], la Unión Paneuropea[70]

            Hasta que el frasco de las esencias políticas explota, y los máximos impulsores de la Conferencia de la Haya deciden reunirse en secreto, llamar a Churchill para la causa, y reorientar en un Comité Internacional de Coordinación la causa de una futurible política común europea. Fue el comienzo del Movimiento Europeo-1948, abierto a las ideas federalistas de La Haya, planes democristianos globalizantes y regionalismos que discordaban con visión nacional.

            Movimiento que acabará integrando adeptos, instalando en Londres su centro de sesiones y conformando su propio Consejo, convertido en Consejo de Europa-1949, tras la sesión del 5 mayo 1949.

c.7) Una CEE económica y militar

            Llegados los años de 1950, Alemania empezó a ser ingresada en los tratados de cooperación económica y militar. Y Adenauer a dar muestras de representar una política alemana de fiar. Es el momento en que se dan los primeros pasos efectivos en pro de una posible integración supra-nacional: la de los viejos estados ya restablecidos, con la del nuevo mundo descompuesto que era Alemania.

            En mayo 1950, y cuando todavía dilucidaban unos y otros las políticas más o menos aceptables, el presidente francés Schuman tomó la iniciativa y, él por su cuenta, ofreció a Alemania compartir en común las estructuras industriales del acero y del carbón[71]. La excusa ante la prensa estuvo basada en la resolución del contencioso sobre la cuenca limítrofe del Rur. Pero el alcance del emitido por el alsaciano iba mucho más allá: “la hermandad y pasos económicos que aseguren en la zona la paz”[72].

            La oferta de Schuman dio la vuelta al mundo y en la diana, al contentar a empiristas y federalistas, favorecer los procesos de reconstrucción multilateral, y marcar un espíritu que diera sentido a tanta letra derramada. Marcaba, así mismo, el objetivo y línea política a seguir.

            El Plan Schuman-1950 causó euforia en la Italia de De Gasperi e Inglaterra de Churchill, y fue rápidamente aprobado por el Consejo de Europa. El Tratado de París-1951 no vino sino a rubricar la adhesión  de 6 estados europeos[73] al navío que suponía ese proyecto, de corte mercado común y libre circulación de mercancías. Había nacido en Europa el embrión de algo nuevo y prometedor: la CECA[74].

c.8) Hacia una UE política total

            En la década de 1960, el año 1969 fue el más importante y agitado en la aplicación del Tratado de Roma e historia de la CEE, y ésta estuvo a punto de desaparecer. En efecto, tanto la devaluación del franco hasta la tasa flotante del marco[75], pasando por los frenos constantes británicos… todo hacía presagiar la vuelta a las viejas divisiones continentales.

            Así, la Conferencia de  La Haya-1969 fue más pesimista que optimista, a juicio del emisario Ignacio Sanuy[76]. Y es que en estos momentos:

-la moneda alemana se revaluaba y la francesa se devaluaba,
-la unión agraria en el campo de excedentes enfrentaba más que unía,
-el Plan Barre
[77] había decidido dejarse para el futuro.

            El pesimismo de 1969 no tumbó el Tratado de Roma ni la CEE, pero marcó el camino para eliminar obstáculos en el mantenimiento de la riqueza obtenida. Se había crecido a un buen ritmo, pero había que saber mantenerse en la nueva situación de riqueza. Y de esto había que estar orgullosos, como recordaba el comentarista Jean Lecerf, “pues los EE.UU tardaron un siglo en lograr lo que la CEE está consiguiendo en tan sólo unos años”[78].

            A juicio del bancario Aragón Blasco, “había que dar al Parlamento europeo un verdadero poder legislativo, y a nivel económico una clave[79] que repartiera equitativamente las cargas”[80].

            En la década de 1970 hubo tres días 1 enero que marcaron la consolidación de la CEE:

-en 1970, con la unificación presupuestaria europea,
-en 1971, con la imposición del impuesto europeo IVA,
-en 1975, con el reparto equitativo de escaños, sin posibilidad de “veto” peyorativo.

            El entusiasmo volvió a la Cumbre de París-1974, en la que la Europa de los 9[81]:

-reunirse de forma regular en Consejo Europeo,
-crear un Parlamento Europeo, que fuera elegido por sufragio universal,
-la creación de los fondos FEDER.

            El nuevo clima de euforia disparó las alarmas en pro de una unión política europea y un único gobierno europeo. Fue tan sólo el recordatorio que hicieron algunos euro-escépticos de la vieja y económica Ley Parkinson-1957[82], la que recordó el peligro de ir multiplicando por 9 los gastos, anomalías y objetivos sin importancia.

            En la década de 1980 el Tratado de Roma perdió fuerza en pos de su institución CEE, y ésta forjó su carácter de espaldas a aquel. Y es que lograron reforzarse todas las instituciones de la Europa de los 12[83]… pero, como ya indicara y llevara a efecto el profesor Walter Hallstein[84], “éstas tenían que seguir (y siguieron) un plan calcado al de las instituciones alemanas”. Fueron puestas en marcha, pero de una manera totalmente calcada a la administración alemana.

            En la década de 1990 tuvo lugar el momento de unificación de símbolos e identidad europea que se habían ido elaborando a lo largo de las décadas pasadas, y que ahora se recopilan, seleccionan y oficializan. Estos son la bandera, lema, himno, día de Europa, moneda euro, transportes, educación, seguridad interior, política exterior, ejército. Es el momento, a juicio del cooperacionista Sotillo Lorenzo, “en que todos los árboles plantados en el Tratado de Roma se ponen en acción, y se decide ahora qué tipo de bosque queremos”[85].

            En efecto, en el trascendental Tratado de Maastricht-1993, la CEE da un impulso a las uniones elaboradas por el Tratado de Roma, algunas sí y otras nada que ver con él. Así:

-se cambia el nombre de CEE por el de UE,
-se establecen los pilares para la unión monetaria[86],
-se establece una unión política exterior[87],
-se establecen principios de unión política legal.

            En la década del 2000 se consolidan todas las expectativas y utopías del Tratado de Roma, y comienza a adentrarse la UE en el campo de la unión política interior.

            En el Tratado de Niza-2001 fueron aprobadas, no sin la denuncia de Martín González[88]:

-reformas institucionales,
-una masiva e indeterminada ampliación,
-la firma de derechos fundamentales,
-la redacción de una 1ª constitución europea.

            En el año 2004, además de la incorporación de 10 países a la UE[89], se firmó la Constitución europea-2004[90]. Constitución europea que los propios ciudadanos franceses rechazaban, ya que representaba respecto al viejo Tratado de Roma-1957:

-un compromiso mayor, respecto a la cohesión y cooperación fundacional,
-un incremento de protagonismo, respecto al papel de los organismos fundacionales,
-mayor reparto de fuerzas, respecto al  número de países fundacionales,
-el inicio de una unión política, abierta pero no analizada en el Tratado fundacional.

            El Tratado de Lisboa-2009 supuso, según estudios llevados a cabo por la Universidad de Deusto[91], una metamorfosis desde el Tratado de Roma para la cooperación política, hasta el Tratado de Lisboa para la unión política. Y es que, en efecto, en Lisboa son aprobadas por unanimidad:

-las figuras políticas respecto a la unión política, exterior e interior,
-los poderes políticos de la política interna, depositados en el Parlamento Europeo[92].

 

Manuel Arnaldos   
Mercabá, diócesis de Cartagena-Murcia    

más información
Diccionario Mercabá de Arqueología

Indice general de Enciclopedia Mercabá de Historia   

______________________

[1] Dirigente de la Comisión de Desarrollo Económico de la Secretaría de Estado de los EE.UU, que fue el primero en recoger la idea de rescate europeo.

[2] Dirigente de la División Política Comercial de la Secretaría de Estado de los EE.UU, que fue el primero en caer en la cuenta de que recuperar cada país europeo por separado iba a resultar demasiado costoso, pero no así si se realizaba la recuperación del conjunto continental a una misma velocidad.

[3] Dirigente de la Comisión de Asuntos Austriaco-Alemanes de los EE.UU, creada tras la Conferencia de Postdam-1945, que fue el que hizo caer en la cuenta a CLEVELAND y MOORE, y al subsecretario BYRNES, sobre las revelaciones formuladas anteriormente por:

-WALTER LIPPMANN, que había escrito una serie de columnas alertando sobre un plan de reconstrucción europea, para evitar una inminente Guerra fría,
-WALT ROSTOW, que había predicho que la unidad de Alemania no podría conseguirse sin la unidad de Europa, forjadas ambas en cooperaciones técnicas y no tanto diplomáticas.

[4] Miembro del Departamento de Planificación Política de la Casa Blanca de los EE.UU.

[5] Miembro de la Secretaría de Estado para Asuntos Económicos de los EE.UU.

[6] El 6 mayo 1947, y que había dado anteriormente su permiso para su lectura oral, pero no publicación ni prensa escrita. Y es que a su vuelta el 21 abril de su estancia por 7 semanas en Moscú, la cúpula del SWNCC (Comité de Coordinación del Estado de Guerra norteamericano) había decidido dar el visto bueno a la redacción del texto presentada en marzo por CLEVELAND-MOORE junto a KENNAN-CLAYTON. Permiso que fue concedido para su mensaje oral el 6 mayo, y para su publicación por escrito el propio 5 junio.

[7] De los previstos 22.000 millones iniciales, pues los países europeos fueron capaces de ir asumiendo positivamente su propia auto-financiación.

[8] A la que se impuso la tasa obligatoria de 1.000 millones $, cantidad terminada de pagar por el gobierno alemán en 1971.

[9] Salvo cierta leche en polvo que llegó a través de los exiliados españoles en Europa.

[10] Tanto a nivel de iniciativas económico-políticas cuanto de liderazgo mundial moral a nivel de derechos humanos, haciendo así olvidar los recuerdos de Hiroshima.

[11] cf. CINI, M; “From the Marshall Plan to EEC: Direct and Indirect Influences”, en SCHAIN, M. A; The Marshall Plan: Fifty Years after, ed. Palgrave, New York 2001, p. 13.

[12] cf. CINI, M., op.cit, p. 14 y ss.

[13] cf. HOWORTH, J; “The Marshall Plan, Britain and European Security: Defense Integration or Coat-tail Diplomacy?”, en SCHAIN, M. A; The Marshall Plan: Fifty Years after, ed. Palgrave, New York 2001, p. 39.

[14] cf. HOWORTH, J., op.cit, p. 41.

[15] cf. Ibid, p. 60.

[16] cf. ABRAMS, B. F; “The Marshall Plan and European Democracy: Elements of Interdependancy”, en SCHAIN, M. A; The Marshall Plan: Fifty Years after, ed. Palgrave, New York 2001, p. 93.

[17] cf. ABRAMS, B. F., op.cit, p. 117.

[18] cf. Ibid, p. 119.

[19] En su The USA Market and the Marshall Plan.

[20] En su The Marshall Plan and French Politics.

[21] En su A Single Path for European Recovery? American Business and Conflicts over the Marshall Plan.

[22] En su American Hegemony, the Marshall Plan, and Postwar Multilateralism.

[23] Consulta que, en la práctica, debe ser llevada y examinada por el Consejo y sus subcomités.

[24] Hoy en día Albania, Alemania, Bélgica, Bulgaria, Canadá, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, EE.UU, Estonia, Francia, Grecia, Hungría, Islandia, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, Chequia, Rumanía y Turquía (28 en total, y en comparación con los 12 miembros fundacionales que fueron Bélgica, Canadá, Dinamarca, EE.UU, Francia, Holanda, Islandia, Italia, Luxemburgo, Noruega, Portugal y Reino Unido).

[25] Siempre recayendo en manos civiles europeas, como ha sido el caso de LORD ISMAY (Reino Unido, 1952-57), PAUL HENRI SPAAK (Bélgica, 1957-61), DIRK U. STIKKER (Holanda, 1961-64), MANLIO BROSSIO (Italia, 1964-71), JOSEPH M. A. H. LUNS (Holanda, 1971-84), LORD CARRINGTON (Reino Unido, 1984-88), MANFRED WORNER (Alemania, 1988-94), SERGIO BALANZINO (Italia, 1994-94), WILLY CLAES (Bélgica, 1994-95), JAVIER SOLANA (España, 1995-99), ROBERTSON P. ELLEN (Reino Unido, 1999-2004), JAAP H. SCHEFFER (Holanda, 2004-09), ANDERS F. RASMUSSEN (Dinamarca, 2009-2013).

[26] Siempre recayendo en manos militares norteamericanas, como ha sido el caso de DWIGHT D. EISENHOWER (EE.UU, 1951-52), MATTHEW RIDWAY (EE.UU, 1952-53), ALFRED GRUENTHER (EE.UU, 1953-56), LAURIS NORSTAD (EE.UU, 1956-63), LYMAN LEMNITZER (EE.UU, 1963-69), ANDREW GOODPASTER (EE.UU, 1969-74), ALEXANDER HAIG (EE.UU, 1974-79), BERNARD W. ROGERS (EE.UU, 1979-87), JOHN GALVIN (EE.UU, 1987-92), JOHN SHALISKASHVILI (EE.UU 1992-93), GEORGE JOULWAN (EE.UU, 1993-97), WESLEY CLARK (EE.UU, 1997-2000), JOSEPH RALSTON (EE.UU, 2000-03), JAMES L. JONES (EE.UU, 2003-06), BANTZ J. CRADDOCK (EE.UU, 2006-2012).

[27] Siendo el % de ingresos por orden de peso económico: EE.UU (25%), Alemania (20%), Reino Unido (15%), Benelux (8%), Francia (8%), Italia (7%), Canadá (5%), resto (11%), y los ingresos brutos de 110.000 millones $ en el año 2000.

[28] Según describe M. AGUILAR NAVARRO, M en su Tratado de Derecho Internacional.

[29] En que se aprobó el edicto “América para los americanos”.

[30] En que se aprobó el edicto “Amigos de América bajo protección norteamericana”.

[31] El referente a la emisión de voto de los países ONU, y aprobación o no con ellos de sentencias oficiales de la ONU.

[32] Primer Secretario general de la OTAN, en su NATO, Its First Five Years-1955.

[33] Que ya en la persona de su ministro LOUIS SAINT LOURENT había pedido ayuda a los EE.UU en 1948, con el respaldo y apoyo brindado desde su metrópoli londinense y del secretario del Foreign Office británico, ERNEST BEVIN.

[34] Consejo de Asistencia Mutua Económica entre los estados soviéticos de la URSS.

[35] Según recoge el Informe Kissinger-1948 sobre la RDS-1 (de 22 kilotones), y que poco después demostró la URSS con su 1ª prueba atómica soviética, a inicios de 1949.

[36] cf. IRAZAZABAL, P. J; “La OTAN, hoy”, en Cuadernos del Mundo Actual, ed. Grupo 16, Madrid 1995, pp. 4-31.

[37] Fundada en el Tratado de Bruselas-1948.

[38] Donde se analiza el ejército masivo de 2.000.000 soldados y planes nucleares soviéticos, y se opta por un contrapeso nuclear (más barato que la forja de un ejército masivo aliado).

[39] Proceso llevado a cabo mediante las Conversaciones de Petersberg.

[40] A la que llegó a expulsar de suelo francés en 1966, haciendo salir del mismo a 7.000 soldados y 250 aviones aliados. Momento en que Francia anuncia la suspensión de sus compromisos militares con la OTAN (no así de los civiles, y hasta que NICOLAS SARKOZY la vuelva a integrar con plenas facultades en 2009).

[41] Dejando atrás antiguas itinerancias, y en previsión a futuribles rebrotes de desunión europea en una generación que ya no conoció la II Guerra Mundial.

[42] En el Mediterráneo, Cáucaso, Golfo Pérsico…

[43] cf. CARACUEL RAYA, M. A; Cambios de la OTAN tras el fin de la Guerra Fría, ed. Tecnos, Madrid 2004.

[44] Según se permitía en el art. 51 de la ONU, aprobado también en este día por la Resolución 1368 de la ONU.

[45] cf. YARNOZ, C; “La OTAN cede todos sus medios a EE.UU”, en El País, 5 octubre 2001, p. 8.

[46] Destacamento aéreo de Guerra Rápida de la OTAN.

[47] Estrategias que poco después, en 2004, JACQUES CHIRAC pedirá suspender y reintegrar legalmente dentro de los límites geográficos de la OTAN (el norte al trópico de cáncer), tras su negativa francesa a participar en la Campaña de Afganistán que GEORGE BUSH había reclamado a la OTAN.

[48] cf. FERNANDEZ FERNANDEZ, M. A; El futuro de la OTAN después de Riga, ed. Ministerio de Defensa español, Madrid 2006.

[49] No sin las reticencias de JACQUES CHIRAC, muy partidario de una re-orientación fundamental de la OTAN.

[50] Debido a los recientes conflictos entre Rusia y Europa a causa del suministro de gas, que había dejado congelada a Europa en el invierno de 2005.

[51] Como puede apreciarse en el previsto Plan Marshall de 22.000 millones $, que pudo darse por suspendido en 1952, cuando llevaba invertidos 12.700 millones $ y la propia economía europea era capaz de seguir haciéndose cargo de ello.

[52] PAUL HENRI SPAAK, ideólogo del Benelux y eliminación aduanera entre Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo, que en su Informe Spaak-1955 abogaba por el uso de armamento nuclear.

[53] Informe y material nuclear aprobado en la Conferencia de Venecia-1956, pero limitándose siempre a usos pacíficos.

[54] Que en la firma del Tratado de Roma desembocaría en la fundación de la CEE (Comunidad Económica Europea).

[55] Que en la firma del Tratado de Roma desembocaría en la fundación del EURATOM (Comunidad Europea de Energía Atómica).

[56] A las 18.45 h. del 25 marzo 1957, en el Palacio Capitolio de Roma, con alusión directa a la precedente CECA, y con la que se fundirá a nivel legal el 8 abril 1965.

[57] Organización Europea de Cooperación Económica, a la que se suscribieron los 16 países europeos de Austria, Bélgica, Dinamarca, Francia, Grecia, Islandia, Italia, Luxemburgo, Noruega, Países Bajos, Portugal, Reino Unido, Suecia, Suiza y Turquía, así como Alemania Occidental.

[58] Con un ejército de 2.000.000 soldados a escasos kilómetros, dotado de armas y material nuclear.

[59] Tras el inicio de la Guerra Fría declarada por la URSS, con su Golpe de Estado en Checoslovaquia-1948 y Bloqueo a Berlín-1948.

[60] De Alianza y Asistencia Anglo-francesa, al que pronto se incorporó también al Benelux.

[61] De Unión Occidental.

[62] De Alianza sobre el Atlántico Norte, u OTAN, entre los 2 países norteamericanos y 10 países del occidente europeo.

[63] cf. MORENO YUSTE, A; El Tratado de Roma, ed. Historia 16, Madrid 1994, p. 10.

[64] Como ya había empezado a ejecutar la jurisprudencia, en los Procesos de Nüremberg-1945.

[65] Hacer algo más que también estaba siendo pedido a voces por el contexto de:

-aparición del político bloque soviético,
-amenaza de una miseria generalizada,
-presión militar norteamericana,
-evolución positiva del problema alemán,
-actitud favorable de la opinión pública.

            (cf. MORENO YUSTE, A; El Tratado de Roma, ed. Historia 16, Madrid 1994, p. 12).

[66] En que propone a sus colegas europeos la disposición de Reino Unido a entablar lazos políticos con la parte continental, basados éstos en sus puntos comunes de:

-nuevos conceptos de política,
-el valor de la vida,
-la unidad a través del Cristianismo,
-el clásico Imperio Romano, junto al racionalismo de la Ilustración.

[67] Respondiendo a las invitaciones de CHURCHILL, y empezando a ensamblar lazos políticos en los campos ya abiertos de la economía y la seguridad.

[68] Como planteaba el belga PAUL VAN ZEELAND.

[69] Como planteaban el belga HENDRIK BRUGMANS y el francés DENIS DE ROUGEMONT.

[70] Fundada por el bávaro RICHARD COUDENHOVE-KALERGI en 1923 sobre los ideales de una única Europa cristiana, bajo la bandera azul de 12 estrellas, y con la dinastía HABSBURGO como la regidora del destino europeo. Unión que fue abolida por los nazis, y nación con fuerza tras la II Guerra Mundial.

[71] Que todavía rescoldaban por muchos rincones de Alemania, a pesar de los bombardeos de la II Guerra Mundial, y que no dejaban ser puestas en funcionamiento por los tratados guerreros de Yalta y Potsdam.

[72] cf. SCHUMAN, R; Emitido del 9 mayo 1950, en Salón de l’Horloge del Quai d’Orsay, París 1950.

[73] Alemania, Bélgica, Francia, Holanda, Italia y Luxemburgo.

[74] Comunidad Europea del Carbón y el Acero.

[75] En la que el gobierno había dejado de intervenir en los cambios de divisas.

[76] Según los informes que envió desde Bruselas el 24 diciembre 1969.

[77] Plan presentado por el francés RAYMOND BARRE ante la Comisión Europea en 1967, y en el que planteaba la unión monetaria europea, única capaz de cumplir con lo pactado en el Tratado de Roma-1957 sobre la unión fiscal y el subsiguiente establecimiento del IVA. Proyecto que el ministro francés había propuesto para 3 fases consecutivas:

-mayor unión fiscal, mediante una formulación de los presupuestos estatales en común,
-unión política, mediante un reparto proporcional de escaños en los organismos CEE,
-unión monetaria, mediante una estabilidad de precios, déficit, deuda y tipos de interés.

[78] cf. LECERF, J; L'Or et les monnaies, histoire d'une crise, ed. Gallimard, París 1969.

[79] Clave que se tradujo en un mayor papel del eje franco-alemán (que pasaría a costear el 60% de los gastos).

[80] cf. ARAGON BLASCO, J. M; La política económica en Europa, ed. Puertes, Valencia 1971, p. 161.

[81] Pues en 1972 la CEE había ganado la adopción de los miembros nor-europeos de Dinamarca, Irlanda y Reino Unido.

[82] Que decía que:

-el trabajo crece hasta que se ha terminado el tiempo de su realización,
-los funcionarios multiplican subordinados, y se crean trabajo unos a otros,
-los gastos aumentan, hasta llegar al nivel de los ingresos,
-el tiempo empleado en cualquier asunto es inversamente proporcional a su importancia.

            (cf. PARKINSON, C. N; Parkinson’s Law: The Pursuit of Progress, ed. Grijalbo, México 1982).

[83] Pues en 1981 había ingresado Grecia, y en 1986 España, Portugal.

[84] Vieja guardia del Partido nazi alemán, y asesor económicamente al III Reich alemán, que había resultado ileso en los Juicios de Nüremberg-1945, y que pasó a ser agregado por ADENAUER para la causa alemana y posteriormente europea.

[85] cf. SOTILLO LORENZO, J. A; Un lugar en el mundo, ed. Catarata, Madrid 2006, p. 47.

[86] Unión monetaria que se conseguirá con la entrar en vigor el 1 enero 1999 de la nueva y única moneda del territorio CEE: el euro.

[87] A la que quedan supeditadas todas las políticas exteriores nacionales.

[88] Que relata que “en la práctica ya se ha cambiado el nombre de Consejo de Europa por el de Consejo de ministros, y de ahí que rote cada seis meses de mano en mano (cf. MARTIN GONZALEZ, Y; Manual de Documentación de la Unión Europea, ed. TREA, Gijón 2007, pp. 58-59).

[89] Chipre, Estonia, Chequia, Letonia, Lituania, Hungría, Malta, Polonia y Eslovenia, añadidos a los que en 1995 se habían incorporado (Austria, Finlandia y Suecia) y a los que 3 años después también lo harán (Eslovaquia, Bulgaria y Rumania).

[90] Constitución que, aparte de ser ratificada por cada país miembro (Tratado de Roma), debería ser ahora aprobada en propia y comunitaria sesión europea parlamentaria (sesión que se celebró en 2005, y en que se aprobó por 500 votos a favor, 137 en contra y 40 abstenciones).

[91] cf. BESNE MEÑERO, R; CANEDO ARRILLAGA, J. R; La Unión Europea, ed. Universidad de Deusto, Bilbao 2012, p. 30.

[92] Poderes legislativos, presupuestarios e internacionales, que tendrán que ser propuestos y aprobados por mayoría cualificada de sus 751 diputados, según el reparto de escaños entre países miembros, y según el principio de “proporcionalidad regresiva” (por el que los diputados de países más poblados representarán a más ciudadanos que los de menos poblados, sin bajar ninguno de ellos de 6 ni subir de 96).