Inmigración a Estados Unidos

 

            Tras la independencia de los EE.UU, se puede decir que ha habido dos grandes períodos migratorios a USA[1]:

-de 1880 a 1924, con una migración masiva europea, meridional y oriental,
-tras 1965, con una ola de migratoria de América Latina y Asia.

            No obstante, detengámonos en cada momento del proceso migratorio.

            La inmigración a América del Norte comenzó con la llegada de los colonizadores españoles en el s. XVI, y fue seguida por los colonos franceses e ingleses.

            En el s. XVII hubo una ola importante:

-de mano de obra libre y por contrato, de Inglaterra y otras partes de Europa,
-de importación a gran escala de esclavos procedentes de Africa y el Caribe.

            En el s. XVIII el debate se ha centrado orígenes de los inmigrantes. El primer censo estadounidense-1790 contaba con 4 millones de habitantes, de los cuales un 20% eran de origen africano y un 30% no ingleses. Cada nueva ola migratoria era recibida con cierto grado de hostilidad, por el temor de que los inmigrantes dañaran la sociedad estadounidense, y su hipotético anti-american way of life[2].

             En el s. XIX la hostilidad de los tradicionalistas estadounidenses hacia los extranjeros se aceleró en forma de ideología racial y antisemita, como parte de la conciencia americana y superioridad racial anglosajona. La Liga de Restricción de la Inmigración-1894, fundada en Harvard-Boston, abogó por una prueba de alfabetización para frenar la marea migratoria[3]. Las ciudades crearon guetos para los inmigrantes, a los que se ridiculizaba y consideraba como gente peligrosa.

            Algunos reformadores, como Jane Addams, empezaron a trabajar para aliviar los problemas migratorios de los barrios conflictivos. Otros, como Henry Adams, expresaron el nativismo y virulento antisemitismo.

            Así mismo, la Ley de Exclusión China-1882 fue el primer paso hacia una sociedad cerrada. Un conjunto diverso de grupos, desde el Movimiento Progresista del Medio Oeste hasta el Ku Klux Klan… lideraron una campaña tras otra para detener la inmigración de los “no deseados europeos”.

            En el s. XX la naciente pseudo-ciencia eugenésica apoyó las reivindicaciones de inferioridad de los inmigrantes, con el objeto de excluir a todos los inmigrantes. La Ley de Inmigración-1920 prohibió la reunificación familiar y puso unas cuotas obligatorias de origen nacional. La Ley Hart-Cellar-1965 de Inmigración y Nacionalidad fue el inicio del proceso inverso, con la idea de adquirir profesionales altamente cualificados. Se derogó la cuota de origen nacional y se permitió la reunificación de familias europeas.

            El sistema de preferencia migratoria llevó a numerosos médicos, enfermera e ingenieros asiáticos a emigrar a los EE.UU, cerrándose el paso a la inmigración venida de México. El Programa Bracero-1966 abrió la mano a la inmigración cubana reacia al régimen socialista. Tras la Guerra de Vietnam-1975 empezaron a llegar refugiados vietnamitas, camboyanos y orientales al régimen. En 1980 nuevos refugiados políticos llegaron de los países centroamericanos de Nicaragua, El Salvador y Guatema.

            En el s. XXI, en 16 años ha habido más de 30 millones de inmigrantes nacidos en los EE.UU, junto a los otros 30 millones de inmigrantes de 2ª generación (también nacidos en los EE.UU).


Migracion mexicana a EE.UU

            EE.UU es el país donde viven más mexicanos fuera de México[4], y está constituyéndose en la 1ª comunidad hispanohablante del planeta[5]. Se trata de un fenómeno meramente laboral, impulsado por la interacción de factores que operan en ambos lados de la frontera. A su vez, el funcionamiento de complejas redes sociales y familiares ha contribuido a propiciar rapidez informativa y operativa al proceso migratorio.

            De acuerdo al CONAPO[6], el flujo neto de mexicanos asciende a 400.000 anuales[7], lo que equivales al 10% de la población total de México. Se dice que Los Ángeles, una de las ciudades emblema de los EE.UU, es también la 2ª ciudad hispanohablante del planeta.

            Hoy día, 32 millones de mexicanos viven en los EE.UU[8]. Los mexicanos indígenas son el grupo más importante de migración hacia los EE.UU[9]. Y el grupo de mexicanos-americanos (nacidos en los EE.UU) suponen el 66% de los mexicanos totales en suelo norteamericano.


Presente y futuro de la Inmigración

            Hoy en día, EE.UU. acepta más inmigrantes legales permanentes que cualquier otro país en el mundo. En 2015, el número de inmigrantes legales ascendió a 60 millones de personas.

            Recientes leyes estatales relacionadas con la inmigración han sugerido[10]:

 

-la aplicación de las mismas leyes norteamericanas al resto de inmigrantes legales,
-la construcción de una barrera de 3.200 km. en la frontera EE.UU-México,
-la creación de un nuevo programa para trabajadores invitados.

 

            Con la Ley Arizona SB1070-2010[11], o Support Our Law Enforcement and Safe Neighborhoods Act, se pasa a:

 

-criminalizar a los inmigrantes sin documentos,
-considerar sospechosos de crímenes a todos los que por su aspecto puedan parecer inmigrantes.

 

            En general, EE.UU toma medidas duras contra los que albergan, contratan y transportan los extranjeros ilegales.

 

            En el futuro, y si las tendencias actuales continúan así, la población de los EE.UU se elevará de 300 a 440 millones en 2050[12], y el 82% del aumento se deberá a los inmigrantes llegados[13] y a sus descendientes nacidos[14] en EE.UU.

 

            En general, los porcentajes de población quedarán:

-2020: 67% blancos, 14% hispanos, 13% negros, 5% asiáticos,
-2050: 47
% blancos, 30% hispanos, 13% negros, 8% asiáticos.

            La población nativa de edad avanzada habrá también duplicado su tamaño en 2050, y la generación del baby boom habrá desaparecido. El número de estadounidenses en edad de trabajar será casi por entero inmigrante.

            Sin embargo, es importante observar que estas tendencias pueden cambiar, dadas las incertidumbres inherentes, como cambios en el comportamiento, nuevas políticas de inmigración... No obstante, y en cuanto a la relación trabajadores-no trabajadores:

-en 2010 había 100 trabajadores por 59 no trabajadores,
-para 2050 habrá 100 trabajadores por 72 no trabajadores.

 

MANUEL ARNALDOS, Molina de Segura, España

 

 Act: 25/01/16   @noticias del mundo           E D I T O R I A L    M E R C A B A    M U R C I A 

_______

[1] Cada uno de los cuales ha añadido más de 25 millones de inmigrantes.

             Lo que se trata de un proceso abierto, pues en el s. XXI ha habido años con más de 1 millón de inmigrantes legales anuales. Eso sí, los 70 millones de inmigrantes que han llegado a EE.UU desde su fundación han adquirido un sentido de continuidad histórica norteamericana, resultado de su socialización y educación.

[2] En 1751, BENJAMIN FRANKLIN ya se había quejado de la germanización de Pennsylvania. En 1844 los irlandeses no fueron considerados por ser católicos, y en Filadelfia se quemaron iglesias y otras propiedades irlandesas, bajo la campaña Movimiento no saben Nada.

[3] Mediante la que querían reducir la inmigración desde el sur y este de Europa, dado su “alarmante número de analfabetos, indigentes, delincuentes y locos… que pueden poner en peligro la supervivencia de América y su ciudadanía”.

[4] Al que le sigue otro país también muy identificativo del proceso: Canadá.

[5] Que de momento sigue siendo la propia México, seguida de España.

[6] Colegio Nacional de Población de México.

[7] A lo que hay que sumar los 440.000 mexicanos que suben a trabajar y regresan anualmente a su país natal, acogiéndose al Programa Bracero de trabajo temporal de los EE.UU.

[8] Destacando los 12 millones de California y 8 millones de Texas.

[9] Y los más perseguidos por la policía de frontera norteamericana, dada su condición de inmigración ilegal.

[10] Como ha sido el caso de la mayoría de estados norteamericanos. Pues cada estado tiene competencia para imponer su propia ley migratoria.

[11] Propuesta convertida en ley por la gobernadora JAN BREWER el 23 abril 2010, que entró en vigor el 29 julio 2010. No obstante, el 28 julio 2010, y 24 horas antes de su entrada en vigor, el juez BOLTON, en Phoenix, ordenó la suspensión de las cláusulas más polémicas de la norma que criminaliza la inmigración. El 11 abril 2011, a petición del presidente OBAMA, el tribunal de apelaciones estadounidense confirmó la suspensión de las disposiciones más controvertidas de la polémica ley migratoria del estado de Arizona.

[12] Según las proyecciones elaboradas por el Centro PEW de Investigación.

[13] 70 millones.

[14] 50 millones.